Sigue a

Borderlands 2

Sacar una nueva IP y que triunfe es difícil, muy difícil. Pero Gearbox Software lo consiguió en 2009 con ‘Borderlands’, convirtiéndose en el sleeper de dicho año y aumentando su popularidad desde entonces. Con ‘Borderlands 2’ la papeleta, con Randy Pitchford a la cabeza, no era fácil. Pero se han superado.

Sí, queremos dejar claro desde el inicio en este análisis del ‘Borderlands 2’ que nos ha parecido mejor, si cabe, que el primer ‘Borderlands’. Y estamos hablando de uno de nuestros favoritos del 2009, por lo que sí, esta secuela es de nuestros títulos favoritos de 2012. La máxima de más y mejor se ha cumplido con creces. Nos lo hemos pasado pipa desde el inicio hasta el final, como debe ser.

Jack el Guapo necesita cuatro buscadores de la Cámara

Vídeo | Youtube (ir al minuto 1:51)

Pero no se puede empezar un análisis sobre este nuevo viaje a Pandora sin felicitar nuevamente a Gearbox Software por la elección del tema musical. En 2009 nos sorprendieron con “Ain’t No Rest for the Wicked”, del grupo “Cage the Elephant”, aderezado con una introducción de lo más cañera, optando en esta ocasión por un tema más melódico (“Short Change Hero”) del grupo “The Heavy” y con una introducción que le va como anillo al dedo y que en cierto modo es una parodia del original.

‘Borderlands 2’ cumple la máxima de toda buena secuela

Borderlands 2

Entrando ya de lleno en ‘Borderlands 2’ hay que dejar clara una cosa: el núcleo del juego no ha cambiado. ¿Y cuál es el núcleo? Pues para los que no se hayan adentrado en esta particular visión de Pandora, hablamos de un FPS con alma de RPG en donde dispondremos de un montón de misiones (tanto principales como secundarias) y con un arsenal de armas que hace palidecer a cualquier shooter. ¿Os suenan los colores blanco, verde, azul, violeta o naranja? Pues si ya de por sí tenemos una aplastante variedad de modelos para cada tipo de arma (pistola, rifle de francotirador, sub-fusil, ametralladora, lanzacohetes o escopeta) a esto hay que sumarle un sin fin de parámetros que cambian en cada una de ellas haciendo que sean más potentes, rápidas, pesadas, con múltiples disparos a la vez o con daños elementales adicionales. Conseguir el mejor arsenal sigue siendo nuestra prioridad.

Aunque para objetivo prioritario el deshacernos del nuevo villano, Jack el Guapo. Casi me atrevería a decir que lo amaremos/odiaremos a partes iguales. Por un lado, por su natural carisma, dejándonos muchas perlas para el recuerdo gracias al dispositivo ECHO, y por otro, por su más que obvia maldad, dándonos ejemplos de lo más gráficos a lo largo de la historia. Un combo ideal para un villano, ¿eh?

Donde también se mantiene el núcleo es a la hora de escoger uno de los cuatro nuevos buscadores de la cámara. A los Brick, Lilith, Mordecai y Roland damos paso a Salvador, Maya, Cero y Axton, quienes guardan bastantes similitudes, respectivamente, con los primeros buscadores. Aunque cuentan con un árbol de habilidades propio, con más de una habilidad interesante. Nuevamente se nos dará acceso a la principal, la habilidad activa, al llegar a nivel 5, desbloqueando posteriormente, tras subir de nivel, el resto de habilidades pasivas, hasta dar con el límite (momentáneo) de nivel 50. Os suena todo, ¿no?

Adiós a la experiencia en las armas: hola, código cabronazo

Borderlands 2

Donde sí ha cambiado, y mucho, ‘Borderlands 2’ respecto al original es en el tema de los perfiles de cada clase. Antes, según eliminábamos enemigos con un arma, ganábamos experiencia con ésta (aparte de la del propio personaje), mejorando su potencia, su cadencia de fuego, y más cosas. Por lo que si utilizábamos constantemente el rifle de francotirador nuestra efectividad con él en nivel 19 (del arma) sería considerablemente mejor que la de otro personaje que está empezando con ese arma.

Ahora no. Ahora esto va por códigos de cabronazo. ¿Y eso qué es? Os preguntaréis. Pues una serie de desafíos internos (como los que teníamos en el primer ‘Borderlands’ en plan eliminar tantas veces un tipo de enemigo, abrir tantos cofres, etc; y que nos daban experiencia para nuestro personaje) que al cumplirlos nos irán subiendo el nivel de cabronazo, traduciéndose después en códigos de cabronazo. Vale, seguís como antes. Pero esperad que os lo explicamos. Estos códigos después se podrán utilizar para mejorar las estadísticas globales de los buscadores de la Cámara, como la potencia de fuego, la capacidad del escudo, nuestra vida, la probabilidad de daño elemental, y muchos más parámetros. ¿El problema? Que es aleatorio. Por cada código se nos pondrán varias opciones de mejora, y deberemos escoger una. Y claro, no siempre vamos a poder subir el porcentaje de daño de nuestras armas, que sería lo suyo. El sistema del anterior era más acertado, aunque en la secuela al menos hay más variedad de desafíos. Una de cal y otra de arena, como se suele decir.

En cuanto al modo de gestionar nuestro equipo sigue todo más o menos igual, con cuatro ranuras para las armas (en acceso rápido), otras dos para el escudo y las granadas, una más para el modificador de la clase, y una cuarta para la requilia, la novedad de esta secuela, y que nos proporcionará mejoras adicionales muy útiles, como aumentos en el límite de la capacidad de munición de una o más armas.

Si algo funciona ¿para qué cambiarlo? Se mejora y punto

Borderlands 2

Una de las cualidades que más nos encandilaron del primer ‘Borderlands’ fue su sentido del humor. Cualidad que en ‘Borderlands 2’ no solamente se repite sino que se amplía. Parte con la ventaja de contar con personalidades que ya conocemos, como el adorable Claptrap o el doctor Zed, y nos presenta otras, como el mismísimo Jack el Guapo que nos dejarán momentos para enmarcar, como ese arcoiris doble, uno de los mejores huevos de pascua que yo recuerde. Pero es que habrá un montón de situaciones así: desde guiños al ‘Borderlands’ original a homenajes para llorar de la emoción por el bonito detalle, como al del tristemente fallecido Michael Mamaril. Incluso tenemos a un Donkey Kong camuflado, y eso por citar tan solo un detalle más. Porque habrá a montones, ojo.

‘Borderlands 2’ también ha mejorado respecto a su predecesor en otros detalles, como un mapa más cuidado y que nos muestra las misiones que tenemos disponibles en cada zona, o a la hora de ofrecer una personalización más diferenciadora respecto a las cuatro clases (ahora no habrá solamente colores, sino, por ejemplo, máscaras). Esto último no se aplica a los vehículos, ya que tendremos modelos prefijados en cuanto a forma de mostrar la pintura, y aún por encima contaremos tan solo con dos tipos de vehículos (menos que en el primero). Aunque no es un hecho que llegue a molestar del todo. El que sí, o más bien, los que sí, son los problemas de carga de texturas a la hora de llegar a una zona (a veces tarda un par de segundos), y el respawn de los enemigos, que si llevamos igual un cuarto de hora en una zona, por lo que sea, vuelven a nacer delante de nuestras narices. Algo molesto.

Realmente este par de detalles son de las pocas notas negativas que le podemos poner a ‘Borderlands 2’, puesto que nos ofrece incontables horas de juego, con mucha diversión de por medio, lugares a explorar de incontestable belleza, y unas cuantas sorpresas de por medio en cuanto al guión. No se notan tantos cambios a nivel gráfico, aunque sí que cuenta con mayor profundidad de campo, ideal para eliminar a los enemigos en la distancia. Que por cierto, también contamos con mayor variedad en este terreno. A los ya vistos rakks, hormigarañas, skags y compañía del primero, tenemos ahora varkids, cristaliscos, trilladores, acechadores, estibadores, torosimios, goliats… A cada cuál más puñetero. O mejor dicho, cabronazo. Aunque todos cuentan con su punto débil, cómo no.

‘Borderlands 2’, una apuesta segura. Muchas horas de vicio

Borderlands 2

Como repetimos en varias ocasiones, ‘Borderlands 2’ es un producto más completo y pulido que el anterior ‘Borderlands’. Nos puede tener enganchados más de 50 horas, tranquilamente, y una vez completado nos queda la segunda ronda, mucho más compleja, aunque con mejor botín. Eso por no mencionar que tenemos otro Bucherax (en este caso Terramorfo, y de otra especie) al finalizar la historia, o que tenemos muchos secretos por descubrir (la historia de Pandora narrada en dispositivos ECHO, el interés de Jack el Guapo por los cuatro buscadores de la Cámara, o los símbolos ocultos de la Cámara, por nombrar unos pocos), y misiones adicionales que completar. Tampoco hay que olvidar que disponemos de cuatro personajes (cinco, en realidad, y llegarán más) a elegir y modo multijugador cooperativo tanto en modo local como online. Diversión asegurada y por mucho, mucho tiempo.

Antes de concluir tan positivo análisis, comentar varios aspectos más: las misiones seguirán siendo variadas y con propuestas, en algunos casos, alocadas, y hasta tendremos unas pocas con contador de tiempo (tan pronto se empiecen correrá el tiempo, si no la cumplimos a tiempo, fallamos; se pueden repetir, eso sí); y por otro lado ahora la mejora en la capacidad máxima de munición o el espacio en nuestro inventario no recaerá ni en Marcus ni en Claptrap, respectivamente. Ahora lo haremos desde el mercado negro de un viejo conocido, Earl el Grillado. Para ello necesitaremos eridio, un nuevo y potente mineral surgido en Pandora tras lo sucedido con los primeros buscadores de la Cámara, y del que se deriva, a su vez, otro elemento nuevo para las armas, el slag. Como imaginaréis, no es muy abundante, aunque podremos encontrarlo en taquillas, cajas, o incluso por medio de los enemigos.

Ni qué decir tiene que si os gustó ‘Borderlands’ os encantará ‘Borderlands 2’. Aparte que vuelve a repetir traducido y doblado a nuestro idioma, y a un gran nivel, por cierto. Realmente pocos “peros” podemos ponerle a este trabajo de Gearbox Software. Uno de los grandes de 2012. Y ya está.

Borderlands 2 | Xbox 360

Borderlands 2
  • Plataformas: PC, PS3 y Xbox 360 (versión analizada)
  • Desarrollador: Gearbox Software
  • Distribuidor: 2K Games
  • Lanzamiento: 21 de septiembre de 2012
  • Precio: 59,95 euros (PS3 y Xbox 360); 49,95 euros (PC)

Borderlands 2 supone la confirmación de que Gearbox Software ha encontrado su sello personal. Tras un excelente viaje a Pandora en su secuela nos espera otro no menos excelente. Todo un valor seguro.

Vídeo | Youtube
Sitio oficial | Borderlands 2

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

16 comentarios