Chris Avellone rompe su silencio tras las acusaciones de acoso sexual, se defiende y presenta una demanda contra más de 100 personas

Chris Avellone rompe su silencio tras las acusaciones de acoso sexual, se defiende y presenta una demanda contra más de 100 personas
71 comentarios

Uno de los escritores y desarrolladores de videojuegos más prolíficos de la industria, Chris Avellone, ha respondido tras un año de silencio a las acusaciones de acoso sexual que varias mujeres habían realizado contra él. Lo ha hecho a través de un extenso comunicado en el que se defiende de dichas acusaciones y expone su punto de vista respecto a esta situación.

Todo se origina en el año 2020, cuando Karisa Barrows, una mujer con la que Avellone mantuvo una relación, le acusó de emborrachar a jóvenes y llevarlas a su habitación de los hoteles. Es a partir de la argumentación de Barrows que el responsable ha aclarado que "las acusaciones de Karissa y Kelly [otra amiga] son falsas (...) Nunca he violado el consentimiento de nadie, nunca. La historia de Karissa sobre los dos besándonos fuera de su habitación de hotel fue consensuada".

Avellone entiende que nadie saliera en su defensa, ya que "no es culturalmente apropiado defender a nadie acusado de estas cosas, incluso si las acusaciones no han sido verificadas". Asegura que manejar este tipo de temas en las redes sociales es realmente peligroso, señalando Twitter como el peor lugar posible.

Como sabemos, tanto Techland como Gato Studio, entre otros, fueron estudios que tomaron las medidas para cortar la relación que mantenían con Avellone. Señala que estas empresas no hicieron "ninguna investigación que yo sepa", aunque lamenta que "las empresas ni siquiera pueden pedir tiempo para investigarlo sin dar la impresión de que no creen en las acusaciones, por infundadas que sean, porque incluso la insinuación de una demora o el deseo de saber más se juzgará y serán canceladas también"

La prensa también recibe su ración de culpa. Si bien Avellone tomó "medidas para evitar Internet y evitar cualquier contacto con el mundo exterior" y asegura que "parte de la prensa no me contactó en absoluto". Afirma que "la prensa de videojuegos no necesita verificar los hechos, todo lo que necesitan hacer es informar que alguien dijo algo".

Avellone apunta que si bien se ha mantenido callado para "permitir que se escuchen todas las voces", ahora tiene claro que "los ataques contra mí fueron hechos con malicia. Estoy listo para defenderme y dejar las cosas claras"

Demanda colectiva y respuesta de Karissa

A través de Kotaku, Avellone ha realizado más declaraciones, una de ellas de vital importancia, ya que ha compartido una demanda en la que acusa hasta 100 personas de realizar difamaciones contra él. En el texto legal se recoge que "ha perdido el empleo y continúa perdiendo el empleo en una cantidad que se probará en el juicio". Además, también se asegura que "ha sufrido vergüenza, mortificación y sentimientos heridos como resultado de las difamaciones de Barrows".

El medio también se ha puesto en contacto con Karissa Barrows, la cual se ha limitado a contestar que "respaldo mi historia y las historias de las otras mujeres que se presentaron. Dijimos la verdad. No tengo la libertad de hablar más sobre la situación en este momento por razones legales".

Fotografía|Luna Cruz (CC BY-SA 2.0)

Temas
Inicio