Televisiones para jugar: ¿cuál es mejor comprar? Consejos y recomendaciones

Televisiones para jugar: ¿cuál es mejor comprar? Consejos y recomendaciones
3 comentarios

De poco nos sirve una consola, por buena o potente que sea, sin un medio a través del que juguemos. Dicho de otro modo: necesitamos una televión o un monitor (y unos altavoces o auriculares, claro) que esté a la altura y que sea capaz de crear imágenes lo suficientemente buenas como para aprovechar todo el potencial de dicha consola.

Es por ello que, cada vez más, las marcas fabrican televisores con añadidos puramente gaming, como altas tasas de refresco, para que podamos exprimir al máximo los videojuegos. Y en el mercado encontramos multitud de modelos entre los que elegir. De modo que a continuación vamos a ver algunos aspectos importantes a tener en cuenta al decantarse por uno u otro, para a continuación conocer una selección de los modelos más interesantes del mercado.

Lo primero en lo que debemos fijarnos: el tamaño y la resolución

Independientemente de que vayamos a usar la televisión para jugar, para consumir contenido multimedia o ambas cosas, hay dos factores principales a los que tenemos que enfrentarnos: ¿qué tamaño de pantalla es el mejor?, y ¿qué resolución es la ideal?

Pues bien, respecto a la primera pregunta, la respuesta corta vendría a decir: cuanto más grande sea la televisión, mejor. Pero si ahondamos un poco, vemos que entran en juego detalles como la distancia a la que vayamos a usarla o el espacio que tengamos disponible.

tv

Hasta hace no mucho, las 32 pulgadas era el estándar. Pero hoy en día la cosa ha cambiado, y lo habitual es ver paneles de en torno a las 40-50 pulgadas. Y en muchas ocasiones, las diagonales son bastante mayores. Entonces, quedémonos en que, de cara al futuro, lo ideal es comprar la mayor que nuestra pared y bolsillo puedan permitirse; tras el shock inicial de dar el salto a una televisión grande, rápidamente nos acostumbramos y luego queremos más.

Por otro lado, respecto a la resolución, la elección está mucho más clara: el Ultra HD, también conocido como 4K, domina el mercado en la actualidad. Y tiene mucho sentido, porque aunque también encontramos alternativas que se mantienen en Full HD, el Ultra HD permite que tengamos una mayor definición de imagen en pantallas tan grandes al introducir más píxeles por pulgadas.

Además, la apuesta por las consolas de última generación (e incluso de las anteriores) pasa por el 4K. Así que si queremos disfrutar al máximo de los juegos actuales, y también de los que están por venir, no deberíamos bajar de esta resolución.

Características gaming: tasa de refresco, FreeSync, G-Sync...

tv

Como lo que vamos buscando es obtener el mejor desempeño en videojuegos, sobre todo en los más actuales, es importante que nuestra televisión incorpore ciertas características que resultan imprescindibles. Una de ellas, y quizá la más importante, es la de la frecuencia de actualización o tasa de refresco.

Además de por una gran resolución, las consolas más recientes han apostado por una elevada tasa de fotogramas por segundo; una de las eternas tareas pendientes de las compañías. Por lo que los fabricantes de televisiones han aumentado la frecuencia de actualización en sus sucesivos modelos, y que así podamos aprovechar esta característica.

En este sentido, lo mínimo a lo que debemos aspirar es a 60 Hz. Aunque para aprovechar al máximo las últimas tecnologías de las consolas, lo ideal sería ir a por un televisor con 120 Hz. Y si puedes ser más, mejor. Así, notaremos una mayor fluidez en juegos que sean capaces de llegar a esas tasas de FPS.

Por otra parte, al igual que sucede en el terreno de los monitores gaming, cada vez más televisiones incorporan tecnologías de sincronización de hercios y fotogramas por segundo. Hablamos de FreeSync y G-Sync, de AMD y NVIDIA, respectivamente. Estos añadidos permiten evitar problemas de sincronización como el tearing, que hace que los fotogramas se corten, y siempre es un plus contar con ellos.

Prestemos atención a la tecnología del panel...

tv

Por otra parte, también hay que tener en cuenta la tecnología por la que cada modelo se decanta en lo que respecta al panel. En este sentido, lo más habitual es encontrarse con pantallas VA/LED y OLED (además de sus diferentes variantes). Siendo la primera más barata, mientras que la segunda es más cara.

El VA es muy común en televisiones de gamas de entrada y media, y encontramos multitud de estos paneles en el mercado. No consiguen unos negros tan puros como los OLED, pero en muchos casos merecen la pena si el desembolso que tenemos que hacer no puede dispararse. En cualquier caso, las televisiones VA cumplen en la mayoría de las ocasiones, siendo unas excelentes opciones tanto para jugar como para reproducir contenido multimedia.

La otra tecnología predominante en estos momentos, como decimos, es la OLED. Está disponible en muchas otras plataformas, y consigue unos negros puros al apagar los píxeles cuando se muestra el color negro en pantalla, lo que permite un mayor contraste y más profundidad de color. Sin duda, el futuro pasa por el OLED. Aunque suele ser más caro que el VA, por lo que no todos los usuarios estarán dispuestos a pagar la diferencia de precio.

... sin olvidarnos de las conexiones y otros añadidos

Finalmente, y teniendo en cuenta que uno de los principales usos que queremos dar a la televisión, sobre todo junto a las consolas de última generación, es la de jugar, debemos prestar atención en las conexiones con que cuenta. Normalmente no suele haber problemas en este apartado, ya que cualquier modelo a partir de cierta cantidad incorpora conectores de todo tipo en los que enchufar consolas, discos duros y un largo etcétera de dispositivos.

tv

Aun así, para aprovechar las altas tasas de fotogramas por segundo que cada vez más juegos son capaces de ofrecernos en las nuevas XBOX Series X|S y PlayStation 5, es necesario que la televisión incorpore HDMI en su versión 2.1; con una velocidad de transferencia de datos de 48 Gbps (frente a los 18 Gbps de HDMI 2.0) permite reproducir contenido en 4K a 120 Hz u 8K a 60 Hz. Pero si se queda en HDMI 2.0, tanto para las consolas actuales como para las anteriores, también podremos jugar perfectamente a 4K a 60 Hz.

Y un último aspecto que también resulta muy interesante, tanto para juegos como contenido multimedia compatibles, es el HDR. Estas siglas, que quieren decir High Dynamic Range (Alto Rango Dinámico, en español) son sinónimo de un mayor contraste. Dicho de otro modo, en escenas donde haya mucha diferencia entre las altas luces y los tonos oscuros, ganaremos información. Como resultado, obtenemos unas imágenes más vivas y llamativas.

Y ahora sí, vamos a pasar a conocer algunos de los televisores más interesantes para jugar que encontramos en el mercado en estos momentos, con modelos para todo tipo de usuarios, necesidades y bolsillos.

Samsung Crystal UHD 2020 50TU7095

Tv 01

La primera televisión de la lista es también una de las más económicas. Por sólo 419,99 euros podemos hacernos con un dispositivo de Samsung de 50 pulgadas con resolución 4K y añadidos tan interesantes como HDR 10+. Por supuesto, cuenta con funciones de Smart TV que permiten acceder a un amplio catálogo de contenidos y también es ideal para jugar. Monta un panel LED, incluye varios HDMI e incorpora la tecnología Game Enhancer, que mejora el desempeño en videojuegos.

Samsung Crystal UHD 2020 50TU7095 - Smart TV de 50" con Resolución 4K, HDR 10+, Crystal Display, Procesador 4K, PurColor, Sonido Inteligente, Función One Remote Control y Compatible Asistentes de Voz

Samsung Crystal UHD 2020 50TU7095 - Smart TV de 50" con Resolución 4K, HDR 10+, Crystal Display, Procesador 4K, PurColor, Sonido Inteligente, Función One Remote Control y Compatible Asistentes de Voz

Samsung QLED 4K 2020 55Q64T

Tv 02

Por 649,99 euros tenemos este otro modelo, también de Samsung. En este caso damos el salto al QLED y a las 55 pulgadas. Al igual que el anterior modelo, cuenta con HDR 10+ y resolución 4K, dos características ideales para exprimir los juegos en las consolas de última generación. También incorpora funciones de Smart TV, varias entradas HDMI y la tecnología Game Enhancer.

Samsung QLED 4K 2020 55Q64T - Smart TV de 55" con Resolución 4K UHD, con Alexa Integrada, Inteligencia Artificial 4K Wide Viewing Angle, Sonido Inteligente, Premium One Remote

Samsung QLED 4K 2020 55Q64T - Smart TV de 55" con Resolución 4K UHD, con Alexa Integrada, Inteligencia Artificial 4K Wide Viewing Angle, Sonido Inteligente, Premium One Remote

Hisense 55E76GQ QLED 2021

Tv 03

Por un poco más de dinero, 799 euros, encontramos este modelo de Hisense. Al igual que anterior, se decanta por incluir un panel QLED y pertenece a la familia "Gaming Series". Es de 55 pulgadas, con resolución 4K y, ojo, incluye puertos HDMI 2.1 para aprovechar las altas tasas de fotogramas por segundo de los juegos actuales. Además, cuenta con tecnologías puramente gaming como son la VRR o el modo juego, que prometen una buena sincronización entre FPS y hercios, así como una reducción del input lag.

Hisense 55E76GQ QLED 2021 Gaming Series, 55 pulgadas 4K UHD Dolby Vision HDR Smart TV con Youtube, Netflix, Freeview Play y Alexa Built-in, HDMI 2.1, Bluetooth, certificación TÜV

Hisense 55E76GQ QLED 2021 Gaming Series, 55 pulgadas 4K UHD Dolby Vision HDR Smart TV con Youtube, Netflix, Freeview Play y Alexa Built-in, HDMI 2.1, Bluetooth, certificación TÜV

Samsung QLED 4K 2021 55Q70A

Tv 04

Superando la barrera de los 1.000 euros (1.009,99 euros) se encuentra este otro televisor de Samsung. Este es el modelo de 2021, y está cargado de interesantes funciones. Monta un panel QLED de 55 pulgadas con resolución 4K e incorpora HDR 10+. Pero en lo relativo a juegos es donde más destaca: permite llegar hasta los 120 Hz gracias a la tecnología Motion Xcelerator Turbo+. Además, permite modificar el ratio de pantalla por si queremos tener una experiencia más panorámica. Y por si fuera poco, cuenta con FreeSync Premium.

Samsung QLED 4K 2021 55Q70A - Smart TV de 55" con Resolución 4K UHD, Procesador QLED 4K con Inteligencia Artificial, Quantum HDR10+, Motion Xcelerator Turbo+, OTS Lite y Alexa Integrada

Samsung QLED 4K 2021 55Q70A - Smart TV de 55" con Resolución 4K UHD, Procesador QLED 4K con Inteligencia Artificial, Quantum HDR10+, Motion Xcelerator Turbo+, OTS Lite y Alexa Integrada

Sony KD-55XH9505

Tv 05

A un precio bastante similar tenemos esta alternativa de Sony. Por 1.049,99 euros se encuentra esta televisión LED de 55 pulgadas con resolución 4K. Cuenta con HDR y varios puertos HDMI, así como funciones de Smart TV. Y aunque es un modelo interesante, luce mejor en las consolas de pasadas generaciones; si queremos exprimir los juegos actuales de PS5 y XBOX Series X|S, quizá sea una mejor opción la anterior.

Sony KD-55XH9505 55" LED UltraHD 4K

Sony KD-55XH9505 55" LED UltraHD 4K

LG OLED55CX6LA

Tv 06

Por 1.198,99 euros tenemos esta alternativa de LG que destaca por la tecnología de su panel: OLED. Con ello nos aseguramos unos negros puros y mucho contraste en escenas oscuras. También es de 55 pulgadas y cuenta con una resolución 4K. Incluye la conexión HDMI 2.1, HDR y dos tecnologías pensadas para el entorno gaming: FreeSync de AMD y G-Sync de NVIDIA.

LG OLED55CX6LA - Smart TV 4K UHD OLED 139 cm (55") con Inteligencia Artificial, Procesador Inteligente α9 Gen3, Deep Learning, 100% HDR, Dolby Vision/ATMOS, 4xHDMI 2.1, 3xUSB 2.0, Bluetooth 5.0, WiFi

LG OLED55CX6LA - Smart TV 4K UHD OLED 139 cm (55") con Inteligencia Artificial, Procesador Inteligente α9 Gen3, Deep Learning, 100% HDR, Dolby Vision/ATMOS, 4xHDMI 2.1, 3xUSB 2.0, Bluetooth 5.0, WiFi

LG 75NANO906NA

Tv 07

Nos acercamos al final de la lista con una televisión que supera la barrera de los 1.500 euros (1.594,70 euros). Esta LG de resolución 4K tiene nada menos que 75 pulgadas, por lo que es ideal para espacios muy amplios. Emplea la tecnología NanoCell y cuenta con HDR. En lo referido al gaming incluye una frecuencia de actualización nativa de 100 Hz, por lo que resulta ideal para consolas de última generación.

LG 75NANO906NA - Smart TV 4K UHD NanoCell 189 cm (75") con Inteligencia Artificial, Procesador Inteligente α7 Gen3, Deep Learning, 100% HDR, Dolby Vision/ATMOS, 4xHDMI, 3xUSB 2.0, Bluetooth 5.0, WiFi

LG 75NANO906NA - Smart TV 4K UHD NanoCell 189 cm (75") con Inteligencia Artificial, Procesador Inteligente α7 Gen3, Deep Learning, 100% HDR, Dolby Vision/ATMOS, 4xHDMI, 3xUSB 2.0, Bluetooth 5.0, WiFi

Sony KD-85XH9096 4K

Tv 08

Por más de 2.000 euros (2.429 euros) encontramos esta Sony con tecnología OLED. Tiene un panel 4K de nada menos que 85 pulgadas, por lo que no encaja en cualquier estancia, sino que precisamos de bastante espacio para disfrutarla. Como la televisión anterior, su tasa de refresco nativa es de 100 Hz, y por lo tanto ideal para las últimas consolas. Incorpora conexiones HDMI e incluye HDR, entre otros añadidos.

Sony KD 85XH9096 85 LED 4K Ultra HD HDR10

Sony KD 85XH9096 85 LED 4K Ultra HD HDR10

Sony Bravia OLED KE65A8P

Tv 09

Finalmente, y por unos pocos euros más (2.449 euros) tenemos este último modelo de Sony. Se trata de una televisión realmente completa, como no podía ser de otra manera si tenemos en cuenta su precio. Monta un panel OLED de 65 pulgadas con resolución 4K. Y no se deja por el camino aspectos tan importantes para los juegos como el HDR o una tasa de refresco de 120 Hz.

Sony Bravia OLED KE65A8P - TV Smart de 65 pulgadas con 4K Ultra HD, Alto Rango Dinámico (HDR), Android TV, Control Remoto por Voz

Sony Bravia OLED KE65A8P - TV Smart de 65 pulgadas con 4K Ultra HD, Alto Rango Dinámico (HDR), Android TV, Control Remoto por Voz

Más ofertas

Si te haces de Amazon Prime, dispones de 30 días de prueba gratis (después 36 euros al año) para disfrutar de envíos rápidos gratis, accesorio prioritario a ofertas, servicios como Prime Video, Prime Music y almacenamiento de fotos ilimitado. Además, si eres estudiante, hacerte de Prime Student cuesta la mitad y dispones de 90 días de prueba. También puedes probar gratis durante 30 días servicios como Kindle Unlimited o Audible.

Temas
Inicio