Compartir
Publicidad
Guía de Bloodstained: Ritual of the Night: cómo ver el final bueno del modo historia
Guías y trucos

Guía de Bloodstained: Ritual of the Night: cómo ver el final bueno del modo historia

Publicidad
Publicidad

Ahora que ha pasado una semana, lo más probable es que te hayas pasado la historia de Bloodstained: Ritual of the Night. Y, seguramente, con el final malo. Porque para ver el final bueno hay que seguir unos pasos un tanto rebuscados, un poco en la línea de Castlevania: Symphony of the Night.

Es por ello que te traemos una guía para desbloquearlo. Pero ojo, que habrá SPOILERS, con unos cuantos que te chafarán varias sorpresas. Si sigues leyendo, hazlo con sumo cuidado pese a que omitamos detalles importantes a nivel visual para evitar, precisamente, ese tipo de disgustos. Ahora bien, sí que haremos mención desde el comienzo al jefe del final malo. ¿Preparado?

Antes del duelo contra Gebel, haz todo esto

Bloodstained

El duelo final contra Gebel, en el Salón del Término, parece el definitivo. Pero si quieres desbloquear el final bueno, tendrás que dar una serie de vueltas por otras zonas ocultas del castillo y sus alrededores, como sucedió con Alucard. Pero no, esta vez no habrá castillo invertido. O casi.

Antes de adentrarte en la sala donde te enfrentarás a Gebel deberás viajar al fondo del castillo, teniendo que desbloquear obligatoriamente el fragmento Torrente de Agua dentro de una sección del canal subterráneo prohibido.

Aquí tienes nuestra guía con esa parte...

Si quieres la parte resumida:

  • Extrae la sangre de la fuente de sangre de la "Entrada" del castillo usando el fragmento Robo de Sangre que te concedió La Exangüe.
  • Explora el canal subterráneo prohibido hasta dar con un puente de madera destruido, puesto que en la agua situada abajo estará el demonio Dimarmo que te concederá el fragmento Torrente de Agua.
  • Usa dicho fragmento para bucear (disparando en sentido opuesto) y viaja hasta la parte sureste del mapa, hasta dar con el desierto oculto.
  • Lucha contra el jefe de ahí para obtener el fragmento Buceo Profundo.

Siguiente objetivo: viajar a la Cueva Infernal

Bloodstained

Gracias al fragmento Buceo Profundo podemos usar el fragmento Rayo Reflector debajo del agua, lo que nos permite acceder a la Cueva Infernal desde la parte suroeste del canal subterráneo prohibido, con ese pequeño paso que nos imposibilitaba acceder, incluso aunque nos deslizásemos.

En esa sala habrá un Glashtyn que nos convendría matar en repetidas ocasiones hasta obtener el fragmento Velocidad Anfibia para aumentar la velocidad de buceo. Al obtenerlo y usar el Rayo Reflector para seguir por lo que queda de cueva, llegaremos hasta el laboratorio de hechicería secreto.

Ahí no habrá nada reseñable, salvo un jefe de lo más especial. Tras esto, la siguiente región es la de la Cueva Infernal, cuya dificultad se dispara, ojo.

Lo importante de esta zona es, principalmente, su jefe, del cuál obtendremos el fragmento Inversor, que nos permitirá invertir la gravedad. Muy útil.

El secreto de la Torre de los Dragones Gemelos

Bloodstained

Ahora que contamos con el fragmento Inversor, hay que ir hasta la Torre de los Dragones Gemelos para conseguir la armadura Pechera de égida.

Está situada en la segunda torre, donde nos enfrentamos a Valac. Hay que bajar del todo, hasta la entrada del fondo (ver imagen superior del mapa) y desde ahí usar el fragmento Inversor para ascender hasta arriba del todo.

Ahí estará el cofre que nos dará la pechera de égida, armadura que "anula el daño de trampas y los peligros del entorno". Efectivamente, ahora no nos dañarán los pinchos, por lo que nuestro siguiente objetivo será...

A subir por la primera torre de Arvantville

Bloodstained

Toca volver al inicio del mapa, a nuestra base de operaciones en Artvantille. Porque desde ahí tenemos que subir por la primera torre de la entrada al castillo usando el fragmento Inversor hasta dar con la trampa de pinchos.

Aquí tocará usar el fragmento de efecto Vitralus, para mover la trampa. Después, ya con la pechera de égida equipada, seguir subiendo la torre hasta llegar a la siguiente región del castillo: laboratorio de hechicería oriental.

Ahí será importante el objeto que nos concederá su jefe, Zangetsu (sí, otra vez él): nos dará su espada Zangetsuto, capaz de cortar (literalmente) lunas.

Usa la Zangetsuto contra la luna roja de Gebel

Bloodstained

Ahora que contamos con la "cortalunas" Zangetsuto, toca reintentar el duelo contra Gebel con una peculiaridad: habrá que hacerle daño hasta que la luna se ponga roja. Esa será nuestra oportunidad para cortar la luna.

Al hacerlo, Gebel recobrará su consciencia antes de dar sus últimas palabras.

¿Y ya está todo? No.

Ahora viene lo difícil.

¡Corta la luna del Jardín del Silencio!

Bloodstained

Nuestro último objetivo será dar con Gremory y para ello habrá que ir hasta el Jardín del Silencio, a una de las salas alargadas encima del cochero. Con la imagen superior del minimapa no debería haber ningún problema.

Ahí tocará cortar la luna roja para que salga Gremory y nos lleve hasta la última región del castillo, la Guarida de Bégimos. Tranquilo, que podrás usar el viaje rápido y la transpiedra tantas veces quieras. No hay bloqueo.

Esta región, dividida en varias partes, es la más exigente de todo el juego, en parte por lo diminuta que se muestra Miriam en comparación con el resto de demonios. Por lo demás, no tiene pérdida alguna hasta el jefe final. Lo bueno es que tras el último duelo (no diremos quién) veremos el verdadero final.

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio