Compartir
Publicidad

Microsoft, Sony y Nintendo se unen en contra de los aranceles impuestos por EEUU a China ya que consideran que son perjudiciales para la industria del videojuego

Microsoft, Sony y Nintendo se unen en contra de los aranceles impuestos por EEUU a China ya que consideran que son perjudiciales para la industria del videojuego
4 Comentarios
Publicidad
Publicidad

La guerra comercial entre EEUU y China continúa desde que Trump tomó las primeras medidas contra Huawei. Sin embargo, los aranceles impuestos a los productos exportados por China aumentan la tensión entre ambos países, hasta el punto de que los tres gigantes de la industria del videojuego han querido tomar cartas en el asunto. 

Sony, Microsoft y Nintendo se unieron en contra de estos aranceles y redactaron una carta de siete páginas para el gobierno estadounidense, en concreto dirigida al representante comercial de EEUU, donde advierten del impacto y las consecuencias que podrían acarrear en la industria, tratando de calmar la tensión de esta guerra comercial.

En la carta, estas tres compañías comentan que los aranceles incrementarían un 25% el precio de las consolas, algo que afectaría enormemente a la industria dado que el 96% de las consolas es de origen chino. Con este aumento estrepitoso del precio de las consolas, los consumidores en EEUU pagarían alrededor de 840 millones de dólares más por ellas.

La cadena de suministro de las consolas de videojuegos se ha desarrollado en China a lo largo de muchos años de inversión por parte de nuestras compañías y socios. Interrumpirlo supondría un cambio importante en la cadena de suministro pues habría que trasladar todo a los Estados Unidos o a un tercer país [...]  Los nuevos aranceles trastocarían significativamente los negocios de nuestras compañías, añadiendo costes significativos que reducirían las ventas de consolas, de los juegos y servicios que impulsan la rentabilidad de esta parte del mercado

Además, añaden que estos aranceles no solo afectarían a los consumidores, sino que terminarían por alcanzar a los estudios y desarrolladores, perjudicando a cada parte integrante de esta industria. 

EEUU y China se encontrarán este fin de semana en la cumbre del G20, en Japón, donde esperemos que puedan llegar a un acuerdo mutuo y terminen con esta guerra comercial entre ellos, nada menos que dos de las potencias económicas más grandes del globo.

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio