Publicidad

iPod Touch e iPhone, ¿las nuevas consolas de Apple?

iPod Touch e iPhone, ¿las nuevas consolas de Apple?
17 comentarios

Publicidad

Publicidad

Steve habla y los pajaritos cantan, las nubes se levantan y los fanboys de Apple empiezan a asentir con la cabeza, cual autómata que sólo piensa en matar y obedecer el ladrido de su amo y señor. Normalmente los maqueros de toda la vida como yo, que vivimos todas las etapas de Apple desde que llegó a España, solemos ser bastante críticos con las últimas decisiones de Mr.Jobs, dedicadas a alentar a su masa de fieles fanboys seguidores (que seguramente se engancharon a Mac con el iMac o productos posteriores, en fin...).

Pero cuando Apple hace cosas bien, es justo reconocerlo y alentarlo para que se repita más a menudo. Hoy, se ha presentado el SDK para desarrolladores de aplicaciones nativas (no web) para iPhone e iPod Touch.

Con este nuevo paquete nuestros reproductores multimedia crecen y quien sabe si evolucionarán a verdaderos mini ordenadores personales, gracias a la capacidad de instalarles versiones "mini" de Photoshop, Freehand o DreamWeaver. Eso es el futuro, pero el aspecto que nos interesa ahora mismo, es el de los videojuegos.

Apple ha presentado diversos videojuegos que serán instalables en memoria, no se trata de títulos finales y tan siquiera sabemos si saldrán a la venta, lo único cierto es que Sega y E.A. están muy interesadas en desarrollar para iPod/iPhone y ya han presentado las primeras demos.

iphonespore.jpg
iphonesdka290.jpg

Electronic Arts ha mostrado una versión de 'Spore' con 18 niveles de juego! que ha estado realizada en tan sólo dos semanas, gracias a las bondades del nuevo SDK para desarrolladores. Con el acelerómetro de nuestros cacharritos y la pantalla multitouch podremos controlar el juego de forma muy novedosa y ciertamente interesante.

Sega, por su parte a presentado a 'Super Monkey Ball'. Nada de port 2D ni de juego adaptado a móvil, la misma versión en 3D que la consola. Tal y como ha declarado el responsable de Sega que presentaba esta parte del acto: "Subestimamos la poténcia del producto, esto no es un juego adaptado o reducido, es el juego tal cual sería para una consola. El iPhone es capaz de mucho más que esto, habrá que desarrollar también el arte de producir para él."

iphonesdka210.jpg
iphonesdka293.jpg

Y es que esa es otra, los reproductores/teléfono de Apple disponen de la suficiente potencia para mover entornos 3D en OpenGL, la misma compañía de Cupertino ha elaborado una demostración técnica, supuestamente desarrollada en dos semanas, llamada Touch Fighter. En ella, controlamos a una nave espacial mediante el acelerómetro del iPhone y disparamos tocando la pantalla, en un entorno completamente 3D y con efectos gráficos muy interesantes. Resaltar que se movía a una velocidad de 27-30 fps.

Lo malo del asunto es que hasta Junio no lo veremos en nuestros "cacharritos", puesto que ahora ve la luz la versión para los beta testers. De todas maneras a nosotros que más nos da, si estamos maltratados por la "elitista" empresa de Cupertino que ha considerado que España no "merece" aún el iPhone (en Francia, Alemania e Inglaterra ya lo tienen) debido a la infraestructura 3G que puebla estos lares.

Resumiendo señores, MUY BUENA noticia para el mundo de los videojuegos, ya que los revolucionarios aparatos de Apple empiezan a demostrar que pueden suponer una verdadera alternativa dentro del ocio electrónico portátil. Habrá que saber que potencia bruta tienen y que capacidad real de plantar cara a dispositivos totalmente enfocados al mundo del videojuego (PSP, DS) tienen.

Así que de momento esperaremos a Junio para verlo. Pero decidme, si un iPod Touch de 32 Gb es capaz de tener instalados versiones "lite" de aplicaciones mayores, de gestionar archivos, de instalar juegos, reproducir películas, música, conectarse a Internet, descargar archivos... ¿para que porras queremos un Asus EEE o una PSP?

De momento es soñar, dejemos que el futuro hable.

Vía | Gizmodo

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio
Compartir