Publicidad

Qué podemos esperar de Nintendo en el E3 2013

Qué podemos esperar de Nintendo en el E3 2013
50 comentarios

Publicidad

Publicidad

Se presenta un E3 atípico para Nintendo, uno acertado en su decisión, quitándose de encima el coste y gestión de una conferencia que cada vez tiene menos sentido y aprovechando uno de los mejores inventos de la compañía de los últimos años, los Nintendo Direct, para ir al grano a la hora de presentar sus novedades.

Será el 11 de junio a las 16:00h, hora peninsular, cuando Nintendo lanzará su particular vídeo desde su página oficial, contándonos los planes y el futuro que le depara tanto a Wii U como a Nintendo 3DS.

Wii U y Nintendo 3DS, el todo por el todo

Wii U Nintendo 3DS

Que no tengamos una conferencia a la antigua usanza no quiere decir que Nintendo vaya a dejar colgados a sus usuarios, ni muchísimo menos. De hecho prometen que vamos a vivir más sorpresas (si es que eso funciona con esta compañía) ahora, que en el E3 del año pasado.

Tengamos en cuenta que Nintendo quiere darle un empujón a las ventas de Wii U, estancadas desde su lanzamiento pese a algunos puntuales repuntes, y para ello lo mejor es centrarse en hacer juegos que sean capaces de vender consolas, no de simplemente rellenar el catálogo.

Hablo de un nuevo Mario 3D, la próxima entrega de 'Super Smash Bros.', otro 'Mario Kart', 'The Legend of Zelda'... propuestas ya confirmadas y de sobra conocidas tanto por quienes ya cuentan con una Wii U, como por aquellos que aún dudan si hacerse o no con la consola.

Nintendo 3DS, por otro lado, seguirá con su particular suma y sigue, y es que gozando de tan buena saludo el resto viene solo. Sobrarán el nuevo 'Brain Training' y el retorno de alguna de sus sagas para continuar por el buen camino, con el catálogo actual ya le va bien y no es la portátil la que va falta de verdaderos juegazos.

El drama de las third parties y Wii U

Rayman Legends

Ni podemos confiar en las third parties ni debemos hacerlo, salvo Ubisoft (e incluso en ese caso las sombras de duda siguen sin despejarse), el resto de compañías ya han dejado bien claro su posición respecto a la consola. Sólo creaciones niponas con la ayuda de Nintendo parecen seguir acercándose, y en ese caso 'Wonderful 101' y, sobre todo, 'Bayonetta 2', son los títulos más esperados.

La vuelta a la tortilla pueden darla las desarrolladoras independientes, un bien muy preciado que Nintendo se está encargando de arrimar a su orilla mediante kits de desarrollo gratuito o incluso la creación de unas oficinas para que todo el que se comprometa con Wii U pueda usarlas si lo precisa.

Lástima que esa pérdida de confianza vaya a dejar a la consola sin simuladores de deportes o conducción a la altura de las circunstancias, y probablemente ese sea el frente por el que más deba luchar la compañía. Al fin y al cabo es un pez que se muerde la cola: las third party no confían en la consola porque no vende y no vende porque las third party no lanzan juegos para la misma. Nintendo tiene que sacarse las castañas del fuego ella solita.

¿Qué deseamos nosotros?

Bayonetta

No pedimos mucho, sólo una correcta gestión de la situación. Ya damos por hecho que gran parte de la batalla con las third parties está perdida, como mínimo hasta que la situación de las ventas ponga el viento a favor de la consola ¿cómo conseguir eso? con juegos de Nintendo, la razón por la que muchos de nosotros nos acercamos a la máquina.

Es lo que mejor saben hacer y con mejores o peores gráficos siempre consiguen sorprendernos. Eso sí, de nada servirá anunciar 100 juegos y ponerles fecha de lanzamiento en 2014, Wii U necesita un catálogo que vaya creciendo de forma escalonada, con un gran juego cada dos meses, evitando así que el usuario tenga la sensación de que le han abandonado por completo.

Hay dinero de Wii y hay más aún de Nintendo DS y 3DS, aprovechadlo para poner a trabajar a vuestros estudios y conseguid que esa interminable espera sea más llevadera. No es necesario empezar de cero con nuevas IP, aunque se agradecería, pero hay verdaderas joyas que se lanzaron en Nintendo 64 y GameCube y nunca más se supo de ellas.

Es el momento de tirar toda la carne en el asador, es el momento de coger una consola moribunda y devolver a la compañía al lugar que le pertenece. Por si a alguno le quedan dudas, no, no hablo de lanzar otro reclamo para abuelas, hablo de intentar conseguir la confianza perdida por el abandono de sus fans.

Más en VidaExtra

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio
Compartir