Publicidad

La reinterpretación del mapa Operación Metro en Battlefield V, una sensacion más positiva de lo que esperaba (pese a sus cambios)
FPS

La reinterpretación del mapa Operación Metro en Battlefield V, una sensacion más positiva de lo que esperaba (pese a sus cambios)

Publicidad

Publicidad

El mapa Operación Metro en Battlefield 3 es una de las pocas excepciones para la saga de DICE al salirse de la norma habitual en los escenarios de batalla, al huir de los espacios abiertos y fomentar el caos absoluto por culpa de sus cuellos de botella. Y pese a todo, gustó mucho y se convirtió en uno de los favoritos.

Cuando EA anunció los próximos mapas para Battlefield V, sorprendió la adición de Operación Bajo Tierra, una reinterpretación de dicho mapa parisino. Y desde hace dos semanas, se encuentra disponible, de manera gratuita, para todos los usuarios de PC, PS4 y Xbox One. Y como el original me trae tan buenos recuerdos no podía perderme su regreso, aunque no sea una recreación exacta.

Un mapa parecido, pero no igual

Battlefield V

No es la primera vez que se revisita el mapa de Operación Metro, puesto que en uno de los DLC de Battlefield 4 se actualizó, pero en este caso estamos ante una reinterpretación completa de lo que evocaba ese escenario donde el mayor protagonista era su línea de metro, en una de las zonas de París.

La primera sensación que me invadió al adentrarme en Operación Bajo Tierra fue de nostalgia absoluta, porque se respetan los pilares esenciales de aquel mapa de 2011, pero a la vez parece diferente, no solamente por la ambientación (el original de Battlefield 3 se situaba en un período más actual mientras que en Battlefield V estamos en la Segunda Guerra Mundial, por lo que se nota el cambio en edificios, vehículos y, por supuesto, los soldados y su equipamiento), sino por otras modificaciones en el diseño.

DICE ha evitado los cuellos de botella al ofrecer más rutas en el interior del metro, por lo que ya no se llegan a formar las mismas grescas que antaño... lo que no quita que siga habiendo zonas muy propensas a la acumulación de soldados que intentan llegar a los puntos clave para tomar o defender, pero no es algo tan exagerado como en Operación Metro ni otros mapas de la saga, como uno en Vietnam que era una auténtica locura...

Se han mantenido, eso sí, los tres puntos clave del mapa original, con dos partes situadas en el exterior (una por bando) y la parte central bajo tierra, siendo un mapa que sigue funcionando muy bien en los modos clásicos de Battlefield: Asalto y Conquista. Especialmente en el primero, personalmente.

Las fortificaciones le dan otro toque distinto

Battlefield V

Más allá de la ausencia de las facilidades tecnológicas que nos brindaba ese mapa de Battlefield 3 y su "remasterización" para Battlefield 4 teniendo en cuenta su ambientación histórica, como los gadgets de Reconocimiento, cierto es que ambos capítulos marcaban la diferencia en lo relativo a los vehículos. Y como en ninguna de esas entregas se podían controlar tanques y demás en Operación Metro, en Battlefield V tampoco es la excepción.

Sí, Operación Bajo Tierra sigue siendo un mapa exclusivamente a pie, por lo que todo el peso recae en las clases de soldado y las armas representativas de la Segunda Guerra Mundial. Ahora bien, el punto diferenciador lo ponen, como es lógico, las fortificaciones, puesto que habrá un montón de puntos calientes donde podremos levantar defensas para, por ejemplo, entorpecer el paso del enemigo a la hora de tomar los puntos Alpha y Bravo en Asalto, hasta el punto de bloquear completamente los accesos por algunas escaleras.

La imagen es bastante curiosa en ciertos tramos de las partidas, porque hay una parte central del mapa donde hay varias torretas que controlan ambos accesos de los túneles y se pueden llegar a defender casi por completo esas torretas para que al enemigo le resulte de lo más engorroso subir hasta ahí.

Al principio me chocaron ciertas decisiones de diseño, pero lo cierto es que al final han acabado por convencerme los cambios y resulta, en líneas generales, una reinterpretación bastante interesante de Operación Metro. Y obviamente, a nivel visual es más bruto que el original de 2011.

Temas

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Inicio
Compartir