Compartir
Publicidad
Quiero jugar en realidad virtual, ¿qué casco me conviene?
Guías y trucos

Quiero jugar en realidad virtual, ¿qué casco me conviene?

Publicidad
Publicidad

La realidad virtual actual dista mucho (y para bien) de aquella que se nos presentó en 2016: por fin afloran las propuestas de juego contundentes por encima de las experiencias inmersivas, y el panorama que se dibuja en el horizonte resulta especialmente prometedor. Llegados a este punto es probable que te hayas propuesto hacerte con un sistema de VR. Y claro, no todos son iguales.

Hay muchos elementos a considerar a la hora de plantearnos cómo jugar en realidad virtual. Nuestro presupuesto, el tipo de experiencia que queremos obtener o el simple hecho de que si nuestro PC está preparado para el dispositivo en cuestión. Además, claro, de las inversiones a posteriori en cuestión de sensores extra, por ejemplo.

En VidaExtra vamos a abordar cada contexto posible y ofrecerte el dispositivo que mejor encaja con cada uno. Pensando en el tipo de experiencia que quieres tener, pero también en el hecho de que en la actualidad hay una opción para cada tipo de usuario. Queremos que encuentres a la primera un visor que realmente disfrutes.

Oculus

Como es de esperar, hemos acompañado cada propuesta con un videoanálisis elaborado por nuestros compañeros de Xataka e IGN, así como su precio y la web oficial, desde donde podrás obtener más información sobre sus respectivos detalles y especificaciones, así como las tan necesarias pruebas de hardware… Siempre y cuando sean necesarias.

Hablemos de la experiencia de realidad virtual en móviles y Switch

El principal trampolín para la experiencia de realidad virtual son los dispositivos móviles. A fin de cuentas, son la opción más económica y los terminales actuales están sobradamente preparados para ofrecer una experiencia decente. Sin embargo, existe un escalón de calidad a la hora de jugar que hace que abordemos esta alternativa separada del resto.

La propia Oculus se ha aliado con Samsung para ofrecer dispositivos interesantes, como unas Samsung Gear VR (valoradas en 129 euros) que cumplen holgadamente con lo que se puede esperar de la experiencia VR en móvil. 

Hay alternativas muy económicas en móvil, como unas Hamswan cuyo precio no llega a los 20 euros o unas Cardboard de Google que no llegan ni a los nueve euros. Pero claro, la actual realidad virtual ofrece contenidos demasiado interesantes como para limitarnos a estas opciones.

A

Mención aparte la propuesta de Nintendo en este campo: el Kit VR de Nintendo Labo ofrece un lote de alternativas de juego sencillo y divertido que se expande con cada kit adicional y la compatibilidad con algunos juegos ya disponibles. 

El lote completo de experiencias por diseñadas por la Gran N se puede obtener actualmente por unos 70 euros, siempre y cuando ya tengamos una Nintendo Switch.

Así, en caso de que queramos coquetear con el formato y disfrutar de experiencias más ligeras, cualquiera de estas alternativas será un paso comedido hacia la realidad virtual a cambio de una inversión asumible.

Para todos los demás casos, te ofrecemos a continuación alternativas con las que podrás disfrutar de experiencias del calibre de Project CARS 2, Resident Evil 7, Beat Saber o Skyrim. Propuestas de conducción, terror y aventura inmersivas que le sientan de maravilla al formato.

El mejor punto de partida: Oculus Quest

La opción más sugerente hasta la fecha. El dispositivo todo en uno de Oculus aborda la realidad virtual sin tener que depender de un ordenador y prescindiendo de cables. ¿El truco? Integrar todos los sensores en el propio dispositivo. 

Así, el visor de realidad virtual de Oculus destaca en sencillez y comodidad al tiempo que ofrece un generoso catálogo de juegos. A lo que hay que sumar dos ventajas para los que no quieran complicaciones: configurarlo es sencillísimo y -a diferencia de otras alternativas- su diseño y posibilidades nos ponen muy fácil que lo saquemos de casa.

Si tienes una PS4 en casa: PlayStation VR

La apuesta de PlayStation por la realidad virtual viene avalada por un contundente catálogo de exclusividades marca de la casa, así como la posibilidad de llevar propuestas como Gran Turismo, Resident Evil 7 o Ace Combat a su terreno.

PlayStation VR es una alternativa muy asequible en caso de que ya contemos con una PS4 y que actualmente todos los packs incluyan la PS Cámara lo hace la opción perfecta para los jugadores de sofá y Dualshock. Eso sí, varias de sus experiencias se disfrutan más con los PS Move.

