'Resistance 2': Análisis

Síguenos

resistance2_analisis.jpg

30 de Octubre de 1938. Los ciudadaos americanos se despiertan bajo una suave capa de rocío que ha bañado sus jardines. Un nuevo día en el continente más poderoso del mundo, un nuevo día en el que poder caminar bajo el resplandeciente brillo de la bandera de las barras y las estrellas, un nuevo día en el que sentirse orgulloso de ser americano. Un gran día al que le faltaba poco para acabar siendo un desastre.

La programación radiofónica habitual se veía interrumpida. En su lugar, la elocuente voz de un locutor llama al pánico. Los extraterrestres están aquí y están devastando los principales pilares de la humanidad. Cunde el pánico, la gente se atrinchera, busca sus rifles y reza a Dios para que los protega.

Efectivamente, se trataba de la célebre adaptación de ‘La guerra de los mundos’ que Orson Wells realizó en su programa radiofónico en la CBS y que hizo saltar la alarma general en todo el país. ¿Y qué tiene que ver esto con ‘Resistance 2’? Pues básicamente en que el videojuego que hoy nos ocupa comparte mucho de ese pasaje. El mundo, en la década de los años 50 se enfrenta a su exterminación a manos de las terribles Quimeras y nosotros, de la mano nuevamente del soldado Nathan Hale trataremos de evitarlo. Mejores gráficos, más armas, enemigos mayores… estamos ante uno de los títulos del año.

¿Quieres saber la razón?

Los sucesos, como ya hemos dicho, nos trasladan a la década de los años 50 y nos presentan un mundo con fuertes reminiscencias al real. Tal y como sucedía en la primera parte, se ha puesto especial interés en representar correctamente la época que el videojuego retrata, así que coches, radios, edificios, vestimentas e incluso armas se ven beneficiadas de ese especial mimo.

Pero si hay un factor en el que ‘Resistance 2’ llama la atención es en su escala. Cuando se plantea una segunda parte de un exitoso título, se puede optar por tres vías de progresión. La más fácil es la de continuar con lo mismo, se añaden unas nuevas pantallas y se espera que el tirón comercial haga el resto.

resistance-2-hiresscreenshots2.jpg

La segunda es la más difícil y consiste en renovar totalmente un juego, o una franquicia, integrando nuevos elementos jugables y visuales que conviertan el título en algo totalmente nuevo, o como mínimo en algo muy diferente a lo anterior.

Y la tercera, que parece que ‘Resistance 2’ ha seguido a pies juntillas, es la que pasa por la célebre frase “mucho más, mucho mejor”. Ya que en efecto, la segunda parte del juego de los chicos de Insomniac Games elimina muchos puntos oscuros de la primera parte (como las escenas de conducción) y en cambio potencia los puntos a favor. Y cuando decimos “potencia”, podríamos concluir que lo hace elevando a la máxima potencia lo que el primer título nos ofrecía.

Nunca antes enfrentarse contra las Quimeras había resultado tan espectacular y divertido. Pero vayamos por partes y diseccionemos el análisis en las tres partes habituales. Por cierto, vamos a evitar el modo multiplayer ya que al no contar, de momento, con la suficiente cantidad de jugadores listos para reventar cabezas, no podemos comprobar in situ si las promesas de Insomniac Games se hacen realidad o no. Aunque viendo el nivel general del título, no nos extrañaría que sí.

Gráficos

Muchos considerarán que este no será el título que revolucione el género de los FPS a nivel gráfico. Sin ir más lejos y después de haber probado ‘Killzone 2’, podemos asegurar que la obra de Guerrilla lo supera a nivel visual, eso sí, sólo en las cortas distancias. Pero ojo, eso no quiere decir que lo que ofrece ‘Resistance 2’ a nivel gráfico sea de un nivel inferior en el plano global, por que ni mucho menos es así.

Podríamos decir que dentro de lo que ofrece el catálogo de PS3, es de lo mejorcito. Y lo es por que tiene algo especial, algo que lo hace único y que engancha al jugador desde el minuto uno. Es un juego con “feeling” (algunos sabréis de lo que estoy hablando) y eso a día de hoy es mucho.

Su diseño de niveles y personajes es sencillamente espectacular. La sensación de originalidad y magnitud visual nunca deja de estar presente y es que señores, nos encontramos ante, posiblemente, el juego que más y mejor explota las diferencias de escala en lo que llevamos de generación.

Por que si por algo se puede definir a ‘Resistance 2’ es por su escala. Una escala brillantemente trabajada y que nos depara enfrentamientos contra monstruos que miden más de 60 metros de altura y que se pasean libremente por la ciudad, Quimeras marinas en forma de reencarnación del Kraken literario de más de 20 metros de envergadura o simplemente la contemplación agónica y, hasta cierto punto romántica, de determinados enclaves destruidos y que nos sobrecogerán por su terrible magnitud.

Al jugarlo sabréis de lo que hablo, pocos juegos consiguen transmitir esa sensación de incredulidad ante lo que acabamos de ver.

Otro punto a destacar es el de los detalles. ‘Resistance 2’ es un juego cuidado hasta el más mínimo detalle y eso se nota desde el primer momento. Las texturas (posee algunos de los mejores texturizados que se hayan podido ver en la consola de Sony), el brillante uso de la luz, las animaciones, las armas, los efectos de desenfoque y profundidad de campo… y sobretodo el agua.

En el título de Insomniac, el liquido elemento adquiere una importancia vital y está brutalmente representado. Reflejos, deformación a tiempo real de los objetos que caen y balazos que recibe, transparencia… y sobretodo, presencia de ‘Furias’, aunque eso ya lo descubriréis vosotros.

Y llegamos al punto de los paisajes y escenarios. ‘Resistance 2’ es un título de viajes. De viajes largos y que como toda aventura épica nos depara unos paisajes bellamente representados. Desde la instalación militar en Islandia, hasta naves espaciales Quimera que habitan en el cielo del planeta, pasando por el Chicago de los años 50, gasolineras secundarias, pantanos, y un largo etcétera de bellas localizaciones que demuestran el brutal acabado gráfico del que el juego hace gala. La paleta de colores parece no acabar nunca.

resistance-2-20080126000725597_640w.jpg

Pero pongamos un pero, que todo no pueden ser flores. El diseño de personajes y en general armas, ha evolucionado mucho. Tanto que en ocasiones parece que comandemos a un equipo de ‘CoD 4’ o del mismísimo ‘Haze’. Podríamos argumentar que el estudio de la tecnología Quimera ha posibilitado la modernización general de todas las tropas, pero en cualquier caso el aspecto que presenta el traje de Hale, sus compañeros del SRPA y algunas armas, tienen más que ver con el ejercito actual que con el de los años 50.

Sonido

Otro punto a favor y que demuestra el montón de dinero que Sony se ha dejado en este proyecto. Cualquier sonido está impecablemente implementado, desde los disparos, los casquillos al caer y rebotar en el suelo, los pasos sobre diferentes materiales, el doblaje al castellano y los gruñidos de las Quimeras.

La banda sonora raya a una altura enorme brindando algunas composiciones épicas que seguro pasarán a formar parte del imaginario de los que disfruten de la nueva entrega de las aventuras de Nathan Hale.

Y en este punto, Sonido, es en donde vamos a conseguir vincularnos con la introducción y la “performance” inesperada de Orson Wells. Durante la mayor parte del juego iremos encontrando radios diseminadas por el escenario y en las que se puede escuchar un programa emitiendo en directo.

La voz del locutor va relantando poco a poco lo que la humanidad va viviendo. En las primeras pantallas comienza alabando la tarea que las fuerzas de seguridad y el ejercito están llevando a cabo contra la invasión, “la humanidad puede salvarse”, proclama a los cuatro vientos.

A medida que el juego avanza el tono de la narración cambia hasta demostrar la total locura y desesperación a la que el locutor ha sucumbido. Sólo os diré que en las últimas emisiones se acompaña de un amigo llamado “Bourbon”. Sin duda un detalle genial que ayuda a conseguir la ilusión de que, efectivamente, nos encontramos en la década de los años 50.

