Publicidad

Brujas, dragones y tortugas mutantes: el ascenso de Platinum Games
Listas

Brujas, dragones y tortugas mutantes: el ascenso de Platinum Games

Publicidad

Publicidad

Las idas y venidas sobre los aún rumores de ese juego de Las Tortugas Ninja de Platinum Games no han sido precisamente pocas, así que ahora que ya tenemos confirmación (y tráiler) oficial, es la ocasión perfecta para revisar cómo ha llegado Platinum hasta aquí.

Curioso ascenso para una compañía que este pasado verano alcanzaba la cifra de 10 años a sus espaldas, un magnífico ejemplo sobre cómo aprender a reciclarse, luchar por tus ideales y sacar adelante proyectos que de otra forma habrían quedado en el limbo. Con esa filosofía no es de extrañar que aún a día de hoy siga siendo una de nuestras desarrolladoras favoritas.

Para hablar de Platinum Games indudablemente hay que pasar por tres nombres propios: Shinji Mikami, Hideki Kamiya y Atsushi Inaba, los fundadores de la compañía que masterizó el género del hack’n slash y crearon escuela con ello.

Hideki Kamiya Platinum Games

Inaba, Kamiya y Mikami

Para entender la historia del estudio hay que varios años antes de su creación en 2006, concretamente habría que mirar atrás hasta 1998, momento en el que el salto a la generación de GameCube, PS2 y Xbox obligaría a Capcom a crear un nuevo equipo con la intención de hacer evolucionar la saga ‘Resident Evil’ para asaltar las próximas plataformas de la industria.

El proyecto cae en manos de Kamiya, que ya había bordado la dirección de ‘Resident Evil 2’ (pese a que la idea original fuese de Mikami) y empiezan a trabajar en un proyecto preliminar como un estudio interno de Capcom apodado Team Little Devils.

El prototipo acaba pasándose demasiado de frenada y el futuro de ‘Resident Evil’ vuelve a las manos de Mikami, pero lejos de abandonarse el proyecto, Capcom decidió confiar en la idea para dar vida a una nueva franquicia. Kamiya seguiría en la dirección mientras que Inaba se encargaría de la producción con la ayuda de Mikami, y así, un policía europeo en busca de una cepa descontrolada del virus G acabaría convirtiéndose en un detective cazador de demonios llamado Dante.

Devil May Cry

El nacimiento de Clover Studio

El éxito de ese ‘Devil May Cry’ sirve de catapulta al equipo de Kamiya y acaban siendo seleccionados para dar vida a las nuevas franquicias que servirían de apoyo al lanzamiento de GameCube. De entre los cinco juegos que debían reventar las ventas del catálogo de la consola, uno de ellos consigue superar las expectativas, una aventura de scroll lateral que enamora al público nipón ganándose también un hueco en la futura PS2.

Se trata de ‘Viewtiful Joe’, juego que Capcom abraza con la suficiente fuerza para demandar lo antes posible una secuela que pueda arrastrar su éxito. Kamiya y su equipo aceptan, pero sólo si lo hacen bajo la creación de un nuevo estudio que esté tutelado por Capcom. Nace Clover Studio y, con él, la rama más creativa (y arriesgada) de Capcom.

Lamentablemente la suerte de Clover como creadora de juegos transgresores que se alejasen de la habitual política de franquicias de Capcom duró bien poco. De nada sirvió que juegos como 'Okami' o 'God Hand' acabasen aclamados por la crítica, las ventas no fueron las esperadas y Capcom echó la persiana a la desarrolladora perdiendo también por el camino a Inaba, Kamiya y Mikami.

Wallpaper Fist

De Seeds a Platinum Games

Apenas cuatro meses duró el silencio del trío de Capcom, que en febrero de 2007 daban a conocer el nacimiento de Seeds, compañía que acogería a gran parte de la plantilla de la antigua Clover y acabaría fusionándose con otra empresa nipona, ODD Inc.

De esa unión nacía Platinum Games, que tras un año de desarrollo de proyectos consiguió llamar la atención de Sega para publicar sus tres primeros juegos y, con ellos, la retahíla de éxitos de crítica que les ha llevado hasta donde estamos.

Como comprobaréis a continuación, lo de Platinum Games es para crear un altar al que llevar velas a diario con la intención de que una de las desarrolladoras más potentes de nuestra actualidad siga gozando de la mejor vida posible a base de juegazos como estos.

MadWorld

El inicio de Wii no fue precisamente lo que catalogaríamos como un festival de sangre (aunque sí un festival de billetes), así que Platinum Games llegó a la consola de Nintendo con la intención de cambiar eso por completo. Su cuidada estética y un uso del Wiimote de lo más original convirtieron a 'Madworld' en una joya de su catálogo que, lamentablemente, arregló lo de la sangre pero no supo copiar la suerte de los billetes.

Infinite Space

Algo similar le ocurrió a 'Infinite Space', probablemente el juego menos conocido de la compañía. Esta aventura galáctica con gestión de naves y mecánicas RPG cautivó a la crítica, pero no tuvo la suficiente fuerza para hacer lo mismo con el público y el miedo a repetir la historia de Clover empezó a pender sobre sus cabezas.

Bayonetta

Pero entonces llegó ella y, bajo la dirección de Kamiya, 'Bayonetta' salvó las papeletas del estudio. A día de hoy sigue siendo una de las grandes joyas de la pasada generación y, por qué no decirlo, probablemente el mejor hack'n slash que ha pasado por nuestras manos. La crítica se deshizo en elogios y, para apoyar el futuro del estudio, las ventas ayudaron a que Platinum pudiese continuar con su particular odisea.

Vanquish

Si 'Bayonetta' marcó el camino para el género de las tollinas, 'Vanquish' hizo lo propio para todas esas copias baratas que buscaban repetir el éxito de 'Gears of War'. Mikami celebró su última dirección en Platinum (ya estaba dando vida a los juegos de su propia compañía) consiguiendo marcar una nueva senda para el género shooter y, aunque su éxito en ventas fue comedido, sirvió para acabar de asentar los cimientos de la compañía.

Anarchy Reigns

El acuerdo con Sega se cerraría con un quinto título, una secuela espiritual de 'MadWorld' que, lamentablemente, no consiguió levantar el entusiasmo esperado. Pese a ello 'Anarchy Reigns' se convirtió en una estrategia importante de cara al futuro de la compañía, la de demostrar a los publishers que podían dar vida a juegos "menores" mientras se dejaban los cuernos con sus propios triple A.

Metal Gear Rising: Revengeance

Si 'Anarchy Reigns' no funcionó como debía es probablemente porque Platinum Games tenía la cabeza en otro sitio, en concreto en una colaboración que parecía sacada de un relato de ciencia ficción en la que el estudio se iba a unir a Kojima Productions para crear 'Metal Gear Rising: Revengeance'. Al final los rumores fueron ciertos y los fans de la compañía y de la saga de Kojima no pudimos alegrarnos más de su resultado.

The Wonderful 101

El amor por las plataformas de Nintendo se mantuvo y Kamiya acabó entregando uno de los mejores juegos de la consola con el lanzamiento de 'The Wonderful 101'. No sólo era un juego fantástico, también estamos ante una de las pocas ocasiones en las que el fenómeno del downgrade funcionó a la inversa, lanzando un juego que acabó luciendo mucho mejor de lo que se veía en los tráilers.

The Legend of Korra

Pese a las pobres ventas y más de un lío con Sega alargando el lanzamiento del juego, 'Anarchy Reigns' sirvió para llamar la atención de Activision respecto a la capacidad del estudio de llevar varios proyectos a la vez. Aquél lanzamiento a precio reducido con el sello de Platinum parecía una buena opción para dar salida a algunas de las licencias de la compañía, y la de la serie de animación 'The Legend of Korra' fue su primer intento.

Bayonetta 2

Pese al duro desarrollo de 'Bayonetta', el dinero de Nintendo invitó a los de Platinum a seguir adelante con la bruja y Wii U recibió tanto la versión remasterizada del primero como una segunda entrega que consiguió enamorar con la misma fuerza que el original. La bruja se convertía con 'Bayonetta 2' en la joya de la corona de Platinum y el mayor exponente de la compañía.

Transformers: Devastation

El acuerdo con Activision debió funcionar bastante bien, porque a Korra le siguió otra franquicia olvidada y, para apoyar el currículum del estudio, en esta ocasión su recepción fue mucho mejor. Puede que 'Transformers: Devastation' fuese un título menor, sí, pero se había ganado el derecho a estar entre los mejores de su categoría.

El futuro de Platinum Games

TMNT: Mutants in Manhattan

Esta misma mañana se daba a conocer el siguiente paso en la colaboración de Platinum con Activision, el punto y final a una sucesión de rumores y filtraciones que ha durado casi hasta el último minuto. 'Teenage Mutant Ninja Turtles: Mutants in Manhattan' será uno de los próximos títulos de la compañía que recibiremos, y lo cierto es que su tráiler nos ha dejado con ganas de mucho más.

Star Fox Zero

2016 también será el año de las colaboraciones con Nintendo, y es que además del proyecto Project Guard, Platinum se encargará de entregarnos el retorno del zorro de la gran N con 'Star Fox Zero'. Al final los niveles de vuelo de 'Bayonetta' sirvieron para ganarse su merecido premio, así que ahora sólo hace falta que la propuesta esté a la altura de las expectativas tras su último retraso.

Nier: Automata

También habrá hueco para las japonesadas, huyendo de algo tan occidental como las tortugas y los robots para ceder el paso a un acuerdo con Square Enix que nos brindará el lanzamiento de 'Nier: Automata', la secuela del título de culto que llegará en exclusiva a PS4 ofreciendo una buena ración de action-RPG.

Scalebound

El último proyecto en camino es otra exclusiva, esta vez para Xbox One, para la que lamentablemente aún habrá que esperar hasta 2017 para echarle el guante. 'Scalebound' será una mezcla de acción, RPG y juego online que promete devolvernos la mejor cara de Kamiya y su equipo, así que la espera va a ser muy larga.

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio
Compartir