50 años luchando contra el triple A: cómo Atari y sus clásicos han evolucionado para mantener vivo su legado
Industria

50 años luchando contra el triple A: cómo Atari y sus clásicos han evolucionado para mantener vivo su legado

En verano de 1972, Nolan Bushnell hizo un pequeño gran experimento: colocó el prototipo del juego que pasará a ser Pong en un bar de Sunnyvale, California. Concretamente, en el Andy Capp's Tavern. Con tan solo dos paletas controladas por ruedecitas y una pelota cuadrada, aquel juego pondrá patas arriba la industria del entretenimiento y sacudirá el mundo entero a nivel cultural. Visto desde cierta perspectiva, había nacido el videojuego comercial.

Bushnell supo ver las señales y apostó muy fuerte por aquella locura. Durante los años posteriores, Atari pasará a ser la primera gran compañía de videojuegos. El referente a seguir en el sector a escala mundial. El lugar en el que coincidieron talentos como el de Steve Jobs, Carla Meninsky o Carol Shaw. El techo desde el que se fraguó Activision. Eso sí, las compañías de software y hardware de entonces, su contexto y su visión de lo que son y deben ser los videojuegos tenían muy poquito que ver con las de ahora. 

Y, por extensión, la predisposición del gran público hacia éstos videojuegos, los marcianitos, también era muy diferente. Mucho ha llovido desde entonces.

Lo cierto es que Atari dio forma a la cultura y la industria de lo videojuegos. Tanto en los salones recreativos como a nivel doméstico. La Atari 2600 fue un rompehielos sin precedentes a la hora de llevar a los hogares juegos que entonces se consideraban revolucionarios, como Asteroids, Space Invaders o Donkey Kong

Pong, pese a su genuina simpleza, seguía siendo el Caballo de Troya perfecto para expandir la marca a nivel mundial. 50 años después, Pong sigue siendo el gran abanderado de la marca Atari, un clásico atemporal y un juego que, paradójicamente, ha quedado relativamente opacado por todo lo que llegó después.

Aunque, como veremos más abajo, la actual Atari no está precisamente desconectada de la industria del videojuego y lo cierto es que sus tendencias, posicionándose preferentemente en materia de Metaversos, criptomonedas y NFTs no son muy diferentes a las de Square Enix o Ubisoft. Pero todo a su tiempo.

Herederos del Pong hay una barbaridad. Algunos, como el propio Breakout,  nacieron dentro de la propia Atari de la premisa de darle un giro diferente a la fórmula original. Otros, como Windjammers 2, le dan nuevos matices y más emoción a la misma premisa en 2022. Y es que 50 años después, nos hemos vuelto mucho más exigentes con los videojuegos, pero hay que admitir que mucho de lo que funcionaba entonces sigue funcionando ahora. Lo cual nos lleva a un planteamiento curioso: ¿qué está haciendo Atari para mantener vivo el legado de sus clásicos?

¿Los clásicos de Atari han pasado a ser experiencias de nicho?

Apps 26190 66008666199323421 C9db3145 C5b9 4878 9341 2f38506e9f4b

Todos los grandes exitazos de los salones recreativos fueron calcados, copiados y clonados hasta la saciedad durante el apogeo de la industria de los videojuegos. No es que en ese aspecto la cosa haya avanzado demasiado, todo sea dicho, aunque en Atari, así como en la Taito de Space Invaders o el caso de Pac-Man en Namco; supieron posicionarse muy bien dentro del imaginario popular. Como marca, claro, pero también como iconos culturales. Algo que, todo sea dicho, ha preservado su estatus privilegiado durante medio siglo.

Partiendo de esa base, el crack del 83 puso contra las cuerdas a Atari y la industria del videojuego, quedando dos únicas opciones posibles: renovarse o morir. Y lo cierto es que, como veremos, tanto Pong como el grueso de sagas propias y de terceros que asomaron por Atari 2600 se han reinventado en infinidad de ocasiones. Introduciendo cambios visuales, atreviéndose con curiosos experimentos jugables, dándole un giro a sus ideas originales y, en todos los casos, acomodándose a las posibilidades de los sistemas que han ido saliendo durante todos estos años.

A veces regresando a través consolas retro y nuevas recreativas ensambladas con el propósito de fascinar y generar un puntito extra de nostalgia.

Atari

Lógicamente, ni toda la nostalgia del mundo puede lograr que los clásicos publicados en Atari 2600 compitan de tú a tú con los mega-bombazos actuales. Al menos, no de cara al gran público. La primera versión comercial de Pong llegó en noviembre de 1972, y por mucha atención que merezca este hito, el juego del que se hablará 50 años después de ese acontecimiento será Starfield. Un proyecto abrumador que busca medirse con Skyrim o Fallout en ambición y escala. El ejemplo definitivo de todo lo que ha crecido la industria del videojuego a lo largo de este medio siglo.

Puestos a estudiar cómo aguantan el paso de los años esos juegos que nos obsesionaron y el modo en el que se mantiene con vida sus licencias, lo justo y lo más acertado es evaluar cada caso por separado. Precisamente por ello, en VidaExtra hemos seleccionado varios de los juegos y licencias más icónicos y queridos bajo una premisa concreta: que vieran impulsado su éxito de la mano de Atari de manera directa o indirecta.

Ahora bien, antes de repasar el hardware y el software toca abordar un asunto de manera obligada: ¿a qué se dedica Atari, como compañía, en el año 2022?

Atari en 2022 no es solo licencias: NFTs, Tokens virtuales y hasta Metaverso

Screenshot 6814

La marca y el logotipo Fuji de Atari siguen siendo reconocibles a nivel mundial. Lo suficiente como para que se produzcan oleadas de merchandising de todo tipo destinadas a un público muy concreto. Fans de los videojuegos de la vieja escuela o apasionados de lo retro. No obstante, la empresa no aspira a vivir únicamente del pasado y tiene muy claro cómo será el futuro.

Lo cierto es que si hay oportunidad de negocio relacionada con la tecnología de blockchain, Atari no anda muy lejos. Hace no demasiado vimos cómo Atari se volcaba en crear un Casino Virtual con su propia moneda de juego y hoy tiene muy diversificada su apuesta por las divisas propias y los valores no tangibles, incluyendo el Atari Token (una criptomoneda propia) y un apoyo muy claro del modelo de NFTs.

Atari está comprometida con la expansión de nuestro negocio de NFTs, a través de una combinación de artículos coleccionables y NFTs con una amplia variedad de utilidades.
Anticipamos un papel sostenible para los NFT en los juegos y el entretenimiento, y nuestro objetivo es hacer que los NFT sean accesibles y divertidos para una amplia gama de jugadores y coleccionistas.

Por supuesto, a través de su web oficial queda patente su apuesta por el metaverso. O, más bien, los metaversos: actualmente posee parcelas en propiedad en varios mundos virtuales y confía en ampliar su presencia en muchos de los que están en desarrollo.

Con esta posición empresarial establecida. ¿Cuáles son los planes de Atari con respecto a los videojuegos? Bueno, técnicamente siempre ha estado ahí de un modo u otro. Pese al fracaso de la Atari Jaguar, se ha dedicado a revitalizar sus clásicos en todo tipo de recopilatorios y formatos. Desde la saga de juegos y colecciones de Atari Flashback o el reciente recopilatorio Atari Vault a consolas retro y hasta videojuegos de bolsillo y hasta de formato llavero.

Atari ha tenido un papel muy importante como editora. A veces de manera más directa, como el Alone in the Dark de 2008, y otras apostando fuerte por terceros. En Estados Unidos se ha asociado su nombre al renacer de Dragon Ball en los videojuegos durante años y hasta 2009 lanzó todos los juegos de Bandai Namco en territorio americano. Y no podemos dejar de mencionar su férrea apuesta por la serie RollerCoaster Tycoon.

Screenshot 6816

Pero, cómo decimos, no se ha olvidado de sus sagas más queridas. Algunas han sido relanzadas o lo están siendo en la actualidad, aunque hay que reconocer que también ha sabido salirse por la tangente y descolocar a los fans más puristas aportando nuevas ideas. Y, para muestra, el más reciente juego de PONG.

De PONG a PONG Quest (Atari)

Ss B9c5c221c870c525a45f90a33eeb13c76bfc1a9a 1920x1080

Atari ha versionado PONG de mil maneras diferentes. Desde mesas que no necesitan de nostalgia para cautivar a los apasionados por los videojuegos a remakes en sistemas capaces de mover gráficos 3D con soltura.

¿La última entrega de la saga? PONG Quest, una delirante salida por la tangente que llegó en 2020 en la que se mezclan elementos roleros con niveles surrealistas y coloridos. La vuelta de tuerca definitiva del clásico.