Jugabilidad

Sin lugar a dudas el punto más importante del título junto a su apartado gráfico. Cuando hace muchas líneas hablamos de ‘feeling’, nos referíamos a esto. ‘Resistance 2’ posee una jugabilidad envidiable e intuitiva que le hace ser la perita en dulce del catálogo de PS3.

Es sencillo hacerse con los controles, más que sencillo diría lógico, puesto que están muy bien mapeados y responden brillantemente a las órdenes que se les da. Pero no todo en un juego como este se basa en disparar, recargar y precisar el tiro, no.

resistance2_art3-thumb.jpg

Lo difícil de un título así es proponer los suficientes retos, y además variados, como para no cansar al jugador, mantenerlo enganchado a la partida y que su nivel de interés no decaiga. Y vaya que si lo consigue. Quizá apurando la duración del juego (en unas 10/11 horas se puede pasar, eso sí, sin conseguir todos los extras por supuesto) y así acortando las partes más tediosas de la historia.

El diseño de niveles del juego siempre nos propone un nuevo reto que nos apetece probar. Ahora son Quimeras, ahora es demoler un puente, ahora es recuperar unos inhibidores, ahora destruir a un monstruo de más de 60 metros de altura… en general, toda una demostración de saber hacer. Jugar con momentos de calma y acción no se ha conseguido representar de manera tan brillante en muchos títulos.

Es obligatorio que nos paremos en las armas. Si bien el juego se porta muy bien y de alguna manera siempre nos ofrece el arma correcta para las diferentes situaciones a las que nos enfrentamos, merece la pena decir que son de las más variadas que hemos visto en mucho tiempo. Hay armas para todos los gustos y lo mejor de todo es que se complementan perfectamente.

Desde armas perforadoras que nos permiten ver enemigos tras los muros, hasta lanzadores de cuchillas que seccionan las extremidades de los rivales, pasando por granadas de pinchos, pistolas con balas que podemos explotar a distancia o rifles de francotirador con “bullet time” incluido.

Es curioso por que lo que un buen diseño de gameplay consigue es que no tengamos esa sensación de : “con la pistola puedo con todos, ¿para qué demonios hay otras armas?”. En ‘Resistance 2’ todas las armas son útiles y dependiendo de las que decidamos llevar (sólo dos) nuestra estrategia de ataque puede cambiar radicalmente.

Un punto más a favor y que es de obligación mencionar es el modo cooperativo. Jugar con amigos en el modo campaña es toda una experiencia y determinados momentos del hilo argumental parecen haber sido diseñados totalmente para compartir, mano a mano, con el inseparable camarada. El fuego de las balas se mezcla con el rojo de la sangre quimera y cuando todo parece perdido, tu amigo se interpone entre la multitud de arañas alienígenas y frena con su cuerpo lo que parecía tu inevitable muerte. Poético ¿no?.

En resumen, se trata de uno de los títulos de año para PS3. Totalmente recomendable para los que no jugaron a ‘Resistance: Fall of Man’ y obligado para los que lo hicieron y lo disfrutaron. Incluso Nathan Hale parece conseguir cierto nivel de carisma y más que a eso, no se puede aspirar. Buenos gráficos, buena historia, buena jugabilidad y buen sonido, eso sí, se hace terriblemente corto aunque hay que esperar que la rejugabilidad del multiplayer y el cooperativo alarguen la vida del juego exponencialmente.

Recomendado para todos aquellos que hayan deseado exterminar alienígenas con la certeza de ser mejor y más listo que ellos. Señores, somos la humanidad, no nos vamos a rendir tan fácilmente y los alienígenas deben recordar que nos encanta patear culos hasta el espacio exterior.

No recomendado para los que disfrutaron de la última versión de ‘Imagina ser Alienígena” y ‘Quimeraz’. Aquí los invasores van a sentir otro tipo de calor, el de las balas de glicerina atravesando su esternon y reventándolo poco después, así que cuidarlos no entra en el pack.

Ficha Técnica: ‘Resistance 2’

Resistance 2
  • Plataformas: PS3 (versión analizada)
  • Distribuidor: Sony
  • Estudio: Insomniac Games
  • Lanzamiento: 27/11/2008
  • Precio: 66,90 euros

Vídeo | GameTrailers

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

50 comentarios