Compartir
Publicidad
Publicidad

Primeras impresiones de 'Turning Point: Fall of Liberty'

Primeras impresiones de 'Turning Point: Fall of Liberty'
Guardar
11 Comentarios
Publicidad
Publicidad

El jueves 19 tuvo lugar en Madrid la presentación de ‘Turning Point: Fall of Liberty’. Desde VidaExtra, en nuestro objetivo por traeros información de primera mano, acudimos invitados por la gente de Atari a conocer los detalles de este juego, que os contamos a continuación.

El planteamiento argumental del que parte 'Turning Point: Fall of Liberty' no es, ni mucho menos, algo nuevo. Es la clásica realidad alternativa en la que los nazis ganan la Segunda Guerra Mundial, lo que en términos anglosajones se conoce como un What if?

El juego pone de relevancia el llamado efecto mariposa , concepto que hace referencia a como el más mínimo cambio en el transcurso de los acontecimientos da lugar a un gran cambio a nivel global.

De este modo, en la realidad alternativa que presenta el juego, las cosas son un poco diferentes. En 1931, Winston Churchill fue atropellado por un taxi mientras cruzaba una calle de Nueva York, circunstancia que le obligó a caminar con bastón el resto de su vida.

Pero... ¿que habría ocurrido si el taxi hubiera circulado un poco más rápido aquel día? ¿Y si Churchill hubiera muerto en el accidente? ¿Y si Gran Bretaña, sin el liderazgo del político, no hubiera entrado en la Segunda Guerra Mundial y los nazis se hubieran impuesto en Europa?

La Historia

La introducción de Turning Point nos traslada a la ciudad de Nueva York a mediados de los años 50. Una calle anodina, un taxista dormitando dentro de su coche... nada fuera de lo común, y sin embargo, algo parece extraño en el ambiente:

'Turning Point' es un juego de guerra atípico. En él, no encarnamos a un soldado, sino a un ciudadano, a un civil normal y corriente que se verá inmerso de repente en una guerra en su propia ciudad. El protagonista del juego es un obrero de la construcción que se encuentra trabajando en las alturas de un edificio cuando sobreviene el ataque. Nuestro primer objetivo será llegar al nivel de la calle para, una vez allí, hacernos con el arma de uno de los soldados enemigos.

Turning Point - 03

Una vez tengamos el arma en nuestras manos, el desarrollo del juego es un shooter de lo más clásico, en el que debemos ir abatiendo a los enemigos que se nos presenten. No hay grandes innovaciones en el apartado jugable, siendo quizá lo más destacable del juego el propio argumento: el hecho de encontrarnos en una realidad alternativa en el Nueva York de los años 50.

Pero no es el Nueva York que conocemos en las películas. En esta línea temporal, al no haber entrado Estados Unidos en la Segunda Guerra Mundial, su tecnología se encuentra muy atrasada frente a la del enemigo. El hecho de que nos encontramos en una realidad alternativa se hará patente a lo largo del juego. Ya en la propia introducción hemos podido ver zeppelines sobrevolando los cielos, pero también podremos ver otra serie de armas y tecnologías desarrolladas por los nazis, que deberemos utilizar en su contra.

Turning Point - Captura 02

El juego

Como ciudadano de a pie, nuestro objetivo es simple: la pura supervivencia. Debemos encontrar la forma de avanzar a lo largo de los diferentes niveles y, eventualmente, nos encontraremos con miembros de la resistencia, un grupo de civiles desorganizado que trata de plantar un frente común al enemigo.

La versión del juego que se nos mostró era, según las propias palabras de Craig Allen, una versión beta del título, sin el aspecto gráfico final. No opinaré demasiado sobre este apartado, aunque las texturas y los efectos del mismo (como las explosiones) me parecieron bastante pobres para lo que se espera de un juego de última generación.

En cuanto a la inteligencia artificial de los enemigos, al menos en la demostración que vimos, resultaba de lo más básica, limitándose a ser meros blancos móviles que eran abatidos sin mucha dificultad.

Turning Point - 01

A esto hay que sumar al hecho de que nuestro protagonista, de trabajador de la construcción sólo tiene el nombre. Y es que, aunque en teoría controlamos a un simple obrero, éste es capaz de manejar todo tipo de armas sin ningún aprendizaje, o de agarrar a un soldado enemigo y arrebatarle el fusil a base de fuerza bruta. Comprendo que pasarse el día tirando tabiques tiene que fortalecer a cualquiera, pero nuestro protagonista parece más un Superman que un simple obrero.

Este detalle, sin embargo, resulta simplemente anecdótico. Al fin y al cabo, esto es un shooter, y es de esperar que podamos recoger y utilizar cualquier arma sin esfuerzo, o aguantar decenas de disparos con un simple quejido. Lo que si es cierto que, a medida que se avanza en el juego y se complican las misiones, aparecen retos más interesantes. Por ejemplo, pudimos ver un momento en el que debemos atravesar una serie de calles de la ciudad que se encuentran tomadas por la infantería, parapetándonos de los disparos detrás de los coches aparcados en la calle o en las ruinas de los edificios bombardeados por la artillería enemiga.

Turning Point - Captura 04

A todo esto tenemos que sumar el interés que añade a la partida el poder visitar localizaciones reales, desde la ciudad de Nueva York al principio de la partida hasta la ciudad de Washington o ciudades europeas como Londres.

Conclusiones

Nos encontramos ante un juego bélico con una perspectiva algo diferente a lo habitual. A pesar de tener un desarrollo clásico y un apartado gráfico que simplemente da la talla, su mayor baza es el planteamiento argumental, que nos traslada a un mundo diferente al que todos conocemos.

En 'Turning Point' la guerra llega a las puertas de nuestra casa. No es un combate en un anónimo campo de batalla, sino en la ciudad en la que residimos. Nuestro protagonista no es un soldado, sino un civil que tiene que luchar por la supervivencia mientras ve como todo su mundo se derrumba. Vivimos una realidad en la que los nazis ganaron la guerra y pretenden ahora invadir el mundo ¿podremos evitarlo?

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos