Primer tráiler de Tekken: Bloodline: así luce la nueva serie animada de Netflix basada en la legendaria saga de lucha

1 comentario

Netflix suma y sigue y no para de dar contenido a los apasionados por los videojuegos. Un mes después de estrenar la serie de Cuphead, el titán del vídeo en streaming presenta Tekken: Bloodline, el nuevo proyecto de animación basado en la saga de lucha de Bandai Namco. La enésima excusa para que el clan Mishima resuelva sus asuntos pendientes a base de tortazos épicos.

La saga Tekken debutó en recreativas en 1994 y no tardó en dar el salto a las consolas. Sin embargo, la historia sobre la que girará la serie estará basada en el protagonista de la muy aclamada tercera entrega, Jin Kazama, mostrándonos escenas de su pasado, su adiestramiento en el estilo Kazama Ko-Ryu y su compleja relación con Heihachi Mishima, el cual le recibirá al más puro estilo Mishima: con un buen puñetazo.

Por su parte, la sinopsis oficial de la serie es bastante escueta pero tampoco necesita aportar más ni al fan de Tekken ni al gran público:

Después de perderlo todo en el ataque de un poderoso enemigo, el joven Jin Kazama odia su impotencia y busca la fuerza absoluta para consumar su venganza.

Junto con Jin Kazama, en el tráiler se nos muestran otros luchadores muy reconocibles como Ogre, Paul Phoenix, Ganryu, King o un Leroy Smith que se unió a la saga del Puño de Hierro de manera muy tardía como DLC de Tekken 7. Será muy interesante ver cómo encaja su presencia en el puzle argumental del juego que lleva tomando forma desde hace casi tres décadas.

Netflix redondea su catálogo de series de videojuegos para 2022

Screenshot 7160

Tekken: Bloodline es la primera incursión de Netflix en la saga de Bandai Namco, aunque ésta ya había sido adaptada a la pequeña pantalla en varias ocasiones. Y, si bien, los combates y la propia trama son los dos grandes reclamos, su estilo visual no pasa desapercibido, optando por una animación digital con acabados de anime. Algo cada vez más recurrente (lo veremos también en la próxima película de Dragon Ball Super) y que la propia plataforma de vídeo define como anime en cel shading.

Está claro que el apartado artístico o la animación elegidos pueden gustar en mayor o menor medida, hay que concederle algo a Tekken: Bloodline: los movimientos y golpes de los videojuegos han sido estupendamente replicados en el metraje ya mostrado. Un punto a su favor.

Tanto el tráiler como el primer póster oficial, el cual puedes ver justo abajo, nos emplazan a este mismo año para el estreno de la serie. Por suerte hay muchos eventos de videojuegos y títulos de lucha cerrando su calendario con vistas al próximo verano. ¿Quizás en el próximo EVO dónde Tekken 7 tiene su plaza asegurada?

Fop3agzveaaydl6

Por su parte, Netflix le da cada vez más margen a los videojuegos en su catálogo de producciones propias: prácticamente anuncia una nueva adaptación cada mes y le está pillando el punto a esto de llevar títulos de éxito a su plataforma. Acertó con Arcane, acertó con Cuphead, acertó con Castlevania y, pese a que a veces patina, ha logrado que perdamos el miedo a  los anuncios de adaptaciones.

¿La próxima cita? Resident Evil volverá a probar suerte con las series de acción real  el próximo 14 de julio. Y lo cierto es que el listón es bastante fácil de superar. Aunque no nos extrañará que aparezca algún estreno por sorpresa inspirada en los héroes de las consolas, el PC  las recreativas de aquí a que acabe la primavera.

Temas
Inicio