Compartir
Publicidad

Electronic Arts se plantea abandonar la línea comercial de los videojuegos basados en películas

Electronic Arts se plantea abandonar la línea comercial de los videojuegos basados en películas
42 Comentarios
Publicidad

Ha tardado más de la cuenta, pero el gigante de Redwood se ha pronunciado sobre un asunto que los jugadores llevamos denunciando desde hace mucho tiempo. Electronic Arts despotrica por fin sobre los videojuegos basados en licencias cinematográficas.

No se engañen, no es por una inaudita lucidez ante tanto subproducto peliculero/videojueguil, ni siquiera supone una continuidad con esa nueva línea que aleja a la compañía, desde hace ya unos años, del lado oscuro de la industria (ese que se basa, casi exclusivamente, en sacarle los cuartos al respetable). Su nueva e inmaculada reputación no tiene nada que ver con esto, simplemente es la consecuencia de que los números no cuadran. Vamos, que ese subgénero que nos ha traído más disgustos que alegrías ha dejado de ser rentable.

Los beneficios que producían estos títulos se han reducido, dejando a la intemperie una serie de defectos que todos conocíamos. Las fechas de estreno de las películas obligaban a arrojar al mercado productos inacabados, realizados con prisas y de dudosa calidad. Según Frank Gibeau, jefe de marcas de EA:

Si quieres hacer un juego exitoso, tienes que darle tiempo para conseguir calidad. Los días de los juegos basados en licencias, copias de juegos con puntuaciones de 75, están tan muertos como los dinosaurios.

Unid a estas bienintencionadas palabras los gastos propios de una licencia, las restricciones creativas que impone el film en cuestión, el tiempo y el esfuerzo que se requiere y llegaremos todos a una conclusión lógica.

Teniendo en cuenta la cantidad total de dinero que tenemos que gastarnos en ese tipo de juegos a lo James Bond, y la cantidad total de horas que nuestros empleados invierten en ellos, pensamos, qué demonios, trabajemos en nuestras propias IP. Los chicos que hacían los juegos de James Bond para nosotros, bueno, luego hicieron Dead Space.

Evidentemente no todas las conversiones jugables de películas son un desastre, simplemente hay que huir de los productos oportunistas y apostar por aquellos que se maduran con genio y tiempo. Ahí quedan para la posteridad los dos años tan bien aprovechados entre el estreno cinematográfico de ‘Goldeneye’ y la llegada del superior juego de RARE.

Vía | Anaitgames

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio