Compartir
Publicidad

Cuando los videojuegos saltan el tiburón

Cuando los videojuegos saltan el tiburón
2 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Si sois aficionados al mundo de las series de televisión y a su particular jerga, estaréis familiarizados con la expresión "saltar el tiburón", que tiene su origen en la (ejem) mítica producción 'Días felices', la cual se vio obligada a recurrir a una escena tan delirante como poner a Fonzie saltando sobre un tiburón mientras hacía esquí acuático para intentar así recuperar la atención de sus seguidores en un momento donde su calidad y su éxito habían empezado a decrecer de forma más que evidente.

La expresión se ha ido extendiendo hasta otros ámbitos de la cultura popular para representar ese momento en que los creadores de un producto intentan reverdecer los laureles del pasado en un golpe arriesgado y que, a ser posible, resulte de lo más ruidoso. A veces, saltar el tiburón puede salir bien a corto o medio plazo, atrayendo al público del pasado o a una nueva hornada de seguidores, pero lo más habitual en estos casos es hablar de declives imparables.

Seguro que, ante esta descripción, muchos ya estaréis imaginando numerosas sagas de videojuegos que han dado el salto al tiburón en un intento de seguir siendo relevantes dentro de un mercado voraz y siempre ansioso de nuevos competidores capaces de llenar de billetes las arcas de las compañías. Ejemplos desde luego no faltan, por suerte o por desgracia, así que me voy a lanzar a repasar algunos de los más sonados, analizando la situación que les llevó a verse entre la espada y el escualo.

Las mascotas ante el tiburón

sonic_shadow_and_silver_wallpaper_by_sonicthehedgehogbg-d5qxvqn.jpg

Obviamente, la expresión que estamos tratando está plenamente sujeta a la opinión de cada uno, siendo imposible que todos estemos completamente de acuerdo en qué sagas han saltado el tiburón y cuándo lo han hecho. No obstante, creo que hay un caso en el que podemos alcanzar cierta unanimidad: 'Sonic the Hedgehog'. Todos queremos mucho al buen erizo de Sega, pero es evidente que desde hace ya unos cuantos años vive en un constante intento de recuperar una gloria que, muy posiblemente, le ha sido ya negada para siempre.

El punto de no retorno para el Erizo se produjo con 'Sonic Heroes', a partir del cual ya nada volvió a ser lo mismo.

Eso sí, el instante en el que dicha tendencia comenzó puede ser sujeto de un intenso debate: habrá quien piense que se produjo incluso antes del paso a las tres dimensiones, quien marque dicho punto de inflexión como la clave y quien retrase un poco más el inevitable destino para Sonic. En mi opinión, los dos 'Sonic Adventure' aún merecen una buena consideración dentro de la franquicia, aunque ambos evidenciaban ya las dificultades de Sega para mantener la frescura de su mascota. No obstante, creo que el punto de no retorno se produjo con 'Sonic Heroes', a partir del cual ya nada volvió a ser lo mismo; es cierto que algunos momentos decentes han caído por el camino, pero nada capaz de negar la evidencia de que este personaje saltó el tiburón con todas las de la ley.

zero-megaman1.jpg
Pero bien es sabido que la de Sega no es la única mascota que se ha visto obligada a sufrir esta tesitura. ¿O qué me decís de Capcom y su eterno 'Mega Man'? Con más de cincuenta entregas publicadas en decenas de plataformas, los intentos por mantener la frescura de la licencia han pasado por numerosos intentos como las líneas alternativas 'Mega Man X', 'Mega Man Zero', 'Mega Man Battle Network', 'Mega Man Star Force' o incluso la descarada (y acertada) apuesta por el retro más puro de los últimos capítulos de la saga original.

Y el caso es que, siendo justos, hay muchas entregas dentro de esas múltiples apuestas alternativas que gozan de un elevado nivel de calidad. No obstante, cada nuevo golpe de timón, cada nueva rama abierta en una franquicia a la que es prácticamente imposible ya seguirle el ritmo, es una prueba de que en Capcom han sentido la incomodidad de ver cómo todo el mundo miraba al pasado con nostálgica añoranza. No es de extrañar que, después de todo, Keiji Inafune esté intentando realizar su propio salto al tiburón con 'Mighty No. 9'.

El caso de 'Pac-Man' es el de todo un género que difícilmente puede encontrar cabida en las tendencias y gustos actuales.

Aún más complicado ha sido el caso de Namco con 'Pac-Man', pues en este caso no hablamos simplemente de una saga que ha perdido su atractivo, sino de todo un género que difícilmente puede encontrar cabida en las tendencias y gustos actuales. Como intento de alternativa para revitalizar al "Comecocos", una larga lista de locuras y despropósitos que ni por asomo han llegado a reflejar una ínfima parte del carisma que en su día tuvo este personaje.

Me he dejado para el final una figura especialmente relevante y sobre la que la discusión puede ser particularmente amarga: ¿ha saltado Nintendo el tiburón con 'Super Mario Bros.'? Mi opinión es que, al menos en la línea principal de títulos, todavía no lo ha hecho. Quizás la inmensa cantidad de series alternativas que han ido surgiendo para llevar al fontanero hasta prácticamente cualquier actividad imaginable puedan apuntar en otro sentido, pero esa es una situación diferente; en lo que a nuevos capítulos de su gran plataformas se refiere, creo que la casa de Kioto aún no se ha visto en la necesidad de recurrir al movimiento desesperado.

El inevitable destino de los héroes

resident-evil-4.jpg

Pero no son las sufridas mascotas las únicas que pueden verse abocadas al temido salto a causa del inevitable desgaste del tiempo. Franquicias de todo tipo han afrontado bruscos giros de rumbo con los que se buscaba dar respuesta a los gustos cambiantes del público y al empuje de ideas más frescas que se presentaban como amenazas. Pocos ejemplos mejores se me ocurren para esta categoría que la serie 'Resident Evil', cuyo más que evidente salto al tiburón se produjo con la cuarta entrega.

Pocos ejemplos mejores que la serie 'Resident Evil', cuyo más que evidente salto al tiburón se produjo con la cuarta entrega.

Cierto es que cuando dicho título salió a la venta en 2005 ya se habían presentado apuestas menores como 'Resident Evil: Dead Aim' y 'Resident Evil Outbreak', pero el punto clave en esta historia lo marca la aventura de Leon en tierras españolas. Capcom buscaba un golpe de efecto y vaya que si lo consiguió, marcando a partir de ahí una nueva tendencia a seguir para sus zombies que ha conseguido resistir bien en ventas, pero que ha perdido gran parte del espíritu que un día definió a su emblemático survival horror.

Que una saga caiga en esta situación no ha de ser visto como su final, aunque recuperar las fuerzas como es debido puede suponer una larga y complicada travesía por el desierto. Mirad si no el ejemplo de la colección 'Tomb Raider', que por fin consiguió levantar cabeza con su fantástico reboot lanzado el año pasado, pero que durante años se movió entre puntos simplemente aceptables como 'Tomb Raider: Legend' y auténticos despropósitos como 'The Angel of Darkness'. Ojalá que el renacer de Lara vaya para largo.

lara-croft.jpg

Las sagas deportivas tampoco son inmunes a esta plaga que tantos quebraderos de cabeza ha traído a los desarrolladores, aunque en estos casos plantear algo tan rompedor como un salto al tiburón resulta todavía más complicado. ¿Qué puede hacer por ejemplo Konami con 'Pro Evolution Soccer' para lograr devolver las tardes de gloria a una licencia que lleva ya tiempo sin terminar de levantar cabeza? Cada nueva temporada llega cargada de promesas que no siempre logran cuajar. Quizás algún día encuentren la forma de dar un verdadero salto que revierta la situación.

