Sigue a

World of Warcraft

La célebre frase que el poeta francés Paul Éluard escribió en el siglo pasado encaja a la perfección a la hora de definir la actual convivencia de distintas realidades. Éluard, amante de las vanguardias, se maravillaría hoy ante la riqueza de ideas que habita los parajes digitales.

Internet ha cambiado nuestra forma de vivir, de comunicarnos y, es a lo que vamos, de jugar. Partidas online, mundos persistentes, enormes comunidades construidas a base de ceros y unos… Habitamos nuevas tierras que desafían las normas hasta ahora conocidas.

Cuando jugamos en red, la muerte dura lo que tardamos en reiniciar la partida, las guerras son mundiales pero sus soldados las libran sin salir de casa y los enemigos son realmente amigos con lo que se puede quedar para matar y morir otro día.

Eve Online

Existen migraciones masivas a tierras prometidas donde todos hablan el mismo idioma, mundos que se expanden de forma periódica con el nacimiento de nuevos continentes, lugares donde el tiempo es relativo y el hambre no existe.

Somos grandes estrategas, eficientes gestores, imaginativos dioses capaces de crear millones de especies que evolucionarán y se expandirán por toda la galaxia. Hemos visto los límites del universo, allí donde las leyes de la física saltan por los aires.

Somos altos, bajos, gordos, delgados, negros, blancos, mujeres, hombres, animales, monstruos… Hemos muerto un millón de veces pero somos y existimos más allá de nuestras limitaciones físicas. Hay otros mundos, pero están en éste.

En VidaExtra | Tras ‘Wrath of the Lich King’, ‘World of Warcraft’ recibirá más expansiones, ‘Second Skin’, un documental sobre los MMORPG, ‘Star Trek Online’ nos llevará a donde nadie ha llegado jamás, La muerte de un videojuego, Charles Darwin y su influencia en el diseño de videojuegos, Caos en los reinos españoles de WoW

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

50 comentarios