Publicidad

Un usuario de Elite: Dangerous ha descubierto la primera nave de pasajeros con gente viva casi de casualidad

Un usuario de Elite: Dangerous ha descubierto la primera nave de pasajeros con gente viva casi de casualidad
10 comentarios

Publicidad

Publicidad

En Elite: Dangerous ya están acostumbrados al misterio, pero los desarrolladores siempre se guardan un as bajo la manga con el que sorprender. El último descubrimiento pone sobre la mesa la posibilidad de que se explore un nuevo arco argumental en este sandbox espacial.

Como hemos podido ver en Polygon, lo último que se ha descubierto es una nave de pasajeros de hace más de mil años. No es especialmente novedosa de por sí, ya que en el vasto universo de Elite: Dangerous se han encontrado otras 15 de estas; a raíz de los avances que han permitido viajar a la velocidad de la luz en el lore del juego, han quedado obsoletas y abandonadas. Sin embargo, esta es la única que contiene gente viva.

El usuario Malic_VR estaba jugando en streaming cuando se encontró con una noticia curiosa en el periódico ficticio del juego. Todo normal salvo por la mención, casi de pasada, de una aparente llamada que procedía del sistema Upaniklis. El streamer se fijó en esto y tuvo una corazonada, así que se dirigió hasta allí por mera curiosidad.

Poco podía imaginar lo que acabaría encontrándose. Efectivamente, allí había una nave antiquísima desde la que se había enviado un mensaje, el cual Malic_VR pudo escuchar en forma de audio, con su propio doblaje y todo. En él, el capitán de la nave explica la situación en la que están: sus antepasados hace muchos siglos decidieron abandonar su destino original y prosperar en la nave Golconda, que se había convertido en su nuevo hogar. Muchas generaciones han pasado ahí, pero ahora necesitan ayuda.

Al parecer existe una enfermedad que está acabando con esta población aislada, y si siguen incomunicados con el resto de la humanidad como han estado haciendo durante cientos de años, no sobrevivirán. El resto de pasajeros se muestran reticentes a confiar en "una civilización que ya no conocemos", pero el capitán confía en el buen corazón de sus distantes vecinos humanos. No les queda otra.

De momento, ahí parece haberse quedado la cosa. Está por ver si desde Frontier Developments deciden ampliar esta trama y la interacción de los jugadores con ella, pero en cualquier caso, se trata de una prueba más de lo increíble que puede llegar a ser Elite: Dangerous a veces. Quién podía imaginar que detrás de una pequeña frase en una noticia inventada estaría algo así. El universo esconde muchos secretos.

Como señalaba en el primer párrafo, ya ha habido unas cuantas situaciones similares en el mismo juego. La más remarcable de todas, el descubrimiento (de nuevo, casi casual) de vida alienígena por parte de los jugadores. ¿Qué será lo próximo?

Temas

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Inicio
Compartir