Y cómo no, el género de la lucha, ese en el que muchas franquicias suelen sufrir destinos similares, como así demuestran por ejemplo 'Street Fighter' y 'Tekken'. La obra de Capcom ha intentado evitar constantemente pasar por encima del tiburón a base de infinitas iteraciones de cada nuevo capítulo, aunque finalmente se vio obligada a dar de forma irrevesible el salto con el estreno tridimensional de 'Street Fighter IV' (aunque aquí 'Street Fighter EX' sería también un interesante punto en el devenir de los acontecimientos). Por su parte, Namco jugó esta carta de forma clarísima con el lanzamiento de 'Tekken Tag Tournament' experimentando con los combates por equipos.

Los saltos que están por venir

final-fantasy-xv-1.jpg

El futuro inmediato de la industria permite entrever la llegada de algunos saltos al tiburón que en casos como la saga 'Final Fantasy' parecen absolutamente inevitables. Cierto es que la apuesta por el online masivo de 'Final Fantasy XI', que tuvo continuación en la decimocuarta entrega, fue ya un buen ejemplo de la pérdida de control de Square Enix sobre los designios creativos de su franquicia más emblemática, pero parece que nada comparado con lo que está por venir.

Cada vez más compañías se verán obligadas a realizar este movimiento con sus grandes baluartes, pues a nadie le gustar ver morir de forma súbita una licencia jugosa.

Me refiero, claro está, a 'Final Fantasy XV', la entrega más rompedora de toda la colección y un proyecto cuyos numerosos bandazos en el desarrollo (recordemos que en origen iba a ser 'Versus XIII') anticipan una nueva era en la que el nombre en la carátula será una de las pocas conexiones con el pasado de la licencia. No obstante, el juego en sí no luce del todo mal, así que quién sabe, quizás después de todo la jugada le acabe saliendo bien a la casa japonesa... Aunque en caso de fallar, siempre les quedará el tirabuzón definitivo de afrontar cierto remake que a más de uno lleva de cabeza.

¿Y qué me decís de ese nuevo 'Doom' que tanto promete bajo el intento de reiniciar la veterana licencia con unas dosis de acción nunca antes vistas? id Software se juega mucho con este proyecto que por ahora solo unos pocos afortunados presentes en la QuakeCon 2014 han podido ver en movimiento. Las reacciones no se hicieron esperar, claro está, aunque hasta que no lo vea con mis propios ojos, prefiero no perder los papeles. A fin de cuentas, los días de gloria de esta franquicia quedan ya muy atrás y nuestros corazones se han ido endureciendo a base de numerosas decepciones. El tiempo dirá si el salto acaba con un elegante movimiento sobre el agua o en las fauces del tiburón.

metal-gear-solid.jpg
'Metal Gear Solid V: The Phantom Pain' es otro ejemplo perfecto de saga mítica obligada a renovarse o morir. Aprovechando de nuevo el tirón de Big Boss, Kojima apostará esta vez por un mundo abierto, entregando el peso en el desarrollo de la aventura a la capacidad del jugador de decidir la misión que desea afrontar en cada momento, pero sin llegar a sacrificar por ello el fuerte peso del desarrollo argumental. El transcurso del tiempo será también fundamental en un capítulo que intentará recuperar lo mejor de iteraciones previas, pero rompiendo barreras y apostando por unos niveles de libertad nunca antes vistos en un 'Metal Gear'.

Hay otros muchos ejemplos, claro está, y según vayan pasando los años, más y más compañías se verán obligadas a realizar este movimiento con sus grandes baluartes, pues a nadie le gustar ver morir de forma súbita una licencia jugosa. Apostar por los grandes cambios cuando las cosas están más complicadas no es en absoluto una garantía de éxito, pero si las cosas se hacen con criterio y auténticas ganas de superación, los buenos resultados también se pueden dar. Y cuando eso sucede, todos ganamos.

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio