Compartir
Publicidad
No es la primera vez que Nintendo nos vende cartón, pero cuando lo hizo ni siquiera habíamos nacido
Nintendo Switch

No es la primera vez que Nintendo nos vende cartón, pero cuando lo hizo ni siquiera habíamos nacido

Publicidad
Publicidad

La presentación de ‘Nintendo Labo’ ha despertado muchas reacciones, pero de entre todas ellas la que probablemente se asemeja más a la que muchos tenemos en la cabeza es la que, pese a ver hacia dónde ha girado Nintendo en los últimos años, nos sigue recordando que en el fondo es una empresa de juguetes.

Lo fue en el pasado, entre muchas otras cosas, y lo sigue siendo ahora con propuestas como la que han presentado para Nintendo Switch. Aquello que los ingleses comentan a menudo sobre el “been there, done that”, parece además una de sus señas de identidad. Y es que aunque muchos de nosotros ni siquiera estábamos en proyecto, Nintendo ya vendió recortables para niños hace más de 50 años.

Las primeras maquetas de Nintendo

Aunque la marca es mundialmente conocida por sus inventos a lo largo de la historia, sacar lo mejor de las mentes creativas de la compañía no era su único negocio. Durante la época de los 60 y los 70 también se encargó de licenciar y distribuir productos de otras marcas, especialmente de aquellas que estaban triunfando al otro lado del charco como Hasbro.

Nin1

Además de juegos como Twister, una de las ideas que Nintendo llevó a Japón fue Picture Cutter, unos recortables de poliestireno para hacer maquetas en los que la herramienta para realizar dichos cortes era su principal baza. Con un cacharro que nadie en su sano juicio se atrevería a darle hoy en día a un niño, el Picture Cutter consistía en una pieza con un cable de metal que, calentado por pilas, cortaba la espuma como si fuese una sierra de calar.

Por un precio de 1.000 yenes de la época (unos 6 euros al cambio en la época, 24 euros si tenemos en cuenta la inflación), los críos podían recortar figuras de personajes de Disney, animales, vehículos o edificios. Un éxito que provocó que, en vez de pagar por dichas licencias, Nintendo se abriese al mercado de los recortables con sus propias creaciones.

Los recortables de Nintendo

Ocho años después del lanzamiento de Picture Cutter, y tres años antes de empezar su periplo con los videojuegos, Nintendo lanzaba al mercado la serie Paper Model, un conjunto de recortables (esta vez sin inventos con la capacidad de achicharrar manos) que permitían montar decenas de construcciones de papel.

Nin2

Tras empezar con pequeños vehículos, no por ello más fáciles de montar, se tiraron a la piscina con los edificios, desde simples casas hasta maquetas de monumentos como Notre Dame o el Puente de la Torre de Londres. Acabaron lanzando 39 modelos, siendo los de la serie Panorama los más espectaculares de todos.

Si el tema os llama la atención, os recomendamos el blog BeforeMario, así como su libro, disponible en Amazon, donde encontraréis un completo repaso a la historia de Nintendo antes de que se hiciese famosa por la publicación de videojuegos. Si os interesa más la historia sobre la época en la que controlaban hoteles picadero o taxis, igual toca indagar un poco más.

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos