Síguenos

Los diez mejores juegos de SNES

Con la Super Nintendo, SNES para los amigos y viciados, Nintendo rompió la baraja. Lanzada en 1990 en Japón y en abril de 1992 en Europa, fue la consola de más éxito de la era de los 16bits, una auténtica bestia parda que hizo honor a los distintos eslogans creados por la compañía japonesa para promocionar la potencia de la máquina.

La Super Nintendo nos dejó muchas horas de gloria, muchos mandos estropeados por el uso y muchos juegos fantásticos, y muchas mejoras a lo largo de su vida en una consola que nunca dejó de sorprender.

Siguiendo con nuestro especial retro, hoy toca comentar los diez mejores juegos de SNES según VidaExtra.

The Legend of Zelda: A Link To The Past

Zelda: A Link To The Past

De qué iba

Link, ¿quién te manda a ti tener contacto telepático con la princesa Zelda? ¿Y quién obliga a Ganon y a Aghanim a liarla parda en Hyrule cuando se cargan a su rey? ¿Y qué es eso de las doncellas encerradas en cristales? Tezuka, Miyamoto, quiero lo que sea que desayunarais entonces…

Aquellos maravillosos años

¿Qué pasó con Link en SNES? ¿Por qué sólo salió esta maravilla. Quizás fuera que Nintendo aún no había decidido poner a ritmo de crucero su maquinaria de “aprovecha la saga”. A saber. El caso es que este supuesto “enlace al pasado” era en realidad un mensaje al futuro. Al futuro de los Zelda, claro, a los que impuso de manera canónica cosas como el diseño de mazmorras, el gancho… y el quedarse para siempre en nuestro corazón. Volvió después para GBA y ahora podemos jugarlo en la consola virtual, mientras no dejan de surgir rumores periódicos sobre un remake.

Más en Vida Extra | The Legend of Zelda: A Link To The Past

Super Metroid

Super Metroid

De qué iba

No es fácil ser una cazarrecompensas en el espacio.Y menos si te llamas Samus Aran. No sé, sólo conozco a alguien con peor suerte y peor sensación de estar siempre en el lugar y en el momento inadecuados: se llama Ripley, ¿te suena? Pues Samus Aran compite con ella en pésimos amigos y encuentros estelares que no le desearías ni a tu peor enemigo. Eh, pero bien, bien para nosotros.

Aquellos maravillosos años

En SNES todo era súper. Y no, esto no era un eslogan: era una realidad. Casi todas las mejores ideas que Nintendo y sus equipos habían tenido previamente volvieron a la vida en la Super Nintendo para hacerlo aún mejor. Y Super Metroid era grande, en muchos sentidos: en el mapa, en la locura de la historia, en el cartucho. Super, claro que sí.

Más en Vida Extra | Anuncio de ‘Super Metroid’


Dragon Ball Z: Super Butoden 2

Dragon Ball Z

De qué iba

Da igual. No, en serio: da igual. Al final, los juegos consoleros de Dragon Ball siempre han sido un refrito/remix de las historias de Toriytama. Si quieres saber qué pasa con Goku, Gohan, Cell, Vegeta y compañía, lo suyo es ver la serie o pillarse le manga. Aquí queda un batiburrillo. Es un juego de lucha, hombre: ¿qué más da? Se trata de darle una buena tunda a quien se ponga delante. Y, a ser posible, eso sí, con la espectacularidad marca Dragon Ball.

Aquellos maravillosos años

Super Butoden 2 (La Leyenda de Saien) era un goce de colorines y personajes dándose de golpes en pantalla partida que llegó a España en 1994 para dejar claro que, a partir de entonces, los juegos con Goku como protagonista tendrían que seguir su camino marcado. Era divertido, intenso y estaba lleno de magias: ¿hace falta decir más? Son cosas que se tiene o no se tienen. Y Super Butoden 2 las tenía casi todas.


Killer Instinct

Killer Instinct

De qué iba

A Ultratech le gusta jugar, y cuando una de las multinacionales más poderosas del mundo decide que ha llegado el momento de luchar, los mejores lo hacen. Porque siempre hay que tener contento a quien te gobierna, especialmente si es una empresa capaz de crear bestias experimentales que te pueden sacar las tripas en un par de zarpazos.

Aquellos maravillosos años

‘Killer Instinct’ fue un juego pensado no para revolucionar el género de lucha, sino para hacerlo técnicamente impresionante. Y lo consiguió. En su versión de recreativa, copiaba los modelos de ‘Street Fighter II’ y ‘Mortal Kombat’ pero los vestía de una perfección impresionante. Al trasladarse a SNES perdió parte de esa calidad visual, pero ganó modos como el multiplayer. Y siguió siendo una joya del género.

Donkey Kong Country

Donkey Kong Country

De qué iba

Puede que Donkey Kong tuviese una época de raptar princesas y subirse a lo más alto de los edificios, pero aquello ya pasó. Y ahora que estaba tranquilamente en su selva, junto a su sobrino Diddy Kong, vienen los Kremlings a robarle su torre de plátanos. Es la hora de las tortas.

Aquellos maravillosos años

Otro éxito de Rare, con más de ocho millones de copias vendidas en todo el mundo. Scroll lateral que nos dejó boquiabiertos por su calidad y por las muchas apariciones estelares que habitaban la selva de Donkey Kong. Chao, monos.

Chrono Trigger


Chrono Trigger

De qué iba

Si esto ya lo sabía perfectamente Marty McFly: si juegas con el tiempo, lo más probable es que te acabes quemando… o que los parientes desaparezcan de las fotos familiares, incluso el mundo entero podría desaparecer. Como ni Crono ni Marle quieren que algo así ocurra, no hacen más que líar la madeja temporal en busca de una solución.

Aquellos maravillosos años

Corría 1995 y el género de los juegos de rol japoneses empezaba a estar muy cerca de su cénit, como quedó demostrado con ‘Chrono Trigger’. El mundo abierto, las misiones secundarias, el sistema de lucha, los encuentros no-aleatorios y la manera en que lo que hacías en el pasado tenía repercusión en tu futuro (y podías jugarlo y vivirlo como tal), son razones de sobra para el éxito.

Super Castlevania


Super Castlevania

De qué iba

Simon dice… que quiere destruir al conde Drácula. Así allá se va, con su látigo, a cruzar Transylvania mientras se enfrenta al ejército del maligno vampiro. No es fácil ser un héroe en el siglo XVII, ni entrar en un castillo. Ni llamarte Simon.

Aquellos maravillosos años

Super Castlevania IV es, argumentalmente, un remake del Castlevania original, pero como juego esta vitaminado e hipermineralizado. El control en el salto, el indispensable látigo multiusos o los diseños de niveles mejoran la fórmula y la dejan casi perfecta.

Super Mario Kart

Super Mario Kart

De qué iba

¿En serio? Mario. Karts. ¿Hay que explicar algo más? Ok, allá vamos: coge tu kart y disfruta de los personajes del universo Mario en carreras muchísimo más divertidas que las de la Fórmula 1 de aquellos tiempos (y de estos) y con más trampas que una película de M. Night Shyamalan. El inicio de toda una saga que tendría aún muchos más momentos grandes, enormes.

Aquellos maravillosos años

A finales de agosto del 92 por España aún andábamos lamentando que los Juegos Olímpicos de Barcelona se acabasen de terminar, justo cuando empezábamos a entrar en crisis (sí, otra vez). Pero Nintendo estrenaba entonces en Japón y cinco meses más tarde, ya en 1993, en Europa, su gran arcade de conducción. Ocho personajes fuera de su terreno habitual, el Modo 7 y, sobre todo, la cantidad de horas con las que quemarnos los ojos delante del Cerebro de la Bestia. Lo más y punto.

Street Fighter II

Street Fighter II

De qué iba De darse golpes en un torneo. El endeble hilo argumental ha quedado para siempre borrado de nuestras memorias y sustituido por el guión de la película basada en el juego, el guión de todos los guiones.

Aquellos maravillosos años
El pim-pam por excelencia. Si no tenías la SNES, deseabas que te invitaran a casa del tío de clase que menos soportabas, pero que sí la tenía. Y si tenías la SNES con el juego, eras un semi-dios caminando por el colegio. Pronto hubo unos cuantos. Había una tercera posibilidad: tenías la SNES y no tenías ‘Street Fighter II’. O tempora o mores!

Axelay

Axelay

De qué iba
Bienvenido al sistema solar de Illlis. Aquí todo va bien, no tienes que preocuparte de nada. ¿Que qué es eso? Nada, el ejercito de la Aniquilación. Claro que hacen honor a su nombre. Y eso que ves allí es el caza Axelay. Todo muy tranquilo, de verdad. ¿Cuánto va a durar su estancia?

Aquellos maravillosos años

‘Axelay’ es uno de los grandes shooters de Super Nintendo y, también, uno de los más infravalorados en su día. De hecho, no tuvo demasiado éxito en ventas y Konami, que se las prometía muy félices, tuvo que envainarse aquella promesa de un ‘Axelay 2’ que salía cuando superabas el juego en máxima dificultad. En todo caso, en la semilla de la imponente Treasure está también este título.

Los mejores juegos retro

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

50 comentarios