Sigue a Vidaextra

Sleeping Dogs

Tras realizar ayer la primera parada compartiendo nuestras primeras impresiones del ‘DmC: Devil May Cry’, hoy toca hacer lo propio con ‘Sleeping Dogs’, otro de los títulos que hemos probado gracias a Koch Media. Un juego que en lo personal esperaba con ganas, a pesar de no ser seguidor de la saga ‘True Crime’. Y es que no hay que olvidar que su origen se gestó como tercera entrega de ésta (cuyo nombre fue ‘True Crime: Hong Kong’), pero tras ser cancelado de parte de Activision Square Enix compró sus derechos, cambiándole el nombre por el camino. Demos paso a su primer contacto.

Como su nombre original nos dejó claro, ‘Sleeping Dogs’ estará ambientado en Hong Kong, encarnando al policía secreto Wei Shen con el nada simple objetivo de acabar con las tríadas. Perteneciendo este juego, además, al género de los sandbox, ya os podéis hacer a la idea de que nos llevará tiempo completar dicha misión… sobretodo si nos liamos con otras cosas. Lo más habitual.

Sleeping Dogs. Luchando contra las tríadas de Hong Kong

Sleeping Dogs

Si tuviese que empezar hablando de lo que más me ha gustado de esta versión preliminar que hemos probado, sin duda tendría que hacerlo con el sistema de lucha, más completo de lo que se suele ver por el género. Wei Shen al principio contará con pocos movimientos (patadas y puñetazos en sucesión, formando distintos combos), pero según vayamos ganando experiencia podremos desbloquear más. No serán complejos en su ejecución, pero sí variados. Por ejemplo, en cuanto a combos, tenemos el clásico puñetazo más barrido a posteriori (botón “equis”, y acto seguido lo mantenemos pulsado) al más complejo (no mucho más) de tres puñetazos más patada de 180º (pulsamos el botón “equis” tres veces, y acto seguido lo mantenemos pulsado). Pero no todos los combates serán una sucesión de aporrear botones, puesto que nos encontraremos con distintos tipos de enemigos. Algunos se cubrirán por defecto ante nuestros combos habituales, obligándonos a utilizar agarres para propinarles golpes a más corta distancia aún. Incluso podremos golpearlos estando ellos en el suelo o realizar contras. Y, cómo no, propinarles una buena patada aérea en carrera.

Por desgracia en esta demostración jugable no pudimos probar otra parte importante de todo juego de acción que se precie: el uso de armas. Porque aquí por descontado que habrá. Más que nada porque no hay que olvidar que somos policías, y como tales, tendremos acceso a muchas armas de fuego.

Sí que pudimos ver con más detenimiento la parte de mejoras. Según ganemos experiencia, podremos hacer que Wei Shen sea más fuerte y experimentado. Tendremos cinco tipos de mejoras. Por un lado las de policía, obteniendo acceso a una ganzúa, a la habilidad de desarme rápido, o ser recompensados con una llave especial para abrir cualquier maletero de un coche de policía (con acceso a armas en casi cualquier parte). Por otro lado las de tríada, las cuáles irán en cierto modo acortes a las terceras, las de cuerpo a cuerpo, curtiendo a Wei en las distancias cortas. Y por último, las ventajas del prestigio y las mejoras de salud, haciendo que duremos más en combate.

Apatrullando la siudá en moto y utilizando acrobacias

Sleeping Dogs

Ganaremos experiencia tanto de parte de las misiones principales como de las secundarias. Desde el mapa podremos consultar todo, viendo de un simple plumazo qué objetivos tenemos a mano, dónde se encuentra la cafetería o farmacia más cercana para tomar un té curativo, la localización de los pisos francos para tomar un descanso (o salvaguardarnos del enemigo), o las distintas tiendas. Tampoco faltarán los aparcamientos para guardar los vehículos que vayamos consiguiendo, sean motos, coches o buses, por ejemplo. Como buen policía, Wei Shen tampoco será manco a la hora de conducir, y es que será capaz hasta de conducir de modo acrobático, como yendo de pie en una moto para prepararse para el gran salto a otro vehículo en marcha, o haciendo lo propio desde un coche a otro, pero mediante una puerta lateral. Que por cierto, estamos en Hong Kong. ¿Y eso qué significa? Que conduciremos por el carril contrario, igual que en el Reino Unido. Nos podemos liar al principio.

Aparte del mapa y las mejoras, tendremos también un centro social, que será una versión potenciada de los clásicos marcadores online. Wei Shen irá también a la moda en cuanto al uso de los móviles de última generación, pudiendo llamar a nuestros contactos, pedir que nos traigan un coche, o sacar fotos, entre otras cosas. En una misión secundaria, de hecho, se nos pidió sacar dos instantáneas con el móvil, para acto seguido mandárselas a la interesada desde el mismo dispositivo. Fácil y directo.

Wei Shen no tendrá tiempo para aburrirse en Hong Kong

Sleeping Dogs

Un detalle nimio (según se mire) que me ha llamado la atención de ‘Sleeping Dogs’ (también por su ironía) es que la variedad de caras de los habitantes de Hong Kong será numerosa. No nos parecerán todos iguales, como solemos decir (y como dirán ellos de nosotros). En cuanto a vestimentas no tanto, eso sí. Pero por lo general, habrá vistosidad por las calles de Hong Kong, lo cuál se agradece.

Otro detalle que me ha llamado más la atención es el relativo a las radios que tendremos disponibles en cuanto montemos en algún vehículo. De entrada uno podría pensar que sólo tendríamos acceso a las de la zona (que también las habrá), pero no. Habrá múltiples cadenas y de muchos estilos, quedándome especialmente con una: RoadRunner Records. Y es que me sorprendió escuchar el corte ‘On The Backs Of Angels’ de Dream Theater, de su no muy inspirado último disco ‘A Dramatic Turn of Events’ (esa marcha de Mike Portnoy…). Lo mejor es que Opeth tampoco faltarán a la cita (la potente banda de Mikael Åkerfeldt siempre la he asociado a los ‘Saints Row’), en este caso con el corte ‘The Grand Conjuration’, del excepcional ‘Ghost Reveries’. Para mí estos detalles no tienen precio.

En resumidas cuentas, lo visto, jugado y escuchado de ‘Sleeping Dogs’ nos gustó, pero aún es muy pronto para saber si se situará a la cabeza del género. Resulta ser un producto competitivo en todos sus apartados, aunque como se suele decir, quien mucho abarca poco aprieta. Veremos qué le depara el futuro, aunque por el momento nos transmite buenas sensaciones, sin duda alguna.

Sleeping Dogs | Xbox 360

Sleeping Dogs
  • Plataformas: PC, PS3 y Xbox 360 (versión analizada)
  • Desarrollador: United Front Games y Square Enix London Studios
  • Distribuidor: Square Enix
  • Lanzamiento: 31 de agosto de 2012
  • Precio: 49,59 euros (PC) y 69,99 euros (PS3 y Xbox 360)

Sleeping Dogs supone la vuelta al ruedo de la saga True Crime, en este caso a cargo de Square Enix. Tendremos todo Hong Kong para nosotros solos… si la peligrosa tríada nos lo permite.

Vídeo | Youtube

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

26 comentarios