Publicidad

PlayStation no fue lo único que mató a Dreamcast, según Peter Moore

PlayStation no fue lo único que mató a Dreamcast, según Peter Moore
44 comentarios

No se me ocurre una consola que hayamos llorado más que Dreamcast. El consolón de Sega tenía un catálogo que era pura locura, pero la mala suerte y las decisiones de su compañía acabaron machacando a lo que siempre se ha considerado como una máquina adelantada a su tiempo.

En una reciente entrevista Peter Moore, presidente de Sega América por aquella época, ha recordado cuáles fueron los problemas y obstáculos que acabaron poniendo la zancadilla a la mítica consola. Sony y su PS2, como todos ya dábamos por hecho, fueron uno de los principales.

"PlayStation hizo un gran trabajo MID-iendo a Sega y Dreamcast: Miedo, Incertidumbre y Duda. El jugador amaba y sigue amando su Dreamcast, pero con el posicionamiento de PS2 -cosas como el Emotion Engine- hicieron lo que Sony hace muy bien, fueron a tope, y ellos han hecho eso con cada iteración de PlayStation desde entonces".

Sin embargo hay algo más, según Moore, que ayudó enormemente a colocar el clavo sobre el ataúd de Dreamcast y Sega. Al parecer el desarrollo japonés distaba mucho de ser el ideal para preparar una estrategia y poder predecir acontecimientos.

"Quedaba cada vez más claro cuando veías el estilo de desarrollo japonés de la época.  Consistía en dejar a los desarrolladores averiguar qué quieren hacer y luego ellos te dejarán saber qué harán.
A veces en la fase de prototipo, pero en ocasiones incluso cuando llegaba a alpha. Sólo entonces sabías qué estaba haciendo tu equipo.
Sega tenía a nueve equipos de desarrollo trabajando en proyectos de esta forma, y en el mundo moderno eso no ocurre".

Moore, que sigue orgulloso de lo conseguido por la máquina a nivel de reconocimiento por parte de público y crítica, cree que el hecho de ser una máquina demasiado enfocada al mercado nipón en un mercado que estaba girando hacia occidente les pasó factura.

"Cuando el fenómeno de GTA empezó a crecer estuvo claro que, a pesar de la controversia inicial, ese era el camino que estaba tomando la industria.
Pero nuestro contenido seguía siendo japonés. Ya sabes, todo estaba rodeado de espadas de samurai, o ninjas, o peces, o fantasía. Sí, en realidad lo vimos venir".
Temas

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Inicio

Explora en nuestros medios