Publicidad

Acusan a Rocksteady de promover conductas inapropiadas y no haber hecho nada para remediarlo en casi dos años (actualizado)

Acusan a Rocksteady de promover conductas inapropiadas y no haber hecho nada para remediarlo en casi dos años (actualizado)
30 comentarios
Actualización 19/08/2020 a las 21:23: Rocksteady afirma haber recibido una nueva carta firmada por siete de las diez mujeres que firmaron la primera, las cuales siguen trabajando en el estudio. Se ha hecho pública a través de la cuenta de Twitter de Rocksteady, y aseguran que no ha sido solicitada de ninguna manera.
Esta nueva carta contradice a la fuente que habló con The Guardian y que acusaba a la desarrolladora de inacción. Explican que sí se tomaron acciones inmediatas: se organizaron una serie de encuentros con las mujeres del estudio donde tenían un espacio seguro para hablar de sus problemas, además de darles más voz a la hora de tomar decisiones creativas y de representación.
"Ninguna de las empleadas que siguen actualmente en el estudio y que firmaron la primera carta fueron contactadas acerca de la publicación de la carta en los medios hasta que nos lo dijo el estudio". Rocksteady sigue trabajando en dar una respuesta pública oficial.

En noviembre de 2018, diez de las 16 mujeres que trabajaban en Rocksteady (creadores de la saga Batman Arkham) en aquel entonces firmaron una carta con la que expusieron la conducta inapropiada de ciertos miembros del estudio hacia ellas, incluidos jefes. Sin embargo, esta ha permanecido en secreto hasta ahora.

Una de las firmantes de la susodicha carta se ha puesto en contacto con el medio The Guardian para hablar sobre el tema, que hasta ahora no había salido de la compañía. En la carta denuncian una cultura laboral con "insultos hacia la comunidad transgénero", y en la que "se hablaba de una mujer de manera peyorativa o sexual con otros compañeros de trabajo". Además de darse acoso sexual "en forma de avances no deseados, miradas a ciertas partes del cuerpo de las mujeres, y comentarios inapropiados en la oficina".

La principal queja de esta firmante es que, tras casi dos años, Rocksteady no ha hecho nada para remediarlo. Como mucho, explica que tuvieron un seminario de una hora sobre conductas inapropiadas que todos los empleados de la misma tuvieron que firmar para confirmar que lo habían presenciado. Pero nada más.

Tras conocer la existencia de la carta, The Guardian habló con la propia desarrolladora, quien ha reconocido abiertamente estos sucesos:

En 2018 recibimos una carta de algunas de nuestras empleadas donde expresaban las preocupaciones que tenían en aquel momento, e inmediatamente tomamos medidas firmes para abordar estas cuestiones que se habían puesto sobre la mesa. Durante los dos años siguientes hemos escuchado con atención a nuestros empleados y hemos aprendido de ellos, trabajando para que todas las personas del equipo se sientan apoyadas. En 2020 nos apasiona mucho más que nunca poder seguir desarrollando nuestra cultura inclusiva, y estamos determinados a dar la cara por todo el personal.

Parece que ahora Rocksteady se ha decidido por fin a mover ficha. Justo después de emitir este comunicado, el estudio organizó una reunión para toda la compañía donde, por primera vez, se habló de la carta. Según parece, se han comprometido a tomar cartas en el asunto con nuevas iniciativas en pos de lograr una cultura laboral más saludable, aunque no se han detallado específicamente cuáles serán.

Hasta ahora, la carta no se había hecho pública por dos razones. Por un lado, Rocksteady es un estudio muy dedicado al secretismo, no solo en este ámbito; por otro, las empleadas que la firmaron temían que si dejaban la compañía en malos términos no se acreditaría su trabajo en Suicide Squad: Kill The Justice League, su nuevo juego.

La firmante que se puso en contacto con The Guardian asegura que "el 97-98% de los desarrolladores son gente increíble, y es injusto que esto les salpique solo porque a unos pocos no se les ha controlado debidamente".

Este caso llega en pleno escándalo de Ubisoft, compañía que durante los últimos dos meses se ha visto envuelta en acusaciones por conducta inapropiada, acoso y abuso sexual. Muchos de los altos cargos de Ubisoft que estaban en el centro de las acusaciones han sido despedidos o han dimitido. En la reciente reunión de Rocksteady para hablar sobre la carta, el caso de la firma francesa fue uno de los que se pusieron como ejemplo.

Temas

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Inicio

Explora en nuestros medios