'Killer is Dead': análisis

Sigue a Vidaextra

Killer is Dead

Suda51 hace algunas cosas muy bien, como por ejemplo elegir los nombres para los personajes de sus juegos. Travis Touchdown es de los mejores que ha parido, pero creo que me quedo con este Mondo Zappa del ‘Killer is Dead’. De hecho este juego vendría a ser como una especie de versión demencial, mineralizada y supervitaminada de ‘No More Heroes’ a la que se le han añadido ciertos ingredientes de algunas de sus otras obras como por ejemplo ‘Killer7’.

Mondo se dedica a ir por ahí rebanando a sus enemigos con una katana. Es su trabajo. También tiene un brazo biónico llamado Musselback, aunque Mondo desconoce cómo ha ido a parar ahí. Con él es capaz de pegar unos puñetazos bastante brutales, pero también le permite disparar a distancia o taladrar cabezas. Es una especie de grotesca navaja multiusos.

’Killer is Dead’ y Mondo, el ejecutor que come huevos fritos

Killer is Dead

‘Killer is Dead’ podría pasar en algunos momentos por un juego del catálogo de Platinum Games por varias razones. Y eso no puede ser malo. Estamos ante un juego violento en el que la acción transcurre a toda velocidad —ay, la cámara. A veces nos juega malas pasadas, pero nada grave— y lo único que se nos pide es aporrear botones rápida pero eficientemente. Se puede intentar ir a lo burro, pero lo cierto es que se disfruta más si nos empeñamos en dominar todos los movimientos.

Hay recompensas por ejecutar correctamente un parry, por ejemplo: el tiempo se ralentiza, todo se vuelve blanco y negro (y rojo, como en ‘MadWorld’) a nuestro alrededor, y se nos da la oportunidad de hacer caer una lluvia de katanazos sobre los wire. Si llevamos a cabo algún combo también habrá regalo: la posibilidad de realizar hasta cuatro ejecuciones distintas, cada una con su propia recompensa.

Mondo cuenta con una barra de salud, representada por una serie de diamantes de color verde, y otra de sangre, cuyo símbolo es la rosa. Los wire, unos seres que pueden adaptar las más diversas formas y tamaños, dejan caer salud o sangre al ser eliminados, pero también unos cristales amarillos que hacen las veces de moneda. Con ellos podremos comprar habilidades y mejoras para Mondo y con el dinero que ganemos tras cada trabajo iremos acumulando dólares para comprar regalos que usaremos para ligar con una serie de bellezas que reclaman nuestra atención. Llegaremos a eso más tarde, pero ya os adelanto que tiene mucha guasa.

Entre las habilidades y mejoras disponibles encontramos nuevos movimientos, tanto de defensa como de ataque, y cosas tan interesantes como la posibilidad de recuperar salud haciendo uso de la sangre disponible. Sangre que, por otro lado, tiene una importancia vital, ya que nos permite llevar a cabo los movimientos especiales y disparar proyectiles con el Musselback, el brazo biónico de Mondo. Digamos que si nuestra barra de sangre llega a cero durante un combate la cosa se pondrá complicada hasta que podamos recuperar un poco.

Simulador de ligoteo incluido

Killer is Dead Natalia

La campaña principal de ‘Killer is Dead’ cuenta con 12 capítulos, pero a medida que vamos avanzando en la historia se van abriendo todo tipo de misiones secundarias, desafíos y unas fases especiales en las que debemos ligar con una serie de bellezas (los capítulos más un par de misiones me han llevado ocho horas y media de juego, por lo que para completar el 100% imagino que la cosa andará alrededor de las 10 horas).

Tenemos que prestar atención a esos ligoteos porque sólo a través de ellos conseguiremos nuevas mejoras para nuestro Musselback. Al principio del juego nuestro brazo biónico sólo es capaz de disparar (y transformarse en mano humana para activar ciertos sistemas), pero si queremos que se convierta en taladro, por ejemplo, tendremos que conquistar el corazón de cierta dama. Es un sistema realmente loco, pero resulta divertido y nos ayuda a descansar un poco entre tanto mamporreo frenético de botones.

Antes de ir a ligar con una de estas chicas tenemos que pasarnos por la oficina para comprar regalos. Todos los que podamos. Una vez bien surtidos de chorradas para regalar (perfume, ramo de rosas, colgante, etc.), elegimos a cuál de las bellezas disponibles queremos conquistar y nos lanzamos. El secreto para tener éxito en estas fases de ligoteo es muy simple: evitar que la chica nos pille mirándole el escote y cualquier otra parte de su cuerpo que quede por debajo del cuello más de lo debido. Tenemos que hacerle ver que estamos interesados en ella y mirarle a los ojos… hasta que veamos que ella desvía su mirada. Esa es la señal para poder bajar un poco la vista y sumar puntos.

Si nos pilla en demasiadas ocasiones mirándole el escote, el culo (a veces se contonean ante nosotros) o las piernas, nos dará una bofetada y nos mandará a paseo, pero si lo hacemos bien y sumamos los puntos suficientes tendremos la opción de hacerle un regalo y ganarnos su corazón, en cuyo caso obtendremos nuestra recompensa. Por cierto, si nos descargamos unas gafas especiales de Scarlett, una de las chicas del juego, podremos usarlas durante estas fases de ligoteo para ver a las chicas en ropa interior. Somos así de guarretes, qué le vamos a hacer.

’Killer is Dead’, Alicia en el país de las maravillas y la cara oscura de la luna

Vivienne

Tenemos hostiazos, disparos, chicas guapas (no he hablado de Vivienne, la despampanante jefa de Mondo. Es capaz de desplegar unos 16 brazos para echarnos una mano en ciertos puntos del juego aniquilando a los wire sin compasión) y enemigos monstruosos, pero merece la pena mencionar el universo de ‘Killer is Dead’. Porque ‘Killer is Dead’ nos traslada hasta un mundo extraño y cautivador en el que caminar por el lado oscuro de la Luna es lo más normal del mundo. Un mundo, además, que los mismos personajes aceptan como parte de un videojuego. En más de una ocasión escucharemos a Mondo hablar de su condición de personaje de videojuego y de lo que toca hacer porque se trata de un título de acción.

Un juego que arranca metiéndonos de lleno en una versión retorcida del mundo de Alicia en el país de las maravillas nos está enviando un mensaje claro: si estás buscando un juego convencional date la vuelta y no vuelvas. Aunque también es cierto que ni siquiera hace falta meter el disco en la consola para saber que ‘Killer is Dead’ no es un juego cualquiera. Suda51 siempre se encarga de que así sea.

Por cierto, Akira Yamaoka es el responsable de la banda sonora (con la colaboración de la banda de rock japonesa Jesse and the Bonez). ¿Es necesario que os diga lo increíble que es la BSO de ‘Killer is Dead’?

Plataformas: PS3, Xbox 360 (versión analizada)
Desarrollador: Grasshopper Manufacture
Compañía: Deep Silver
Lanzamiento: ya disponible (30 de agosto de 2013)
Precio: 59,95 euros (en Amazon está a 52,01 euros)

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

20 comentarios