Compartir
Publicidad

El problema es llamarla New Nintendo 3DS en vez de Nintendo 3DS 2

El problema es llamarla New Nintendo 3DS en vez de Nintendo 3DS 2
66 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Como suele pasar en estos casos New Nintendo 3DS ya tiene sus defensores y sus detractores, pero la visión general indica que hay más gente descontenta que entusiasmada por el último anuncio de Nintendo. Sorprende porque, al fin y al cabo, es algo que la marca lleva haciendo desde sus inicios, pero sería injusto decir que la masa enfurecida no tiene sus razones.

Tal vez el problema son las formas, estar hablando de una revisión en vez de una nueva máquina que tiene todo el derecho a aumentar sus ambiciones en busca de juegos mejores y más potentes. Puede que si en vez de una New Nintendo 3DS hubiésemos presenciado el anuncio de una Nintendo 3DS 2 el pitote montado hubiese sido menor.

New Nintendo 3DS

La controvertida historia de 3DS

Con Nintendo 3DS ocurrió lo que suele pasar cuando una compañía cree tener todo el pescado vendido y se tira a la piscina pensando que ya lo tiene todo hecho. Los números de Nintendo DS eran lo suficientemente favorables para iniciar la andadura con buen pie, pero el optimismo por parte de los nipones fue exagerado.

Tras lanzarse en nuestro país el 25 de marzo de 2011 y vivir unas primeras semanas en las que todo parecía ir como la seda, la rivalidad con la anterior portátil de Nintendo y el precio de salida de la máquina empezaron a hacer mella.

Apenas unos meses después Nintendo decidió darle la vuelta al asunto con un E3 cargado de anuncios y la promesa de una reducción de precio que, tras caldear aún más el ambiente y crispar a los primeros poseedores de la máquina, consiguió revitalizar el futuro de la portátil y situarla a la cabeza del mercado.

Nintendo 3DS

El siguiente motivo de queja llegó en diciembre de ese mismo año, cuando Nintendo anunció el lanzamiento de Circle Pad Pro, un añadido con un segundo stick analógico y dos botones adicionales para mejorar el control de los juegos 3D que supo a parche entre los jugadores.

No contentos con la crispación generada en junio de 2012 anunciaron la llegada de Nintendo 3DS XL, una versión de la portátil con pantallas mayores pero sin ese segundo stick que a la mayoría ya nos parecía imprescindible en una nueva versión.

No acabó ahí el culebrón, ya que en agosto de 2013 Nintendo volvió a la carga con una nueva opción para los jugadores que quisiesen acercarse a la máquina, una Nintendo 2DS que abandonaba el sistema 3D y se quitaba de encima uno de los problemas que la consola había arrastrado desde su anuncio, el de la incompatibilidad de la imagen tridimensional con uno de los mayores públicos objetivos de la portátil, los niños.

Todo esto ha pasado y volverá a pasar

Semejante baile de versiones y accesorios podría parecer contraproducente a ojos del consumidor, pero lo cierto es que es una práctica que Nintendo lleva manteniendo desde el lanzamiento de Game Boy en 1989 y hasta la fecha parece haberle funcionado a las mil maravillas.

Gameboy

La cantidad de cachivaches que hemos visto pasar por las portátiles de la marca es abrumadora, y algunos de los accesorios más estrambóticos de Game Boy eran capaces de convertirla en una especie de Megazord de lo más surrealista.

La diferencia en este caso ha sido el tiempo, con Nintendo lanzando anuncios, revisiones y accesorios a salto de mata y aparentemente sin un rumbo prefijado. Quienes compramos la primera versión de Nintendo 3DS el día de su lanzamiento vemos ahora como en apenas 3 años la situación ha cambiado por completo.

La llegada de New Nintendo 3DS, anunciada como revisión en vez de como una secuela o salto de generación, y el lanzamiento de un catálogo exclusivo que los propietarios de versiones anteriores no podrán disfrutar ha sido la gota que ha colmado el vaso para muchos.

New Nintendo 3DS

Sigue habiendo un problema con el tiempo. Demasiado poco tiempo entre una versión y otra y, con ello, la sensación de que nos saldrá más rentable esperar a ver qué se anuncia entre junio y agosto de 2015 en vez de dar ya el salto a New Nintendo 3DS.

Puede que la sensación general hubiese sido distinta si ahora estuviésemos hablando de una Nintendo 3DS 2 con un nuevo catálogo de juegos y la siempre valorada retrocompatibilidad. Tal vez si nos hubiesen vendido una nueva consola compatible con los juegos de 3DS y con vistas a mantener vivo el catálogo de ambas versiones la crispación hubiese sido mucho menor.

A lo mejor la culpa es de Wii U, del problemón que ha tenido Nintendo con el nombre de la consola y las pocas ganas que tiene la compañía de volver a pasar por eso, más aún siendo 3DS el principal apoyo de la marca a día de hoy. Seguro que alguien pensó que lo mejor era partir de otro nombre y ahora se dedica a contestar llamadas en atención al cliente.

New Nintendo 3DS

Y sin embargo será un éxito

No estoy contento con el trato de Nintendo a su legión de seguidores en todo este tema y, sí, es la misma Stacy Malibú con un sombrero nuevo que muchos de vosotros os habéis encargado de recalcar, pero estuve tentado de comprar 3DS XL y aguanté, me ocurrió lo mismo con el diseño de 2DS y aún no he querido acercarme a una por miedo a caer, y ahora estoy convencido de que una New Nintendo 3DS XL estará en mis manos desde el día uno.

¿Es una decisión estúpida y tendría que estar penalizando la política de la compañía en vez de apoyarla? Es muy probable, pero serán menos de 150 euros cuando llegue a las tiendas europeas y 3DS es la consola con la que estoy más contento de todas las que han llegado a mi cueva durante los últimos años.

Pese a requerir un tirón de orejas también es la compañía que más alegrías me da y la que mejor me satisface como jugador, así que es un sacrificio que estoy dispuesto a afrontar. Puede sonar a excusa de autoconvencimiento, pero es algo que hice con Wii U y no estoy ni de lejos arrepentido, así que es algo que también haré con New Nintendo 3DS. Como consumidor diría no, pero como jugador es un sí rotundo.

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio