Tesla se retracta y no volverá a permitir que se pueda jugar a videojuegos en sus coches mientras se conduce

Tesla se retracta y no volverá a permitir que se pueda jugar a videojuegos en sus coches mientras se conduce
2 comentarios

En más de una ocasión os hemos comentado que en los vehículos eléctricos de Tesla se había incluido la posibilidad de echarse unas partidas a videojuegos como Cuphead o The Witcher 3. Sin embargo, hay quien no veía esta forma de entretenimiento con buenos ojos y lo consideraba un auténtico peligro que podía causar distracciones al volante.

Eso mismo ha expresado la NHTSA (National Highway Traffic Safety Administration), la organización que se encarga de velar por la seguridad en las carreteras y que los ciudadanos cumplan con los leyes, tras abrir una investigación que ha llevado a la compañía de Elon Musk a recular con el funcionamiento de su aplicación Passenger Play.

Así pues, Tesla ha decidido desactivar su función mientras el coche permanezca en marcha, de forma que solo se podrá utilizar únicamente cuando el vehículo esté parado. En principio estaba pensada para que fuese utilizada por el resto de pasajeros, pero nada impedía al propio conductor sumarse a la partida o sobre todo que no estuviese atento por completo a la carretera.

Esta nueva medida afectará a más de 580.000 coches de la compañía. Concretamente a todos aquellos correspondientes a los modelos 3, S, X e Y que se han fabricado desde 2017 hasta la fecha, porque la NHTSA asegura que está terminantemente prohibido vencer vehículos con tecnologías que puedan causar distracciones.

La ley de seguridad de vehículos prohíbe a los fabricantes vender coches con defectos que presenten riesgos irrazonables para la seguridad, incluyendo tecnologías que les distraiga de conducir de forma segura.
Temas
Inicio