Compartir
Publicidad
Hasta siempre, Reggienator: un repaso a la historia de Reggie Fils-Aimé a través de sus memes
Industria

Hasta siempre, Reggienator: un repaso a la historia de Reggie Fils-Aimé a través de sus memes

Publicidad
Publicidad

Tras algo más de 14 años como una de las caras más reconocibles de Nintendo, Reggie Fils-Aimé confirmaba ayer su desaparición de la compañía nipona para dedicar más tiempo a su familia. A base de forjar una estrecha y divertida relación con los fans de la industria del videojuego, Reggie se ha convertido en una de sus caras más reconocibles.

Hoy queremos rendirle homenaje de la misma forma que él se acercó a su público, con ese espíritu fantástico que, a base de situaciones surrealistas y chascarrillos, lo ha convertido en un habitual de foros y gifs. Esta es la  carrera de Reggie Fils-Aimé a través de sus memes

Adiós a Reggie Fils-Aimé

Reggie

Nacido en El Bronx en 1961, Reginald Fils-Aimé lleva a sus espaldas una carrera meteórica que casi cualquier comercial y publicitario envidiaría. Trabajando siempre desde la óptica de llevar un paso más allá a marcas como Pizza Hut, Guinness o la cadena de televisión de MTV, VH1, sus mejores logros hacen comprender un poco mejor el carisma que hay detrás de su personaje.

En todas ellas ha sido capaz de ampliar y mejorar la imagen que el público tenía de la compañía y sus productos, siendo su paso por Nintendo sólo un ejemplo más de su potencial. Allí llegó como vicepresidente de la división de ventas y marketing a finales de 2003, coincidiendo con la salida de Hiroshi Yamauchi y el primer año al cargo de Satoru Iwata.

Sobre sus hombros el difícil papel de recuperar la hegemonía de la compañía y volver a ganarse al público americano. En el horizonte, el lanzamiento de la primera gran revolución de la historia reciente de Nintendo: la portátil Nintendo DS. Apenas seis meses tras su entrada, Reggie iniciaba su andadura en el E3 con fuerza dejando para la posteridad una de sus míticas frases.

Prometiendo patear traseros y hacer juegos, Reggie ya se había metido al público de Nintendo en el bolsillo en una época en la que había perdido su hegemonía. Lo hace en un momento en el que Gamecube había provocado la pérdida de cierto sector de su público, pero sin entrar directamente en la competición que se forjaba entre Microsoft y Sony.

Había llegado el momento de darle la vuelta a la tortilla y de salir al frente con algo más que la clásica calma y sobriedad de una compañía japonesa. Una introducción que dejaba muy claro lo que estaba por llegar y que, apenas tres años después, Nintendo le reconocería convirtiéndolo en el primer americano en ocupar el puesto de presidente de Nintendo al otro lado del charco.

En 2007 volvería a demostrar hasta qué punto una figura así era necesaria en una compañía. La cercanía que tenía con el público y su predisposición para las bromas acabó dándole la vuelta a una bizarra idea que, hasta ese preciso instante, tenía al público completamente descolocado. Estábamos en la presentación de Wii Fit y, con su desparpajo y humor, convirtió muecas de desaprobación en risas. Tras ello, en un meme aún persistente: “My body is ready”.

Su agresividad en la comunicación cedió hueco también a momentos que nunca habríamos visto de la mano de otro tipo de directivos. Haberse metido en el terreno del tú a tú con el público le permitía ir más allá en su estrategia y, lo que en otros momentos se habría considerado como un ataque desprovisto de cualquier tipo de sutileza o educación, de manos de Reggie era sólo una coña más que sumar a la colección.

Ese cambio de rumbo no sólo le permitió a Nintendo alejarse de la idea conservadora que el público americano y europeo tenía de la marca antes de la llegada del directivo, también acabó contagiando sus intenciones  a sus dos compañeros de fechorías durante las apariciones más recientes del trío calavera de la gran N. Iwata, Miyamoto y el propio Fils-Aimé.

Junto a ellos se ha disfrazado de teleñeco, ha peleado a lo Dragon Ball, se ha marcado un baile Yo-Kai y ha sido achicharrado por Bowser. Una escena que ahora parece sacada de un oráculo tras ser Doug Bowser el directivo que le continuará en la gestión de la compañía japonesa en América. 

Para todos nosotros, sin embargo, siempre será Reggienator, un apodo nacido de ese espíritu agresivo y concienzudo que convirtió a Reggie Fils-Aimé en meme, mientras él hacía de Nintendo una marca digna del paseo de la fama.

Los mejores memes de Reggie

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio