Compartir
Publicidad

Continúan los problemas en Riot, creadores de League of Legends: más de 150 empleados se lanzan a la calle en señal de protesta por sus condiciones laborales

Continúan los problemas en Riot, creadores de League of Legends: más de 150 empleados se lanzan a la calle en señal de protesta por sus condiciones laborales
15 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Se cumplieron los vaticinios que hablaban de la posible huelga por parte de los empleados de Riot Games para denunciar las condiciones laborales a las que están sometidos en la compañía. Más de 150 empleados han salido a la calle en señal de protesta, gritando distintas proclamas y enarbolando carteles con referencias a la compañía responsable de League of Legends.

Dos son los principales motivos de este descontento, que lleva ya varios meses cociéndose en las oficinas de la compañía situada en Los Ángeles: la primera, la existencia de una cultura sexista que permite una brecha salarial entre sus empleados, entre otras cosas; la segunda, las cláusulas de arbitraje privado en los contratos, que impiden a los trabajadores recurrir a la justicia ordinaria para denunciar estas situaciones.

Jocelyn Monahan, una de las empleadas de la compañía que encabezan esta protesta, describe sus objetivos de la siguiente manera:

Pedimos que estas cláusulas de arbitraje forzoso sean eliminadas para todos, ya sean ex empleados, trabajadores actuales o futuros miembros del equipo de Riot; incluyendo a los trabajadores temporales y a aquellos que ya se encuentran en medio de dicho proceso legal.   
[..] Nosotros somos quienes hacemos grande a Riot. Quiero que sintamos solidaridad y conexión entre nosotros, que estemos unidos. Quiero que todos sintamos que se nos escucha, y que nuestras voces son importantes. 

Hacia el final de la protesta, tanto Monahan como varios de los empleados que han participado en ella han declarado que, de no existir un acuerdo con respecto al arbitraje forzoso el día 16 de mayo, emprenderán nuevas acciones contra ellos.

Sin Titulo 4

Mientras, la compañía ha emitido un breve comunicado asegurando que respetan su decisión y que no permitirán "ningún tipo de represalia contra aquellos que hayan participado". Un mensaje que no parece convencer a sus empleados, quienes dicen estar preparados ante cualquier respuesta negativa por parte de la compañía para seguir ejerciendo sus derechos.

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio