Compartir
Publicidad
Publicidad

Cinco juegos que me gustaría ver para Project Natal

Cinco juegos que me gustaría ver para Project Natal
Guardar
70 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Desde que Microsoft anunciara su Project Natal durante el pasado E3 no he dejado de darle vueltas al tipo de juegos que deberían ir destinados a ser usados con esta tecnología. A mí eso de conducir un coche con las manos en el aire y adelantando y retrasando un pie para acelerar o frenar respectivamente no me va. Yo creo que los juegos de siempre, salvo en algunos casos, quedarían absurdos al ser trasladados al ecosistema generado por Project Natal.

Lo interesante de una tecnología como esta es poder crear juegos nuevos que sean capaces de sacarle el mayor partido. Títulos divertidos que no necesariamente tengan que contar con una paleta de colores dominada por los tonos grises y oscuros, juegos que puedan ser disfrutados solos o en compañía, títulos a los que cualquier miembro de la familia pueda acercarse (todo esto me suena de algo).

Por todo ello he decidido hacer un listado de cinco juegos que me gustaría ver desarrollados para Project Natal. Como veréis a continuación, a la hora de confeccionar esta lista he tenido en cuenta aspectos como la diversión más absoluta, la identificación con elementos claros de nuestra cultura y, por qué no, una pizca de riesgo.

  • Hot Dog Madness (concurso de comer perritos calientes). Tan sencillo como sentarnos delante del televisor con una mesa repleta de perritos calientes. Se tendrá muy en cuenta la técnica a la hora de poner ketchup y mostaza (con el juego vendrá de regalo un bote de cada), donde se valorará el juego de muñeca y la precisión a la hora de dirigir el chorro. El juego, gracias a Project Natal, será capaz de contar los perritos que haya encima de la mesa antes de empezar, los que nos hayamos llevado a la boca y los que queden sin comer en un intento por evitar que le hagamos trampas. Adelanto que no siempre lo conseguirá. Para los posibles jugadores habituales se recomienda la práctica de algún tipo de deporte, también de forma habitual.
  • Watermelon Crash! (partir sandías con la cabeza). Todo un clásico dentro de las competiciones absurdas llevadas a cabo con la intención de demostrar que, efectivamente, podemos ser más tontos si nos lo proponemos. Perfecto para tardes de verano, ya que podremos usar sandías de verdad y refrescarnos con sus dulces y ricos líquidos una vez que acabemos la partida. Se recomienda jugar un máximo de una vez al mes y en sesiones muy cortas, siempre acompañado, así como el uso de algún paño u otro material blando que amortigüe nuestros cabezazos (lo colocaremos justo encima de la zona de impacto de nuestra frente con la sandía). El juego tendrá en cuenta nuestra velocidad, el número de sandías partidas satisfactoriamente y el grado de belleza del cuadro que formarán los trozos de sandía una vez partida.
  • Olive Island (lanzamiento de hueso de oliva). Perfecto para esos días en los que nos juntamos en casa con la familia, sobre todo si es de esa a la que no vemos desde hace tiempo. Unas cuantas latas de aceitunas con hueso (con el juego vendría una de regalo) y un bol en el que echarlas son serán más que suficientes para jugar. Podremos lanzarlos hacia un lado o directamente hacia la pantalla del televisor, en cuyo caso gozaremos de un multiplicador de puntos por las molestias que, posteriormente, nos ocasionará el haber llenado la pantalla de babas. Se recomienda el uso de un televisor de tubo. Una vez finalizada la sesión de juego podremos usar los huesos de aceituna para fabricarnos una práctica almohada. 100% natural.
  • Air Guitar 5000. Eso de hacer que tocamos la guitarra sin tener nada entre las manos, lo que se conoce como Air Guitar, cobrará un nuevo sentido con este juego. Dejémonos de practicar ‘Air Guitar’ a escondidas o delante de un jurado amateur que no tiene ni idea de lo que habla. Con Project Natal podremos obtener ese tipo de reconocimiento que tanto codiciamos en forma de aprobado numérico otorgado por una máquina. El juego tendrá en cuenta tanto nuestras poses como nuestra precisión. Llevar el pelo largo o una cresta verde da más puntos. El juego vendrá acompañado de una muñequera de pinchos de regalo y contará con más de 200 temas guitarreros de todas las épocas excepto la de los 90.
  • FurnitureLand. ¿Quién no ha montado en su vida algún que otro mueble sin recibir nada a cambio? Se acabó el aburrimiento. Con ‘FurnitureLand’ y Project Natal podremos montar muebles delante de la pantalla, incluso cómodamente sentados en nuestro sofá (que tiene ya el hueco hecho), y recibir la ansiada puntuación numérica que tantas alegrías nos da. El juego valorará nuestra destreza a la hora de colocar todas las baldas en su sitio a la primera, así como el uso o no de herramientas extra. Al comprar el juego recibiremos de regalo, previo pago de los costes de transporte, eso sí, una bonita estantería de madera aglomerada (color haya) perfecta para nuestra zona de estudio.

Nota aclaratoria innecesaria del editor: cualquier parecido entre este listado y la realidad del sector es pura casualidad. Y no, de momento no he iniciado conversaciones con ninguna compañía desarrolladora para llevar a cabo ninguno de estos proyectos, pero si se dan las condiciones necesarias para ello (a saber cuáles son) me pondré manos a la obra. Se trata de un post escrito con el único objetivo de pasarlo bien imaginando estas absurdas posibilidades, sin más.

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos