Sigue a

analisiscastlecx360.jpg

Me siento delante de mi consola y no se con exactitud que título ponerme a jugar. Me pongo con el ‘Mass Effect’ a ver si, después de todo este tiempo, consigue engancharme. Sigue sin hacerlo. ‘GTA IV’ me duró menos de lo deseado, el online tuvo su gracia cuatro días, pero ahí se ha quedado también. Quizás un ‘Call of Duty 4’ consiga animarme, pero, ¿otra vez voy a recurrir a él?

Cómo es lógico éstos son mis ejemplos, pero seguro que cada uno de vosotros tiene los suyos propios. No me malinterpretéis, no pretendo convertirme en ese intelectual gafapasta que muerde la mano que le da de comer. Ni muchísimo menos. Quizás la crisis sea mía y no del sector. Un problema de saturación. Deberé de dejar que pase un tiempo y entonces volveré a encontrar esa chispa que me enganchó tal y cómo lo consiguieron ‘Bioshock’ o ‘Portal’.

Pero entonces me animo a descargar ése título del Live del que todas las páginas hablan. Lo pruebo y me engancha, me vuelvo a enamorar de un videojuego, de su simpleza y su efectividad. Justo lo que necesitaba para darme cuenta de que el problema no es mío, que aún hay juegos que valen la pena pagar, aunque sus desarrolladores no le pongan un nueve tal y como hace Molyneux. Si estáis cansados de hype y gráficos de infarto, no desesperéis, siempre nos quedará el género arcade. Bienvenidos al análisis de ‘Castle Crashers’.

castle11731.jpg

Lo que está pasando durante la generación actual es bastante curioso. No paro de ver más y más anuncios de supuestos bombazos, el futuro del sector, la revolución de la industria, el juego que marcará un antes y un después en el género de los (introduzca aquí el que crea más adecuado), etc. Hijos del hype… y hermanos, nietos, sobrinos.

Y, entre éstos, aparecen títulos conocidos como menores, de los de pasar un rato. Pues bien, que tengan cuidado los grandes porque los menores se los están comiendo con patatas. Tiene narices que llegue un estudio pequeño y se coma a uno grande, que se hable mejor de un juego del arcade que de uno supuestamente revolucionario, en definitiva, que llegue ‘Braid’ y se coma con patatas en valoraciones al ‘Too Human’. Rotundo, lo sé, pero cierto aunque parezca increíble.

Algo parecido ocurre con ‘Castle Crashers’ un juego arcade con tintes RPG en 2D, que se convierte en mi mejor compañero de aventuras en las tardes de domingo. Un título que me ha costado 1.200 Microsoft Points, que tiene problemas con el online, y que, en vez de ponerlo a parir, no puedo hacer más que colocarlo en un pedestal.

castle31731.jpg

La historia nos sitúa en una edad media fantástica, en la que deberemos de luchar contra diversos enemigos que han raptado a las hijas del rey. Un argumento simple y quemadísimo que simplemente crea un hilo perfecto en el que las situaciones se suceden y entrelazan de forma perfecta.

Más de veinte niveles, con una veintena de enemigos para cada uno de ellos, engloban un título que si lo juegas en solitario te encantará, pero que en las partidas de hasta cuatro jugadores promete ser la bomba.

Los diseños de Dan Paladin en movimiento son una auténtica gozada. Diseños visualmente muy atractivos que aportan un giro fresco a tanto gráfico fotorealista. Hablo de personajes principales, secundarios y enemigos; de unos escenarios vivos que entran directos a nuestra retina, y entre los que, en más de una ocasión, se esbozará una sonrisa en nuestras caras gracias a su humor ácido y negro.

castle21731.jpg

Que su jugabilidad se haya convertido en sinónimo de adicción también le suma bastantes puntos. Ya que sin ser la originalidad personificada (el juego bebe de títulos como ‘Golden Axe’) consigue atraparte lo suficiente para que lo quieras jugar una y otra vez. Conseguir todos los logros y objetivos adicionales, desbloquear una enorme cantidad de personajes con sus correspondientes magias y armas, utilizar los nuevos combos que vayas aprendiendo, etc. Un conjunto de características que fomenta a seguir jugando con un título que, de otra forma, posiblemente aparcaríamos más rápido.

Añadiéndole una música altamente pegadiza, que homenajea a los juegos de la época de los 16-bits, nos encontramos con un juego completo, que sin ser la revolución que cambiará la industria (considero que tampoco lo pretendía), ha conseguido llegar al top ten del Live Arcade de muchos jugadores, entre ellos al mío. Como mínimo, probadlo, no os defraudará.

Ficha Técnica: Castle Crashers

Castle Crashers
  • Plataformas: Xbox 360
  • Distribuidor: The Behemoth, Microsoft
  • Estudio: The Behemoth
  • Lanzamiento: Ya disponible

Página oficial | Castle Crashers
Vídeo | Gametrailers
En Vidaextra | ‘Castle Crashers’: nuevas armas y personajes pronto

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

19 comentarios