De Pac-Man a Pac-Man 99 (Namco)

El abanderado de Namco es uno de los grandes personajes de la historia del videojuego, pero también un icono que va todavía más allá. Pac- Man no se ha limitado a ofrecer un arcade de habilidad, sino que ha contado con juegos de puzles, aventuras, plataformas y hasta ha dado tollinas en Super Smash Bros. ¡Incluso se creó un juego basado en un glitch!

Y pese a que hemos visto a Pac-Man protagonizar toda clase de juegos, hay que admitir que el último no lo vimos venir: Pac-Man 99 lleva la mítica recreativa del comecocos a la moda de los Battle Royale a través de partidas multitudinarias.

De Space Invaders a Space Invaders AR  (Taito)

Hubo un tiempo en el que a los videojuegos se los denominó marcianitos, y el culpable fue Space Invaders. Su calado es enorme y su fórmula atemporal. Y si PONG y Pac-Man dieron un volantazo total a la hora de mezclar géneros, lo que Taito prepara para el juego que acabó con las monedas de 100 yenes de medio Japón no se queda atrás: Space Invaders AR llevará la fórmula de Toshihiro Nishikado a la Realidad Aumentada a lo Pokémon Go.

Por otro lado, merece la pena tener presente que Space Invaders es una de las marcas que más y mejor se han movido desde su lanzamiento. Más allá del merchandising, se han lanzado revisiones y recopilatorios de manera muy periódica. La más reciente, Space Invaders Forever, llegó en diciembre. Y no podía faltar en la mini-recreativa de Taito. Un detalle extra: si la web de  Taito da error al cargar, se activa el juego en nuestro navegador.

De Frogger a Frogger Game Show (Konami)

La premisa de Frogger es muy sencilla: lograr que una ranita cruce una pantalla de extremo a extremo. Lo bueno de ello es que esa idea siempre ha despertado la creatividad de generaciones de fans del clásico. Lo suficiente como para que sigan publicándose nuevas entregas Konami actualizó la fórmula para darle un valor adicional al Apple Arcade con Frogger in Toy Town. Un juego de lanzamiento del servicio.

Los ejemplos que hemos dado antes sirven para reflejar cómo estas sagas se han mantenido vivas de diversas maneras en la actualidad, pero la de Frogger se lleva puntos extra por originalidad: Frogger Game Show, el más reciente uso de la licencia, es un concurso adaptado a la pequeña pantalla al estilo Humor Amarillo. Y ojo, que lo presenta Damon Wayans Jr.

De Star Wars a Star Wars: Squadrons (Lucasfilm Games)

En 1982 Atari logró lo impensable: Raiders of the Lost Ark fue la primera película en tener su videojuego oficial. Y lo mejor de todo es que aquello fue solo el principio, ya que prácticamente todas las superproducciones cinematográficas acabarían asomando en las recreativas y consolas de Atari. Incluyendo un Star Wars que nos voló la cabeza a través de sus alucinantes combates espaciales a base de vectores.

Desde entonces, videojuegos de La Guerra de las Galaxias se han producido una barbaridad. Algunos dejaron un calado espectacular y otros casi que es mejor olvidarlos. Pero solo uno de los recientes se puede considerar el heredero legítimo del clásico Star Wars de Atari: Star Wars: Squadrons. La manera definitiva de ponernos en la cabina de los cazas de Lucasfilm, especialmente si tenemos unos cascos de Realidad Virtual.

Hablemos de Breakout, Asteroids, Centipede, Missile Command...

Fiw768px0aezhao

Es fácil perder la cuenta de la cantidad de recopilatorios, remakes y relanzamientos de los grandes clásicos de Atari que hemos tenido a nuestra disposición a lo largo de las últimas décadas. Lotes con decenas y cientos de juegos que se traducen en incontables horas de diversión si estamos dispuestos a pasar por alto que muchos de ellos han envejecido peor de lo que recordamos. Por suerte para todos, los títulos más representativos también se están actualizado en la actualidad.

Ss D4063189f1dc6179d5b204256e0ccd6d26a83f09 1920x1080

A través del sello Recharged, Adamvision Studios y SneakyBox (bajo el paraguas de la propia Atari) le han dado nueva vida a juegos como Asteroids, Black Widow, Breakout, Centipede o Missile Command añadiéndo una estética retro-futurista, nuevos desafíos y modalidades de juego, opciones de multijugador, un apartado musical a tono por cuenta de Megan McDuffee y otras novedades. Y sí, se ha depurado la jugabilidad para que nuestros movimientos sean más fluidos.

Atari VCS: mucho más que el regreso del mítico JoyStick

Teniendo en cuenta que las sagas de Atari siguen vivas y en el mercado, la pregunta se hace sola: ¿para cuando un regreso a la primera fila? Bueno, la respuesta es complicada.

  • De partida, Atari lleva muchos años licenciando consolas, periféricos y sistemas domésticos con tecnología Flashback o de emulación.
  • La otra realidad es que lo más parecido a una nueva consola de Atari llegó a las estanterías en 2021. Y, siendo sinceros, en su descripción oficial se dejan las cosas muy claras: más que una consola, es un mini-PC diseñado para la sala de estar.

La Atari VCS se lleva comercializando en territorio anglosajón (Estados Unidos, Australia y Nueva Zelanda) desde mediados de 2021 ofreciendo un diseño totalmente inspirado en la mítica videoconsola, pero sus posibilidades de uso -y de juego- están más alineadas con los equipos de escritorio. De hecho, dispone de un sistema operativo basado en Linux llamado AtariOS que permite descargar y disfrutar de juegos clásicos.

Screenshot 6813

Dicho de otro modo: la Atari VCS es un sistema multiusos en el que lo mismo puedes instalar cualquier juego actual o retro, darles caña con la versión reimaginada e inalámbrica del Joy Stick de Atari y hasta jugar online, pero en el que también puedes trabajar, estudiar o lo que necesites.

Lógicamente, la Atari VCS tiene muy presente su legado más allá de su diseño y su logotipo e incluye un Modo Atari, la colección de cientos de clásicos de Atari Voult pre-instalada y acceso al servicio Antstream Arcade. Aunque posiblemente le saquemos más partido a su Modo PC en el que se nos dará acceso a nuestras bibliotecas de Steam, Epic, GOG o el juego en la nube de Stadia o el Game Pass.

Ss 301d5cbe2a176ff5d83acb163e0cc6569a944db3 1920x1080

Una manera de mantener viva la marca, desde luego. Aunque considerarla  la sucesora genuina de la mítica Atari 2600 quizás no sería del todo acertado.   Entre otras cosas, porque su filosofía está bastante más alineada con los PCs que con PS5, los ecosistemas de Xbox o Switch.

Recogiendo papeles: cómo de vivo está el legado de Atari

Descarga 14

Los juegos que triunfaron en Atari no pueden ni medirse ni competir con Fortnite, FIFA o los triple A actuales a nivel de impacto y ventas, pero tampoco son invisibles para las nuevas generaciones de jugadores. Y eso ya es mucho. Que Pac-Man sea un icono celebrado y reconocible no se debe a su participación en Super Smash Bros, sino a que sigue siendo todo un símbolo para los apasionados por los videojuegos y a que, a día de hoy, seguimos redescubriendo el clásico a través de nuevas fórmulas y aventuras a medida.

Como hemos visto, cada juego de la que podemos denominar la edad dorada de Atari ha apostado por un camino único a la hora de reinventarse y seguir en el candelero. Hay muchos más ejemplos, desde luego, pero la conclusión a la que llegaríamos sería la misma: estos 50 años la industria del videojuego ha evolucionado muchísimo, y los primeros videojuegos también. Algunos, reteniendo intacta su capacidad de sorprender a sus fans originales.

Ss 7d1e0b9192f8fc84c0035338e829e5b14d84b3dd 1920x1080

Quizás, la actual Atari ya no dé forma y defina las reglas de la industria de los videojuegos. Pero eso no significa que se dedique íntegramente a vivir de su legado. Además de restaurar sus clásicos cada poco tiempo, se ha diversificado para abordar todos los aspectos de la industria del entretenimiento. Ofreciendo nostalgia a quien la busca mientras se asegura un rinconcito en cada metaverso. Posicionándose a favor de los NFTs mientras licencia camisetas y carteras.

Y es que los clásicos y los nuevos juegos de Atari no pueden medirse con los de PlayStation Studios, Xbox Game Studios, Electronic Arts o Ubisoft. Eso es así. Pero cuando en la mítica Blade Runner de 1982 se nos invitaba a imaginar un Los Ángeles distópico en 2019, el logotipo del Fuji ya formaba parte de ese futuro. Y quizás nos hayamos quedado sin replicantes y coches voladores, pero -visto lo visto- para cuando los haya, Atari seguirá entre nosotros.

Temas
Inicio