Compartir
Publicidad

Hideki Kamiya, orgulloso con el resultado de 'The Wonderful 101'

Hideki Kamiya, orgulloso con el resultado de 'The Wonderful 101'
31 Comentarios
Publicidad

No recuerdo haber visto a un desarrollador japonés intentar venderme la moto al estilo occidental. Sus apreciaciones pueden ser siempre más o menos correctas, y sus gustos frente a los míos pueden correr el mismo destino, pero se nota cuando alguien está orgulloso de lo que ha creado.

Lo mejor de todo es que, además de demostrar lo citado, 'The Wonderful 101' parece seguir la fórmula clásica de Platinum, en la que la primera partida todo te desorienta y llegas tarde a la mayoría de los golpes y, cuando llegas al final y vuelves a empezarlo, todo fluye de una forma distinta. Queda bonito en pantalla.

Es fácil acabar el juego, pero si intentas encontrar mejores estrategias y jugar mejor, con más estilo, entonces se convierte en algo más y más profundo. Me gustaría que la gente jugase como ellos quieran, y espero que se vuelvan adictos cuando vean todo lo que pueden hacer. En ese sentido la primera partida es como un tutorial. Creo que el juego de verdad empieza cuando lo juegas por segunda vez. No me gusta que la gente juegue sólo una vez. Lo ideal es que puedan jugarlo durante toda su vida. Hay ciertos juegos de acción que aún sigo jugando. No es porque me guste ver el final, sino porque la forma de jugar es divertida, tiene un buen control. Es el tipo de juego que estoy intentando hacer, y aunque no me gusta decir cosas como "hay X contenido hasta el final", diré que hay mucho más en este juego que en Bayonetta.

Cortaré aquí porque puedo explayarme muchísimo sobre eso y tengo preparado un texto que recibiréis muy pronto. 'The Wonderful 101' parece seguir esa fórmula que tanto me ha gustado en juegos como el propio 'Bayonetta' o 'Mirror's Edge', y francamente, nada podría hacerme más feliz.

Vía | Polygon En VidaExtra | Nintendo nos presenta cómo jugaremos a 'The Wonderful 101'

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio