Síguenos

FIFA Street (2012) - Análisis

Tras más de cuatro años de parón, regresa la saga FIFA Street’, y lo hace con un reseteo en su nombre. Por lógica tendría que llamarse FIFA Street 4’, pero la elección por parte de EA de volver a sus raíces está bien pensado, no es baladí, igual que en otras sagas que han vuelto a su nombre inicial. Se ha hecho para potenciar la marca y reflejar el gran cambio sufrido en ella.

Tan solo hay que mirar cómo era el FIFA Street 3’, con un diseño de personajes irreal, caricaturesco, y un estilo a la hora de hacer las filigranas de lo más sencillo, propiciando un festival de goles. Ahora no. Ahora en este nuevo FIFA Street’ pasamos a un toque realista para los jugadores, siendo en muchos casos fiel reflejo de los de carne y hueso que vemos por la tele, o en los estadios, cada semana, y con un amplio abanico de regates más complicados de hacer, siguiendo la filosofía de la saga FIFA a secas. Y el cambio, a mi parecer, le ha sentado de maravilla, aunque no exento de detalles por pulir.

FIFA Street. El freestyle en estado puro y mejor que nunca

FIFA Street (2012)

Aparte de comprobar que, por primera vez, el astro argentino Leo Messi es portada de un FIFA (su imagen siempre se asoció a los últimos títulos deportivos de la competencia, obra de Konami), lo primero que llama la atención es todo el cambio estético antes mencionado junto con la simpleza del menú de juego: partido rápido, tour mundial, modo online, mi plantilla, y campo de entrenamiento.

El núcleo del juego, obviando el peso del modo multijugador (sea local u online), recae en esta entrega en el tour mundial, lugar donde crearemos nuestros propios futbolistas para competir contra los grandes. Incluso podremos importar nuestro jugador del anterior FIFA 12’, por si queremos ahorrarnos algunos pasos a la hora de trastear por las opciones de personalización. Aunque sus parámetros en cuanto a aguante, defensa, regates, paradas, pase, tiro y velocidad partirán de cero. Igual que el resto de los que creemos. Según vayamos ganando experiencia, por medio de goles, filigranas y demás, subiremos de nivel, y por cada nivel se nos darán 10 puntos a gastar entre esos parámetros y en desbloquear distintas habilidades (trucos básicos, trucos especiales y estilos), y dependiendo del nivel alcanzado, también desbloquearemos celebraciones. Sobra decir que es un auténtico vicio.

Y es que aquí, aparte de ver crecer a nuestros futbolistas (nosotros, nuestros amigos, vecinos, personajes ficticios, ¡cualquiera!) y de enfrentarlos contra caras conocidas (Carles Puyol, Cristiano Ronaldo, Messi, y un montón más), también los veremos contra creaciones del propio juego, mostrando guiños intencionados (Mark Lenders y Oliver Atom) y desfases adrede (ese equipo de “todo Robben” es lo más; aunque menuda goleada les calcé), y no solamente en partidos de fútbol 5, como podría pensarse, sino con un número de jugadores que irá variando, al igual que el tamaño de los campos, e incluso las reglas. Es uno de los mayores cambios sufridos tras la anterior entrega.

Variedad al poder: fútbol 5, amo del caño, rey de la pista…

FIFA Street (2012)

En el modo tour mundial empezaremos en fase regional (podemos seleccionar nuestra ubicación), para expandirnos después a la nacional, y de ahí a la continental y finalmente mundial, viendo ya desde la segunda todo el abanico de modos de juego a nuestra disposición. El estándar lo tenemos en el fútbol 5, en el cuál se enfrentan cinco jugadores contra otros cinco. Hasta aquí todo bien. No habrá faltas, ni tampoco fueras de banda o córners (en algunos casos, dependiendo del campo, podrá salir el balón fuera, pero por alto, y sacará el portero rival), y el objetivo será marcar más goles que el rival. En definitiva, ganar de manera clásica. Veremos variantes, como fútbol 4 o fútbol 6, pero la dinámica será la misma. La gran diferencia viene de parte del fútbol sala, puesto que aquí, aunque veamos cinco contra cinco, igual que en fútbol 5, habrá fueras de banda y córners, y ambos se sacarán como en fútbol sala: con el pie. El campo, a su vez, es más grande, y hay faltas, siendo esto último su único defecto debido a un desastroso sistema de detección de faltas, llegando a ver cómo el colegiado pita algunas absurdas e inexplicables, y en el 90% de los casos a favor del rival. Desesperante.

Por suerte esto último no se refleja, salvo en contados campeonatos, para el resto de modos. Y si no, siempre podremos crear partida personalizada, fuera del tour mundial, y quitar las faltas, poner el número de jugadores que queramos (hasta un máximo de 6), con o sin portero, con prórroga y/o gol de oro, por tiempo, goles o por puntos. Vamos, que habrá para todos los gustos.

