Compartir
Publicidad

La cabeza de Riccitiello peligra. La calidad en los juegos de EA aumenta pero su valor en bolsa cae en picado

La cabeza de Riccitiello peligra. La calidad en los juegos de EA aumenta pero su valor en bolsa cae en picado
58 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Quiero que vosotros, jugones de pro y gran parte del mercado al que EA se dirige, me ayudéis a entender qué le sucede a la compañía. Yo siempre he pensado que el truco para ganar más dinero en el mundo de los videojuegos era, sencillamente, realizar grandes videojuegos. Títulos con mucha calidad que por si solos argumentaran las ventas. Pero parece que no es suficiente y Riccitiello que piensa lo mismo ve como su compañía se va al garete.

La crisis económica, menor gasto en entretenimiento, desarrollos cada vez más caros... un montón de factores contra los que se pensaba luchar utilizando la calidad en lugar de la cantidad. Desde fuera parece muy bonito pero es que el valor de EA en bolsa ha caído en picado durante estos últimos 3 años. ¿Qué falla entonces?

Remontémonos al inicio. Hace unos años Electronic Arts era una compañía que no gozaba de muy buena reputación. Multitud de adaptaciones baratas de películas, juegos del montón y, eso sí, una serie de franquicias que pese a arrastrar graves problemas de calidad vendían como rosquillas. Era el mundo de la cantidad antes que la calidad.

Con Riccitiello las cosas debían cambiar. Corría el año 2007 y el ejecutivo se hacía con el poder de la empresa. Desde el inicio su principal motivación era la de innovar y aumentar la calidad de los videojuegos de su compañía sabedor de la importancia de la reputación y como medida para enfrentarse al cambio industrial que se avecinaba.

riccitiello_1.jpg

3 años después Electronic Arts ha mejorado en casi todos sus aspectos relacionados con el juego. Tiene buenas franquicias, arriesga con nuevas IP's de gran calidad, mejora las que ya tenía incluso arrebatándole el primer puesto de ventas a la competencia, la compañía es mucho más valorada y sus juegos obtienen metacritics más elevados, invierte en dispositivos exitosos como el iPhone y lo hace con criterio... y su valor en bolsa cae un 70 %.

Un 70 % de caída en bolsa es una auténtica salvajada. Hasta tal punto que ha hecho que la plana mayor de inversores empiece a pedir la cabeza de alguien. Alguien que lidera el equipo ejecutivo y que de no arreglar la situación en un año podría verse de patitas en la calle.

Claro que a Riccitiello no le ha temblado el pulso y lleva meses clausurando estudios y recortando plantilla para intentar aumentar el margen de beneficios. Margen de beneficios que, por cierto, ha sido recortado de nuevo hace poco causando todavía más malestar en los inversores.

Este año entre muchos otros títulos hemos tenido a 'FIFA 10', 'Dragon Age', 'Left 4 Dead 2', 'Dead Space Extraction' , 'Skate 2', 'Boom Blox Bash Party', 'Need for Speed Shift', 'Brutal Legend', 'The Sims 3' o 'The Beatles: Rock Band'... todos juegos que han gozado de popularidad entre la crítica y de buenos niveles de ventas.

Entonces, si con los objetivos cumplidos de impulsar a Electronic Arts a la cabeza de las desarrolladoras con más calidad del mercado, de innovar y de establecer nuevas franquicias de éxito conseguidos no lo logra, ¿qué necesita Riccitiello para convencernos?

Las ventas, en el fondo, no acompañan al esfuerzo creativo de la compañía y tal y como veíamos el año pasado no sería muy exagerado empezar a usar aquello de que la creatividad se paga con sangre.

Por eso, jugones, vamos a intentar llegar a un consenso entre todos a ver si juntando diversos puntos de vista, como seguro tendréis, somos capaces de entender qué está sucediendo. Y por eso, por que no os puedo pedir vuestra opinión y que participéis en un debate sin posicionarme primero, voy a dar yo la mía.

lfd2.jpg

Supongo que la crisis está pasando una factura más cara de lo que esperaban. Querer mantener un nivel de beneficios determinado aún produciendo menos videojuegos y esperar que aumentando la calidad general se venda más que antes puede sonar un poco utópico.

Si antes existían más videojuegos, aunque fuesen peores, automáticamente existían más compradores potenciales capaces de adaptarse a las diferentes propuestas jugonas.

Ahora, produciendo menos videojuegos pero aumentando su calidad y por lo tanto su coste de desarrollo (no pensemos que la calidad sale de la nada), se intenta conseguir una recaudación parecida a la que obtenían antes cuando comercializaban más títulos.

Aplaudo a Riccitiello por que atreverse a apostar por la calidad en lugar de la cantidad es algo muy osado y digno de mención. La parte mala de la historia es que si se producen menos videojuegos se cierran estudios, tal y como está pasando en la misma Electronic Arts.

Resultando que para mantener esos beneficios marcados para cada año se recortan drásticamente los gastos y la operación sale sola. Muchos menos gastos equivale a que se necesiten menos ingresos para presentar números positivos.

Creo sinceramente que el tiempo les acabará dando la razón. En el fondo lo que han hecho es apretarse el cinturón, acotar su producto, mejorarlo y hacer marca. Invertir en mejorar la credibilidad de la empresa ya que en tiempos de crisis y teniendo en cuenta que los precios de los productos son parecidos... ¿compraríais una marca reconocida o pasaríais a la marca blanca?

EA ahora es una marca mejor reconocida y ojo, digo reconocida y no conocida que eso ya lo era. Así que creo que ante la situación tan desfavorable y utilizando una metáfora, lo que han hecho ha sido protegerse con un escudo y recoger muchas velas. Estoy convencido de que el tiempo le dará la razón a Riccitiello ya que en un mundo justo apostar por la calidad siempre debería ser recompensado. Claro que... ¿vivimos en un mundo justo?

Vuestro turno señores.

Más información | Kotaku, Kotaku

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio