‘Tomb Raider’ para Xbox 360: análisis

Sigue a

Tomb Raider

Lo normal cuando alguien nos pone delante el reinicio de una saga es adoptar una posición de cierto escepticismo. Puede salir bien o puede salir mal, y esa sensación de no saber muy bien qué esperar nos acompaña hasta el momento de enfrentarnos a ese reset. ‘Tomb Raider’, por suerte, ha resultado ser de los buenos. Podemos respirar tranquilos: Lara se reinventa de la mejor forma posible.

Crystal Dynamics no ha dado un puñetazo en la mesa, no, ha dado un verdadero mazazo y con este reinicio parece estar enviando un mensaje claro: apartaos, chavales, aquí los que sabemos de juegos de acción y aventuras somos nosotros.

Hora de aventuras

Hubo un momento en el que hablar de este tipo de juegos era sinónimo de Lara Croft. La primera entrega sigue siendo una parte muy importante de la historia de los videojuegos, sin duda. Más tarde, un tal Nathan Drake logró eclipsar a nuestra aventurera favorita. El tipo vino cargado de buenas historias de tesoros y ciudades secretas, pero también de una socarronería y un sentido del humor que nos ganó por completo, por no hablar del soberbio apartado técnico que lo envolvía todo. Creo que es justo reconocer ahora que, gracias a este nuevo ‘Tomb Raider’, Lara Croft ha vuelto para arrebatarle el protagonismo a Nathan. Lara vuelve al lugar donde merece estar.

‘Tomb Raider’ lo hace todo bien. O casi todo, porque si uno se pone a buscarle fallos seguramente encontrará algo que mejorar. Siempre pasa, es complicado conseguir la perfección, pero también es cierto que hay que saber parar. En este sentido Crystal Dynamics ha hecho un trabajo excelente a todos los niveles. El mejor piropo que se le puede hacer a ‘Tomb Raider’ es que sabe ser equilibrado. Cuenta con un ritmo, tanto a nivel narrativo como de diversidad de situaciones jugables, con el que otros juegos sólo pueden soñar. El aburrimiento nunca aparece en ‘Tomb Raider’, todo está muy bien montado y organizado.

Reiniciando ‘Tomb Raider’

Tomb RaiderOlvidémonos de la Lara que conocíamos hasta ahora. El reinicio de la saga significa una reescritura del personaje, que en ‘Tomb Raider’ se nos presenta como una joven de 21 años con una insaciable sed de aventuras, una chica testaruda que no duda en enfrentarse a quien haga falta para defender su postura.

La historia comienza tras el accidente sufrido por el Endurance, una embarcación en la que Lara y sus compañeros de expedición surcaban el mar en busca de Yamatai, un reino japonés perdido, al entrar en una zona conocida como el Triángulo del Dragón —una clara referencia al Triángulo de las Bermudas, ya que esta localización del juego es conocida por la desaparición de todo lo que cae en su interior—.

A partir de ahí veremos a una Lara mucho más frágil de lo que estamos acostumbrados. Tengamos en cuenta que se trata de una joven que está viviendo su primera aventura, no de la curtida aventurera que nos ha acompañado durante todos estos años. ‘Tomb Raider’, al fin y al cabo, es el relato del nacimiento de Lara como superviviente, lo que en un futuro le llevará a convertirse en una buscadora de reliquias, tesoros y cualquier historia que suponga vivir experiencias de este tipo.

Habilidades y armas con mejoras

El arma principal de Lara en ‘Tomb Raider’ es el arco, pero a medida que vayamos avanzando iremos obteniendo armas de fuego. Y se pueden mejorar gracias a los recursos que iremos encontrando en cada una de las zonas que forman la isla a la que tanto ella como sus compañeros han ido a parar —y sí, el juego desprende un ligero aroma a ‘Lost’ que resulta realmente agradable—.

Esto, unido a la posibilidad de mejorar las habilidades de Lara, las cuales se dividen en tres grandes grupos, es la gran novedad que nos trae ‘Tomb Raider’. Encontraremos una serie de campamentos a lo largo de toda nuestra aventura, los cuales nos permitirán adquirir estas nuevas habilidades, pero también mejorar las armas, como comentaba, e incluso realizar viajes rápidos a otros campamentos desbloqueados. Es un sistema similar al visto en juegos como ‘Assassin’s Creed’ y que nos permite volver a localizaciones ya visitadas para acceder a zonas anteriormente bloqueadas o recoger objetos que hubiéramos pasado por alto.

Tomb Raider

Porque en ‘Tomb Raider’ hay mucha exploración. Como decía antes todo está muy equilibrado (acción, exploración, combates, puzzles, etc.), pero el juego ofrece un buen puñado de objetos a recoger que los completistas agradecerán. Yo he finalizado el juego en 15 horas y 30 minutos con un 88% completado, por lo que todavía puedo volver a hacer ese 12% que me falta. Imagino que en total la campaña puede irse a las 17 o 18 horas, aproximadamente.

’Tomb Raider’: puzzles, tumbas, combates…

Otra de las características de la saga es la resolución de puzzles. En ‘Tomb Raider’ hay unos cuantos, pero reconozco que el nivel ha bajado mucho. Es decir: los puzzles, además de ser muy sencillos, son completamente opcionales y no nos obligarán a quebrarnos la cabeza para continuar la historia, algo que favorece un estilo de juego más directo. El que quiera resolver puzzles, los cuales, además, ofrecen recompensas interesantes al ser solucionados, tiene a su disposición una serie de tumbas repartidas por toda la isla que bastará con descubrir —no están demasiado escondidas tampoco—.

El tema de los combates ha resultado ser una agradable sorpresa, sobre todo por la sabia inclusión de un sistema de cobertura automático. No tenemos que pulsar ningún botón para que Lara se pegue a los muros o el resto de elementos que podemos usar para cubrirnos, sino que Lara se agachará cuando haya enemigos para que podamos centrarnos en lo importante: acabar con ellos.

Tomb Raider

El resultado es un sistema muy cómodo que nos permite en todo momento ver qué hace el enemigo y elegir cómo vamos a reaccionar. El arco, además, se presenta como un arma de lo más divertida. El control es exquisito tanto si decidimos lanzar flechas como si optamos por las armas de fuego, y los combates, lejos de ser un mero trámite para seguir avanzando, resultan muy entretenidos.

El multijugador sobra

Si hay un punto especialmente negativo en el conjunto de ‘Tomb Raider’ es su multijugador desarrollado por Eidos Montreal. La tendencia actual de incluir este modo en todos los juegos hace que en ocasiones el resultado no sea el esperado. Hay títulos en los que la inclusión de estos modos acaba soprendiéndonos por lo bien realizados que están y se acaban llevando nuestro visto bueno, pero no es este el caso.

Es una lástima, porque el multijugador de ‘Tomb Raider’, más allá de contar solamente con cuatro modos distintos, tiene un apartado técnico muy pobre. No lo he mencionado antes, pero el juego tiene unos gráficos de infarto y en el multi todo se va al garete. Y si resultara divertido le podríamos perdonar sus carencias a nivel visual, pero no tienen ningún aliciente.

’Tomb Raider’. Conclusiones

‘Tomb Raider’ se merece desde ya un lugar destacado entre los mejores juegos de la actual generación por muchas cosas: apartado visual —tanto las localizaciones como las animaciones o las inclemencias climatológicas lucen de forma espectacular—, banda sonora, el doblaje, animaciones, duración, ritmo, historia y, sobre todo, una muy buena reinvención de un personaje tan importante como es Lara Croft.

El multijugador es completamente olvidable, pero ‘Tomb Raider’ es un juego imprescindible y le asegura a Crystal Dynamics todas las secuelas que quiera. Con la nueva generación de consolas a punto de llegar, sólo podemos esperar lo mejor para el futuro de nuestra querida Croft.


8

Tomb Raider

Tomb Raider

Plataformas PC, PS3, Xbox 360
Desarrollador Crystal Dynamics
Compañía Square Enix
Lanzamiento Ya disponible (5 de marzo de 2013)
Precio 69,95 euros / 49,95 euros

Lo mejor

  • Lara le hace sombra a Nathan Drake
  • El nuevo sistema de combates
  • Espectacular ritmo narrativo

Lo peor

  • Menos exploración que en otras entregas
  • Puzzles demasiado sencillos
  • El multijugador no aporta nada

Más sobre ‘Tomb Raider’ en VidaExtra

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

50 comentarios