Volviendo al resto de modos de juego, a destacar especialmente los otros dos:

  • Amo del caño, en el cuál el objetivo principal será hacer filigranas delante del rival, aumentando nuestro contador de goles de forma temporal (cada caño son 3 puntos, un sombrero son 2, y un regate normal 1) para fijarlo después tras marcar un gol. Lo bueno de esto es que ambos equipos podrán aumentar su contador, pero tras marcar el gol uno reseteará las bonificaciones del rival. En resumen, que los regates son muy importantes, pero sin goles esto no sirve de nada (cada gol nos suma un punto adicional, por cierto). Y aquí, ver cómo un recién llegado machaca de buenas a primeras a Cristiano Ronaldo no tiene precio, creedme.
  • Rey de la pista, en el cuál el objetivo es perder a todos nuestros jugadores. Sí, suena extraño, pero es así. Aquí veremos partidos de tres contra tres, o cuatro contra cuatro, nada más, y por cada gol que metamos, perderemos a un jugador. De este modo podremos llegar a estar en un desigual enfrentamiento entre uno contra cuatro, por lo que inevitablemente la balanza se pondrá del lado rival cuanto mejores seamos, y viceversa. Muy divertido.

A estos dos modos especiales se les suma también el partido de estilo libre, en el que ganará el equipo que sume más puntos de estilo haciendo regates. En cierto sentido, es parecido al “amo del caño”, solo que aquí no veremos un cómputo total de goles, sino de puntos de estilo.

Destacar, además, que las dimensiones del campo (sea en espacio abierto o cerrado) no solamente variarán en sí, sino que en algunos casos afectarán también a la portería. En unos casos a tamaño estándar (fútbol sala), en otros irrisoria (rey de la pista). Y no solo de largo, sino también de alto.

FIFA Street (2012)

Una vez habituados al gran cambio que supone el apartado jugable respecto al anterior FIFA Street’ (los regates se harán con los sticks analógicos y los botones traseros, y siempre orientados hacia donde mire el jugador), nos daremos cuenta de que la dificultad ha aumentado un poco, pero sigue siendo asequible. Si vemos que no podemos, de todas formas, siempre podremos optar por cambiar la dificultad entre fácil, normal o difícil, de donde obtendremos medallas de bronce, plata y oro, respectivamente, en cada torneo o partido especial, desbloqueando consigo accesorios para nuestro equipo. Todo con tal de que seamos más únicos, que por opciones desde luego que no será, porque podremos crear hasta nuestro propio escudo, e incluso diferenciar nuestra equipación urbana de la oficial, reservada para los torneos serios. Muchas horas de juego nos esperan.

FIFA Street’ se beneficia también del componente social implementado por los últimos títulos de EA desde el panel de noticias, desde el cuál podremos ver los avances de nuestros contactos y sus goles para poder valorarlos, o ver sugerencias sobre nuevas amistades, aparte de ver las estadísticas de nuestra estrella, con su número de goles, asistencias, caños, regates, y mucho más.

Por ponerle alguna otra pega, junto con el mencionado tema de las faltas (aspecto que, en cualquier caso, es puntual y no siempre tendremos que sufrirlo), estaría el apartado sonoro, tanto por la elección de temas musicales (no muy del agrado mío), como por las voces de los encuentros, cansando a los pocos partidos debido al alto porcentaje de repetición: “¡Estoy solo! ¡Estoy solo! ¡Qué bonito! ¡Estoy solo! ¡Estoy solo! ¡Qué grande! ¡Estoy solo! ¡Estoy solo!”. Ad infinitum. Se entiende, ¿no?

En resumen, hay FIFA Street para rato

En definitiva, que pocas pegas se le pueden poner a este FIFA Street’, por lo que se convierte con facilidad en una opción muy a tener en cuenta si nos va el fútbol de estilo libre. Le ha sentado bien esa vuelta a sus orígenes en el nombre, porque ahora está todo más pulido y el conjunto es más variado.

FIFA Street | Xbox 360

FIFA Street
  • Plataformas: PS3 y Xbox 360 (versión analizada)
  • Desarrollador: EA Sports
  • Distribuidor: EA Sports
  • Lanzamiento: Ya disponible
  • Precio: 69,95 euros

EA Sports reinicia su saga ‘FIFA Street’ y lo hace a lo grande, con una jugabilidad más consistente, un aspecto mejor acabado, y gran variedad de modos de juego. A cada cuál más divertido. Mejora sobretodo en compañía.

Vídeo | Youtube

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

24 comentarios