El Summer Game Fest fue un tostón, pero no todo lo del no E3 es para tirarlo por un terraplén
Eventos

El Summer Game Fest fue un tostón, pero no todo lo del no E3 es para tirarlo por un terraplén

Habrá quienes se escuden en aquello de "Geoff pidió que se redujesen las expectativas", pero tampoco creo que la calentada generada durante todo un año pudiese compensarse con eso. Ni con eso ni con un Summer Game Fest que, intentando esconderlo menos que nunca, esta vez dejó bastante que desear (no, evitar la filtración de The Last of Us tampoco habría salvado nada).

Horas después me sentaba ante la conferencia de Devolver y la decepción tardaba apenas unos minutos en despejarse. Cult of the Lamb, sin duda uno de los juegos de este año al que más ganas le tengo, tenía una demo en Steam para cerrar la noche por todo lo alto.

Cult of the Lamb, menudo delicioso pozo de horas

Con la excusa de anunciar su fecha de lanzamiento para el próximo 11 de agosto en todas las plataformas, la simpática oveja de Cult of the Lamb nos deja ver en Steam un par de mazmorras y unas pinceladas de lo que supondrá construir una secta desde cero.

A medio camino entre un action RPG y un juego de gestión, la idea es que vayamos ganando adeptos a base de derrotar jefes y minijefes en cada una de nuestras excursiones. Una vez liberados y colocados en casa, deberemos hacer todo lo posible por crear un poblado en el que se sientan cómodos y abastecidos para seguir trabajando como esclavos con una sonrisa en la cara.

Decenas de recetas de construcción, comida y mejoras anticipan un pozo que, al menos a priori, nos depara alrededor de 16 mazmorras en las que sobrevivir a hordas y aniquilar líderes rivales. Que sean procedimentales augura que aquí habrá juego para rato más allá de la derrota de sus cuatro grandes jefes.

Con un ataque ágil, una esquiva perfecta y un ritmo que está todo el rato echándote a la cara nuevas armas y poderes, es uno de esos pozos en los que voy a caer sin miedo alguno. Muy recomendable, la verdad.

Cult of the Lamb

Una noche para no repetir

La única decepción que podías echarle en cara a la conferencia de Devolver fue la bajona al comprobar que de The Plucky Squire no había demo. Es curioso como algo pequeñito pero de una calidad alucinante puede salvarte cualquier conferencia. Ojalá en la de Geoff hubiésemos visto mucho más de esto y menos de todo lo demás.

El no E3 promete ser una montaña rusa de grandes alegrías y profundas decepciones en las que esperamos que Xbox reparta más de las primeras que de las segundas. Queda mucho por mostrar y tiene una colección de estudios para enmarcar. Debería empezar a notarse.

Por lo demás, una de esas noches que ves venir a la legua. Salvo el girito de irme a dormir habiendo terminado la demo de Cult of the Lamb, no difirió mucho de lo que comentábamos unas horas antes en el GG, el programa que hacemos de lunes a jueves en nuestro canal de Twitch. Alargar una gala con material tocho para poco más de una hora es innecesario a no ser que quieras meternos anuncios por el gaznate.

Puede que el E3 no fuese perfecto, pero al menos era justo con el jugador que lo disfrutaba desde la distancia. Las noches de conferencias podían alargarse hasta altas horas de la madrugada, pero eran trepidantes y siempre había algo de lo que alegrarse. Lo del Summer Game Fest es un evento con un único protagonista que está constantemente prometiéndonos la Luna para después entregarnos el remake de un remaster.

Temas
Inicio