Compartir
Publicidad
Nadie llorará el adiós de Evolve, un juego adelantado a su tiempo maltratado por su propia avaricia
Juegos online

Nadie llorará el adiós de Evolve, un juego adelantado a su tiempo maltratado por su propia avaricia

Publicidad
Publicidad

A estas alturas creo que ya es políticamente correcto afirmar que ‘Evolve’ fue un juego adelantado a su tiempo. El juego de monstruos y cazadores presentado por 2K Games y Turtle Rock Studios a principios de 2014 no consiguió encandilar al público con su anuncio y, a aquellos que le seguían la pista de cerca, los perdió en su lanzamiento por culpa de un modelo de negocio a todas luces desproporcionado.

Sin embargo, con la negatividad de los usuarios y la avaricia de 2K, perdimos por el camino un grandísimo juego que conseguía ganarse el cariño de todo el que lo probase. Una idea adelantada a su tiempo que, de haberse lanzado actualmente y haber tenido algo más de apoyo por parte de su distribuidora, habría gozado de una situación completamente distinta.

Cuatro años atrás, una época muy distinta

Va a ser difícil que alguno de vosotros no lo recuerde, pero por si es el caso, volvamos atrás para aterrizar qué era ‘Evolve’ y en qué momento llegó. Estamos en 2014, ‘Titanfall’ es uno de los mejores juegos que nos entrega el inicio de generación y, sin embargo, no consigue quitarse de encima una enorme nube de críticas en las que dos conceptos aparecen una y otra vez: la exclusividad de Xbox One y la falta de una campaña o modo historia.

Lo primero es el pan de cada día en la habitual y absurda guerra de consolas. Lo segundo era visto como un ultraje a los juegos para un jugador que aún a día de hoy se mantiene en ciertos ámbitos. Nada que ver con lo que había cuatro años atrás, claro, por aquél entonces el éxito de un multijugador como el de ‘PUBG’, el de ‘Fortnite’ o el hecho de que un ‘Call of Duty’ sin modo historia llegase a las tiendas habría sido igual de criticado.

‘Evolve’ se guardó esa carta hasta el último momento, llegando hasta finales de 2014 sin ofrecer datos sobre sus planes y presentando a algo más de un mes de su lanzamiento lo que ellos llamaron “campaña dinámica”, una estratagema de márketing destinada a escurrir el bulto para acabar haciendo lo mismo que previamente había mostrado ‘Titanfall’, una secuencia de mapas multijugador con una tímida conexión entre ellos.

De poco importaba a esas alturas que la experiencia de ‘Evolve’ fuese extraordinaria, un magnífico ejemplo de las novedades que podían llegar a un multijugador si los triple A arriesgaban un poco. La idea de que hubiese cuatro cazadores que debían dar caza a un quinto jugador con monstruosos poderes no sólo era fantástica, también era muy divertida de jugar.

La avaricia rompió el saco (y la idea)

En 2K o en Turtle Rock, no vamos a echarle la culpa a uno de los dos sin saber quién fue en realidad el culpable, le vieron las orejas al lobo y decidieron que, ya que la cosa pintaba mal, al menos intentarían hacer dinero con el público que sí parecía entregado a la idea.

A un número escasísimo de cazadores y monstruos se sumaba un grindeo constante para hacernos con los últimos incluidos en el juego, estrategia destinada a que el juego durase más y la sensación de que aún quedaba contenido por desbloquear se alargase. Nada que consiguiese esconder detrás de una cortina de humo que, si no pasabas por caja para adquirir el pase de temporada, ibas a quemar el juego en relativamente poco tiempo.

Si a la falta de chicha le sumas que te vendan pequeñas porciones de carne a precio de oro en forma de DLC (en una época en la que el tema de los contenidos descargables también generaba un debate mucho más intenso que el que se vive ahora), es normal y totalmente comprensible que el público se echase para atrás.

El pico de ventas inicial no consiguió difuminar las críticas y, a las pocas semanas, el número de jugadores empezó a decaer de forma preocupante. 2,5 millones de copias después, y tras el intento de revitalizar el juego con un modo free-to-play para PC, ‘Evolve’ dice adiós de forma (casi) definitiva sin nadie que llore su pérdida. Desde 2K se han asegurado de decir que, de la misma forma que ‘GTA, ‘Bioshock’ y ‘Red Dead Redemption’ siguen vivos, ‘Evolve’ también es una franquicia importante para ellos. Tal vez una futura segunda parte, y un modelo de negocio menos abusivo, dicten una sentencia más favorable. La idea se lo merece.

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio