Si tienes una impresora 3D, con este archivo podrás construir una rueda de Atari para tu mando de Xbox o Nintendo Switch

Sin comentarios

La celebración de los 50 años Pong, y por extensión de Atari, comienza con buen pie: además de las celebraciones previstas se publicará la antología de juegos clásicas conmemorativa en todos los sistemas. Con todo, los jugadores de Xbox tienen cierta desventaja: los mandos de PS4, PS5 y Switch cuentan con opciones táctiles para jugar a Pong y los jugadores de PC pueden usar el ratón. Por suerte, Digital Eclipse les da una solución soberbia: un adaptador específicamente diseñado para el mítico mando de Microsoft.

El invento no tiene demasiado misterio de cara a su uso, pero su mecanismo es verdaderamente ingenioso: se trata de una rueda que se acopla al mando de Xbox y se ajusta a la cruceta, de modo que al girarla se logra el mismo efecto que en el mueble recreativo original, con la ventaja añadida de que no hay que echar monedas.

Muchos de los juegos de Atari usaban este sistema de rueda para funcionar, como el propio Pong o el sencillo pero adictivo Breakout, con lo que su uso le da un valor adicional a la colección Atari 50: The Anniversary Celebration. Y pese a que, a priori, no está incluida con las copias del juego, si tenemos acceso a una impresora 3D podemos construirlas y disfrutarlas: la propia Digital Eclipse ha compatido y facilitado los diseños para los mandos de Xbox One y Xbox Series X / S, de modo que todos los fans la pueden tener en casa.

Ahora bien, entre los archivos hay un regalo adicional: un tercer modelo del adaptador creado para acoplar los Joy Con de Nintendo Switch. Todo un detalle para una consola a la que los clásicos siempre le han sentado de maravilla.

Un apunte adicional. Los diseños de cada adaptador son creación de Brent "Pixel2" Scott en el caso de Xbox One y de Manabu "manabun" Suzuki's en el caso del grip para los Joy Con con ajustes adicionales de Jordan Tritell, basados ambos en los míticos sistemas de control de una compañía que hizo historia.

50 años de Pong, y seguimos sumando

En noviembre de 1972, Allan Alcorn y Nolan Bushnell instalaron la que podemos considerar la primera máquina recreativa de videojuegos. El lugar elegido fue el Andy Capp 's Tavern y aquello solo era una sonda que mediría el éxito de Pong. Al cabo de una semana se, la máquina se averió. O, más bien, dejó de funcionar.

Lo divertido del asunto es que no era un problema del juego o de programación, y los habituales del local de California tampoco habrían hecho nada raro: el origen del problema es que en el cajón de monedas estaba completamente lleno. Ni Alcorn ni Bushnell se adelantaron a esa posibilidad. El resto es historia.

Atari despegó y se convirtió en el primer titán de la emergente industria del videojuego. Llevó los marcianitos a los hogares a través de consolas de cartuchos intercambiables por los que desfilaron Pac-Man, Pitfall, los Space Invaders o los mismísimos Mario y Luigi. A día de hoy, Nintendo, PlayStation y Xbox le toman el relevo. Y pese a que han pasado décadas desde que Atari se retiró pasando a un segundo plano, seguimos jugando a sus clásicos en los sistemas actuales. Y lo seguiremos haciendo en los que están por venir.

Eso sí, si vas a jugar a Breakout, lo propio es que lo hagas con la ruedecita clásica. Y en este aspecto hay que admitir que Atari y Digital Eclipse no lo pueden poner más fácil.

Temas
Inicio