Compartir
Publicidad
Publicidad

Si Phil Fish abandona salimos perdiendo todos

Si Phil Fish abandona salimos perdiendo todos
Guardar
71 Comentarios
Publicidad
Publicidad

La cancelación de ‘Fez II’ y todo el lío montado alrededor de “Phil Fish contra El Internet Entero”, o quizás “El Internet Entero contra Phil Fish”, me da mucha pena. Por varias razones, pero principalmente por una: si Fish deja de hacer lo que sabe hacer, aquí perdemos todos.

No quiero entrar en los detalles de la última bronca que ha protagonizado el desarrollador de ‘Fez’, no me interesa. Lo importante para mí es que Fish fue capaz de llevar adelante un proyecto titánico prácticamente en solitario cuyo desarrollo estuvo bien surtido de zancadillas por todas partes y que, tras un montón de años trabajando bajo presión, lanzó un juego irrepetible. ¿De verdad nos alegramos de que Fish se aleje o esté pensando en alejarse de la industria? Yo no. Yo quiero más juegos suyos.

Las redes sociales, la opinión y la exposición pública

Hace años, cuando no existían sitios como Facebook o Twitter, nuestros ídolos eran inalcanzables. Ya fueran estrellas de rock, actores de Hollywood o escritores, los veíamos con mucha distancia, con una distancia insalvable. Sólo sabíamos que para nosotros eran héroes: componían e interpretaban nuestras canciones favoritas, protagonizaban nuestras películas preferidas, y escribían esas novelas que de forma tan intensa nos hacían soñar. No teníamos la posibilidad de comunicarnos con ellos, de saber qué pensaban o qué hacían cuando no estaban tocando, actuando o escribiendo. Los teníamos idealizados.

La llegada de las redes sociales, y la de muchos personajes conocidos, famosos o importantes a estas, ha modificado por completo esa visión idealizada que teníamos de ellos. En algunos casos incluso llegamos a descubrir que ese actor, músico o escritor cuyas obras tanto nos gustan es en realidad un tipo odioso. Hay de todo, por supuesto, y hay gente majísima, pero cuando alguno sale rana podemos llegar a cambiar nuestra percepción de sus obras e incluso podemos lamentar el habernos adentrado algo más en su personalidad y sus opiniones. Quizás era mejor cuando no sabía nada de este tipo y me dedicaba a consumir su excelente obra.

Tengo la sensación de que con Fish hay mucho de esto. El tipo no se escuda tras una gran compañía, no se esconde detrás de ningún departamento de comunicación que sabe lo que tiene que decir en todo momento porque no tiene nada de eso. Fish es un tío incapaz de callarse la boca, es un tipo que habla claro y que si tiene que soltar lo mucho que le disgusta la industria del videojuego, lo suelta. A ojos de una gran cantidad de jugadores, es un gilipollas. ¿Cambia su personalidad y la visión que tenemos de él el hecho de que ‘Fez’ sea un juego único? No. No entiendo la alegría de algunos cuando Fish se cabrea, decide retirarse —no sabemos si de forma definitiva— y cancela ‘Fez II’. Yo quiero poder jugar a ‘Fez II’ o a cualquier otro juego que salga de la mente de Fish.

Hay verdades de perogrullo como que una opinión nunca será compartida al 100% por el resto, siempre habrá voces encontradas, pero en Internet es muy fácil llevar la contraria de forma salvaje y sin respeto. Seguramente podríamos discutir sobre el mismo tema sentados a una mesa mientras nos refrescamos el gaznate alegremente y lo haríamos de forma mucho más tranquila y civilizada. En Internet todo explota y cualquier excusa es buena para armar bronca.

Si Fish quiere alejarse de la industria para no volver es su decisión y no hay más que añadir, pero yo lamento que haya pasado todo esto. Me apena pensar que ‘Fez II’ ha sido cancelado. Me hubiera gustado ver qué narices nos tenía preparado Fish para una secuela de un juego como ‘Fez’. Espero que no sea demasiado tarde.

En VidaExtra | Se vislumbra en el horizonte 'Fez II', Imagen de la semana: la reacción de Phil Fish cancelando 'Fez II'

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos