Publicidad

G2A admite haber vendido claves robadas y pagará diez veces el dinero perdido a uno de los estudios afectados, como prometieron

G2A admite haber vendido claves robadas y pagará diez veces el dinero perdido a uno de los estudios afectados, como prometieron
11 comentarios

Muchos conoceréis G2A, una de las empresas que se dedica a vender claves de juegos por canales distintos a los oficiales ofreciendo un precio más barato. Hace casi un año se vio envuelta en otra de sus polémicas, ya que muchos desarrolladores aseguraban que G2A vendía claves robadas de sus juegos. Es decir, compradas con tarjetas de crédito también robadas que provocaban devoluciones de cargo.

Esto supone pérdidas considerables para los responsables de los títulos. Los usuarios creen estar pagando por una copia legal cuando en realidad las desarrolladoras no reciben nada de ese dinero. G2A se ofreció a pagar diez veces la cantidad monetaria perdida a cualquier estudio si se demostraba que esto era cierto, y así ha sido.

Los únicos que acordaron llevar a cabo esta investigación fueron Wube Software, creadores de Factorio. Estos afirmaban que al menos 321 claves de su juego habían sido robadas y vendidas mediante otros canales. Hoy, G2A ha publicado una actualización de su post para confirmar que 198 de esas claves robadas se vendieron a través de su propia tienda entre marzo y junio de 2016. Asumen que las 123 restantes proceden de otros comercios diferentes.

Factorio Factorio, el juego de Wube Software

G2A insiste en querer limpiar su imagen y cumple con la promesa de su "oferta por tiempo limitado". Pagarán "diez veces el valor de todas las devoluciones de cargo de Factorio en relación a las 198 claves ilegítimas vendidas a través de la tienda de G2A". Unos 39.600 dólares, según GamesIndustry. Asimismo, instan al resto de desarrolladoras a hacer lo mismo que Wube para demostrar fraudes en caso de haberlos y pagarles el coste total de las pérdidas (a partir de ahora ya no será una cantidad multiplicada por diez).

Lo curioso es cómo se ha llevado a cabo la investigación del tema. En un principio iban a contar con empresas externas para ello, pero finalmente, tanto Wube como G2A acordaron que sería esta última quien se encargara de investigar las claves. Básicamente, ha sido G2A la que ha demostrado su propia culpabilidad, aunque reiteran que ellos no han tenido nada que ver con estas copias ilegales que se han vendido a través de su tienda.

Dado que la investigación la ha realizado G2A, de momento solo podemos fiarnos de los datos que ellos mismos aportan. Queda también la duda de por qué no han dicho nada en el comunicado sobre atacar este problema de raíz para evitar que ocurra en el futuro. En una entrevista con Polygon aseguran que hoy en día han mejorado sus métodos para detectar fraudes cuando les llegan las claves.

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio

Explora en nuestros medios