Compartir
Publicidad

Aaron Garbut de Rockstar: la diversión por encima del realismo

Aaron Garbut de Rockstar: la diversión por encima del realismo
16 Comentarios
Publicidad

Un poco en la línea de lo que hablábamos el otro día aquí sobre el realismo en los videojuegos, leo unas declaraciones de Aaron Garbut, director de arte de 'Grand Theft auto IV', en las que dice lo siguiente refiriéndose al por qué de no incluir localizaciones reales en los 'GTA':

"Es sobre inspirarse en sitios reales y crear algo que capture su esencia. Estamos intentando asimilar la impresión que nos produce Nueva York y conservarla como lo que es: una impresión, no una reproducción elaborada"

Garbut apunta que reproducir localizaciones reales da como resultado entornos huecos, vacíos. Y estoy de acuerdo, porque como os comentaba anteriormente el realismo total en los videojuegos no existe ni debe existir. Una cosa es ser capaces de generar gráficos realistas, animaciones faciales o corporales realistas e incluso entornos virtuales que visualmente estén cercanos a la realidad. Otra cosa es trasladar el Mundo Real a una parcela destinada a ofrecer entretenimiento.

Ayer mismo podíamos ver un vídeo de 'The Wheelman' donde comprobamos cómo la ciudad donde transcurre la acción es Barcelona. Es el caso opuesto al que comenta Garbut, ya que en 'The Wheelman' sí han intentado reproducir las calles de nuestra ciudad con más o menos exactitud. No quita para que el juego pueda ser más o menos divertido, que habrá que verlo, pero se trata de decidir qué aspectos del juego tienen más peso sobre el resto.

En 'GTA IV', como ya pasa en sus anteriores entregas, vamos a tener la esencia que desprenden ciertas localizaciones reales pero sin llegar a convertirse en una traslación aburrida de la rutina diaria. Tendremos realismo, con gente haciendo su vida al margen de Bellic, pero sin ser realista del todo. Reconocemos las ciudades en las que se basa 'Rockstar', pero no son ellas.

Lo que viene a decir Garbut es, básicamente, que lo que tiene que tener en mente un equipo de desarrollo es que el producto final ha de ser divertido. Ni más, ni menos. Diversión por encima de realismo. Nos gustan los juegos con espectaculares gráficos, vale, pero si no van acompañados de algo más se quedan en un intento de reflejar un mundo que no siempre tiene por qué ser divertido.

Vía | Eurogamer

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos