El peor evento en la historia de Fortnite ha sido una muestra de todo lo que está mal con el juego de Epic Games a día de hoy
PC

El peor evento en la historia de Fortnite ha sido una muestra de todo lo que está mal con el juego de Epic Games a día de hoy

A las 22:00h del sábado, habiendo parado una película a medias para no perder detalle de lo que estaba a punto de ocurrir, el evento Fractura de Fortnite ha puesto punto y final a una tradición que llevábamos manteniendo en familia desde que un cohete tuvo la osadía de quebrar el cielo y romper el espacio tiempo.

La despedida de la última temporada de Fortnite, el final apoteósico en el que normalmente nos acurrucábamos frente al televisor para disfrutar de lo que fuese que Epic Games se sacase de la manga, ni ha sabido a final, ni ha sido apoteósico, ni nos ha dado excusas para volver a repetir lo que, en mayor o menor medida, siempre era una buena razón para volver.

Un evento para olvidar

De la mano de dos cinemáticas y un evento, que quiso tirar de nostalgia pero se alargó en exceso estirando un chicle que a los dos minutos ya apuntaba a insulso, Fortnite ha cerrado la persiana de una de las temporadas menos llamativas de los últimos años.

Agarrada al meme y las licencias como a un clavo ardiendo para que Goku y compañía salven la papeleta de la falta de ideas y el desangre de usuarios, la última temporada de un Capítulo 3 que se ha esforzado lo justo para resaltar ha terminado casi como empezó: con desidia.

Lo que normalmente habría sido una épica batalla final contra el enemigo número 1 de los últimos meses, antaño una interacción entre muñecos gigantes que te hacía formar parte de lo que estaba ocurriendo en la isla, hoy se ha saldado con una simple cinemática tras la que, como marcan los cánones, el juego nos ha devuelto el control.

Pero donde todos esperábamos que Epic Games y Fortnite volviesen a elevar el listón, lo que hemos encontrado ha sido un evento sin ideas en el que corretear de aquí para allá recogiendo objetos y realizando misiones igual de poco inspiradas.

El futuro de Fortnite en juego

No todos los días puede haber un agujero negro, o un vuelco a la isla, o una nevada que pinte el mapa como por arte de magia dejando a todos atónitos con el logro técnico que supone una revolución así retransmitiéndose en directo por todo el mundo al unísono, pero lejos de agarrarse a un punto medio, en esta ocasión han tirado por poner la vara de medir al nivel del suelo para intentar levantar lo que sea que venga después.

Tras un paseo de varios minutos saltando de aquí para allá invitando constantemente a tener la sensación de que sólo estás quemando minutos hasta que algo de verdad termine ocurriendo, lo que le ha seguido ha sido la nada más absoluta. Una cinemática, una pantalla invitándote a esperar unas horas hasta que llegue lo siguiente, y a otra cosa, mariposa.

Ni siquiera aquí han sido capaces de escapar de la tónica habitual de licencias que salvan la papeleta, introduciendo en mitad del vídeo a un Hulk, un The Witcher y un Doomslayer que sirvan como excusa para, como mínimo, tener algo que comentar.

Casi 12 horas después de su decepcionante final, el Capítulo 4 cerrará una cuestionable etapa para Fortnite e iniciará otra nueva. Queda por ver si toda la carne que no han echado aquí en el asador se la estaban guardando para algo más, pero ahora mismo no hay demasiadas esperanzas puestas en ello.

Temas
Inicio