¿Buscas tecnología de vanguardia?: Valve Index

Tras una dilatada y fructífera asociación con HTC, la propia Valve ha decidido poner sobre la mesa su propio sistema de realidad virtual. Eso sí, no se ha andado con chiquitas a la hora de ensamblar los componentes de sus dispositivos: dos LCD RGB de 1440x1600 píxeles del visor, una velocidad de fotogramas de hasta 144 Hz, lentes inclinadas de doble elemento…

Una opción que no es económica y cuyo precio puede ascender si sumamos estaciones base extra, sin embargo, el verdadero precio a pagar para obtener esta calidad de experiencia será el PC que necesitaremos para alcanzarla: una GPU NVIDIA GeForce GTX 970 y requiere sí o sí DisplayPort.

Confort partiendo con presupuesto limitado: Oculus Go

De la mano de Xiaomi, Oculus ofrece un modelo todo en uno que -pese a su precio- se desmarca de lo visto en otros visores asociados a móviles con las bazas de que el sólo necesitaremos nuestro teléfono para acceder a la tienda o actualizar el software. Eso sí, sin tener que acoplarlo físicamente al dispositivo.

Una alternativa muy interesante que encuentra su punto fuerte en el visionado de películas y experiencias de juego ligeras, ya que su procesador Snapdragon no iguala lo que esperamos ver de un juego de PC actual. Un factor que se suma a que el controlador incluido en el pack no juega en la misma liga -ni se aproxima- a los de otros modelos de cascos que verás aquí.

Si buscas un equilibrio entre calidad y precio: Oculus Rift S 

El buque insignia de la realidad virtual de Oculus es, a la vez, una revisión de Oculus Rift a un precio mucho más atractivo. Eso sí, una revisión en la que las mejoras son palpables: el visor ofrece lentes de nueva generación y una pantalla que gana en nitidez, prescindiendo además de los engorrosos sensores externos al integrarlos en el propio dispositivo. 

Otra de las grandes mejoras de Oculus Rift S es que, a diferencia del modelo original, se incluyen dos controladores Touch, convirtiendo el conjunto en una opción razonablemente asequible y de calidad, siempre y cuando nuestro equipo esté preparado para extraer todo su potencial.

Si quieres la mayor cantidad de juegos: HTC Vive

HTC diseñó su sistema de realidad virtual acorde a lo que muchos teníamos interiorizado como experiencia VR. Como resultado, el hardware de su visor no solo ha aguantado de manera muy digna el paso del tiempo, sino que cuenta con el mayor catálogo de experiencias del mercado. Incluyendo esos lanzamientos estrella inicialmente exclusivos de Oculus.

Si nos fijamos en sus especificaciones veremos que las HTC Vive dejaron de ser el modelo de vanguardia de cara a la realidad virtual, lo cual se traduce en una reducción de precio que -paradójicamente- las hace mucho más interesantes de cara a dar el salto al formato. Eso sí, si queremos estar al filo de la tecnología, tanto Valve como HTC tienen algo que decir con Index y HTC Vive Pro respectivamente.

Si el precio no supone un problema: HTC Vive Pro

El nuevo modelo de HTC Vive supone una evolución enorme en cuestión de calidad, confort y funciones que le han valido el galardón al mejor headset de realidad virtual de 2018 en los VR Awards y que, por otro lado, es correspondida con su correspondiente diferencia de precio.  

A la hora de abordar este salto en cuestión de resolución, movilidad y prestaciones quizás nos convenga más adquirir el Full Kit (la diferencia de precio está en torno a los 200 euros) y ofrecen más alcance, así como mandos y estaciones de nueva generación. Y si necesitamos un extra de libertad de movimiento sin cables, podemos añadir el WiGig al carrito. Total, ya puestos...

Los próximos sistemas de Realidad Virtual

D63bafc58ac1ef7ded159d2b8659aadb

La próxima generación de consolas ya asoma y con ella se espera el siguiente impulso visual en los juegos. En este sentido, tanto Sony como Slightly Mad Studios y su Mad Box ya nos adelantan que la realidad virtual ganará protagonismo -a su propio ritmo- en los próximos años.

Oculus ha diversificado sus de opciones, ofreciendo soluciones y precios para todos los perfiles mientras que corresponde con los más jugones con un catálogo de títulos sólido. 

El futuro de HTC está ligeramente más definido tras el anuncio de VIVE Cosmos, aunque su promesa de ofrecer una experiencia Premium nos hace pensar que su precio puede llegar a ser una barrera a considerar.

Al recoger papeles la conclusión es clara: la realidad ya ha conseguido despegar  y sus juegos y precios la hacen (por fin) razonablemente asequible a todo el que esté realmente interesado en ella. Sobre todo si, tras ver nuestro repaso a las opciones actuales, tienes un poco más claro que dispositivo encaja mejor con tus planes.

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio