El jefazo de Xbox zanja el debate de Call of Duty en PlayStation de una vez por todas
Industria

El jefazo de Xbox zanja el debate de Call of Duty en PlayStation de una vez por todas

"Call of Duty seguirá saliendo en PlayStation mientras haya jugadores que quieran jugar Call of Duty en PlayStation". Podría parecer una perogrullada pero las declaraciones de Phil Spencer para The Verge son todo un alivio para los jugadores de PS4 y PS5 y música para los oídos de un Jim Ryan cuya promesa de mantener los acuerdos nunca fue suficiente. Y no solo eso: en un movimiento maestro el jefazo de Xbox ahora le lanza el guante a Sony.

Vayamos por partes: desde que en enero de 2022 Microsoft anunció su intención de adquirir Activision Blizzard, la compañía de Redmond se ha encontrado con una serie de baches y oposiciones. La junta directiva los creadores de Call of Duty y Warcraft no tiene problemas, pero una operación tan grande debe ser revisada por los agentes reguladores de Europa, América, Asia... y Ahí, en ese proceso, es donde PlayStation jugó sus cartas.

Tal y como se ha revelado a lo largo de los periodos de revisión, Jim Ryan y representantes de PlayStation indicaron a los organismo reguladores de Brasil o el Reino Unido que la adquisición de Activision Blizzard y, de manera específica, el traspaso de la marca Call of Duty a Xbox, era una amenaza para la industria del videojuego. Por su parte, desde y desde el anuncio de la adquisición, en Xbox Game Studios han asegurado que la relación no cambiaría.

Ahora, Phil Spencer dice específicamente que la adquisición no es una amenaza competitiva para PlayStation. Es más, se trata de una cuestión pragmática.

No es que algún día decidamos dar un volantazo y decidir que el juego no sale en PlayStation 7 en plan "En el contrato nunca se fijó por escrito una cantidad de tiempo". Es que no se pueden hacer contratos  [en videojuegos] que digan que va a salir para siempre.

De cualquier modo, y pese a que tienen mucha lógica las palabras de Spencer, el cual ha criticado la actitud de PlayStation al impedir por contrato que Call of Duty aparezca en el Game Pass, le tiende el brazo a Jim Ryan y se compromete a llegar un acuerdo con el que Sony se sienta cómoda.

La idea de que escribiríamos un contrato que diga la palabra para siempre  creo que es un poco ridícula, pero si podemos plantear un compromiso a más largo plazo con el que Sony se sienta cómodo y los reguladores se sientan cómodos. No tengo ningún problema con eso

Ahora Xbox pone la pelota en el tejado de PlayStation

En PlayStation tienen motivos para preocuparse. Call of Duty es uno de los juegos más vendidos de PS4 y PS5. En parte por el trato de favor que se tiene gracias a acuerdos previos. En Call of Duty Modern Warfarte II nos hemos encontrado acceso anticipado a Betas, la exclusividad de un operador durante 12 meses, que son los únicos que pueden desactivar el juego cruzado y disponen de más ranuras de carga que el resto de sistemas.

Mientras tanto, juegos como Silent Hill 2 Remake o Final Fantasy XVI siguen anunciándose como  exclusividades temporales en PS5.

Sin embargo, el gran plan de Xbox no es arrebatar la exclusividad de Call of Duty a Sony: es llevarlo al Game Pass. Phil Spencer siempre dijo, desde el momento del anuncio, que el objetivo era acelerar el crecimiento del negocio de juegos de Microsoft en dispositivos móviles, PC, consolas y la nube y, en el proceso, permitir que títulos como Warcraft puedan disfrutarse en cualquier sitio.

Lo cual, por otro lado, también es una amenaza para el modelo de juegos de PlayStation.

A partir de aquí la conversación de Spencer con The Verge se torna más interesante ya que, pese a que asegura que seguirán publicando Call of Duty en PlayStation como hasta ahora, abre la puerta a que Xbox Game Pass desembarque en las consolas de Sony.

Call of Duty se jugará de manera nativa en PlayStation, no ligado a que tengan que llevar Game Pass, no streaming. Si quieren una versión de transmisión de Call of Duty, también podríamos hacerlo, tal como lo hacemos en nuestras propias consolas.
Aquí no hay vuelta de hoja. Se tata de hacer que Call of Duty Modern Warfare II funcione muy bien en PlayStation, que funcione muy bien en Xbox. Y lo mismo con el siguiente juego, el siguiente, el siguiente, el siguiente, el siguiente [juego]. De manera nativa en la plataforma, sin tener que suscribirse a Game Pass. Sony no tiene que tendrá que tener Game Pass en su plataforma para que eso suceda. No hay nada oculto.
Queremos seguir lanzando Call of Duty en PlayStation sin ningún tipo de extraño "ajá, se trataba de otra cosa".  Entiendo las preocupaciones de algunas personas sobre esto, y solo estoy tratando de ser lo más claro posible.

Mientras el modelo de PlayStation se basa en la cantidad de consolas y copias de juego vendidas (como Nintendo, por ejemplo) el de Xbox pasa en paralelo por el servicio Xbox Game Pass junto con el modelo tradicional.  Sin embargo, que Call of Duty llegue de lanzamiento a Game Pass sin coste adicional puede torpedear los planes de Sony, ya que el jugador tendría la opción de elegir entre una suscripción o desembolsar el precio completo de un juego. Una disyuntiva que no le interesa afrontar.

Eso no quiere decir que Call of Duty se incluya exclusivamente en el Game Pass, pero sería el caballo de troya perfecto para que Microsoft incluyese el servicio en PlayStation y, desde ahí, seguir creciendo a nivel de usuarios.

¿Qué opciones le quedan a PlayStation?

Ss E01ffb1c1ffa22e06ae99dc6fb71f56c91b5b0cc 1920x1080 1

Sony no tiene un interés especial en que Call of Duty se sume a la cartera de licencias de Xbox, incluso si sigue recibiendo las futuras entregas. Sin embargo, que se produzca la adquisición no está ni en sus manos ni en las de Microsoft, sino en las de los organizmos reguladores.

Brasil tiene claro que no se va a decantar por ninguna de las dos compañías, sino en favor de los consumidores brasileños, con lo que ha dado luz verde a la compra. Reino Unido, por otro lado, es consciente del golpe que puede suponer el cambio de manos de Call of Duty para PlayStation y tiene sus dudas. Europa ha comenzado a evaluar el caso y Arabia Saudí no encuentra obstáculos.

En cualquier caso, en caso de no poder impedir la adquisición las opciones que se le abren a Sony están claras:

  • Mantener la misma línea de distribución como hasta ahora afrontando que tarde o temprano Call of Duty llegará a Game Pass.
  • Ganar tiempo para producir una saga de Shooters capaz de competir con Call of Duty, lo cual no es nada fácil.
  • Abrir la puerta al Game Pass o intentar hacer que los nuevos modelos de PlayStation Plus sean igual de atractivos tras la adquisición de Activision.

La buena noticia es que, de cara a los jugadores todos salimos ganando: en ninguno de los escenarios posibles los jugadores de PlayStation se quedarán sin jugar a Call of Duty. Salvo que Sony opine lo contrario. Y si la saga llega al Game Pass, mejor para todos.

Temas
Inicio