Compartir
Publicidad
Momentos inolvidables de la pasada generación: la masacre en el rancho de Red Dead Redemption
Acción

Momentos inolvidables de la pasada generación: la masacre en el rancho de Red Dead Redemption

Publicidad
Publicidad

En nuestra sección de momentos inolvidables de la pasada generación, hemos visto muchos que nos han impactado, pero si tuviese que hacer un top 10, la masacre en el rancho de 'Red Dead Redemption' coparía uno de los puestos más altos, sin duda, tanto por la escena en sí como por sus consecuencias.

Aprovechando que resta tan poco para la salida del esperadísimo 'Red Dead Redemption 2' (26 de octubre en PS4 y Xbox One, recordemos), creemos que es el momento idóneo para recordar esta escena del primer 'Red Dead Redemption' que lo catapultó al olimpo del videojuego, al igual que a Rockstar San Diego.

Cuando dejas atrás una vida de fechorías...

041018 Rdr 01
"No puedes borrar el pasado, John. Matándome, no harás que desaparezca"

En el pasado, John Marston perteneció a la banda de Dutch van der Linde, más por necesidad (su madre falleció dando a luz y su padre murió cuando él tenía ocho años) que por deseo propio, pero supo distanciarse de sus compañeros cuando vio en qué clase de despojos humanos se habían convertido, al comenzar a matar a gente inocente. Y también, porque le habían traicionado.

A pesar de que en la aventura de 'Red Dead Redemption' contásemos con un rango de honor (o deshonor) en base a nuestra actitud con los que nos rodean, había algo inamovible, y era ese cambio palpable en John Marston de querer convirtirse en una persona honrada que deseaba vivir con su familia (Abigail y Jack) en paz, en su rancho de Beecher's Hope. Aunque para ello tuviese que matar a muchos maleantes por el camino. Al fin y al cabo, era el Salvaje Oeste.

Sin embargo, cuando se empezaba a atisbar el final, se produce un giro radical: los federales secuestran a su mujer y a su hijo, para forzar a John a que mate a su antigua banda, liderada por Dutch. De esa forma, van cayendo, uno por uno, hasta el encontronazo con Dutch, quién, tras perseguirlo montaña arriba por unas cuevas hasta el punto de dispararle, se acaba precipitando al vacío.

No se puede borrar tan fácilmente el pasado

041018 Rdr 02

John Marston se las prometía felices con su nueva vida. Había cumplido el trato con los federales y su director, Edgar Ross, no sin sorna de por medio, le devolvió a su familia. Ahora podría dedicarse a cosas del campo, como controlar a las vacas para que no se escapasen, ahuyentar a los pájaros del granero a disparos... Todo menos una vida delictiva y para dejarle un legado a su hijo con el subsistir.

La tónica de 'Red Dead Redemption' cambió por completo en ese instante. Todas las misiones de la historia iban de ese palo, siendo una aventura inmensamente más tranquila para que fuésemos testigos de los quehaceres diarios de la gente de aquella época. Eso no nos libró, de todas formas, de algún susto, como cuando Uncle nos avisó de que vio a Jack con un oso, y tuvimos que salir en su búsqueda para rescatarlo, no sin antes abatir a disparos al pobre animal. Pero era nuestro hijo o el oso, y tanto John como nosotros lo teníamos claro: la familia, primero.

Pero todo cambiaría radicalmente a la mañana siguiente. John y su familia, junto con Uncle, se ven emboscados en su rancho. No paran de llegar enemigos por todos los flancos y en uno de los puntos acaba muriendo Uncle de un disparo.

La cosa se ponía fea, pero John estaba aguantando bien. El problema eran Abigail y Jack, que no eran expertos en esto de los disparos. De ahí que no le quedase más remedio que pedirles que se escapasen en caballo y sin mirar atrás. John era consciente, en cierto modo, que no iba a sobrevivir a esa situación al estar detrás los federales. Porque sí, Ross quería matar por completo a la banda de Dutch, y eso incluía al propio Marston. Y es algo que, por desgracia, acababa sucediendo.

La muerte de Marston en Red Dead Redemption

041018 Rdr 03

Tras haber puesto en lugar seguro a su familia, John abre la puerta de su rancho y se topa con una ingente cantidad de soldados. Lo llamativo del asunto es que el juego no nos deja usar la habilidad Dead Eye para abatir al mayor número de enemigos en una fracción de segundo e intentar sobrevivir a esta nueva emboscada, sino que Marston sufre una ejecución de lo más sanguinaria.

Ross y su séquito observan cómo cae hasta perder la vida. Lo único que sale del propio sheriff es una mirada fría, de desaprobación, mientras enciende un puro, para marcharse como si nada y dejar al pobre John sin vida, encharcando de sangre el suelo de su hogar. Una imagen (y mancha) que será díficil de borrar.

Aquí habría que hacer un inciso, porque si 'Red Dead Redemption' se lanzó en el mes de mayo de 2010 en PS3 y Xbox 360, ya a finales de octubre, a las puertas de Halloween (casualmente un día 26, el mismo día que se lanzará al mercado su secuela, justo ocho años después), RockStar Games sacó la expansión 'Red Dead Redemption: Undead Nightmare', donde casualmente controlábamos a un John Marston en plan zombi, dentro de una línea temporal completamente alternativa y ficticia, pero que no dejaba de resultar curiosa por el triste devenir de John.

Volviendo a la historia principal, Abigail y Jack acabarían volviendo al rancho para ver su cuerpo sin vida, y terminando por completo el juego. O no. Faltaba algo.

Por suerte, hubo venganza a cargo de Jack

041018 Rdr 04

Y es que si nos gustó tanto el desenlace de 'Red Dead Redemption', no fue solamente por ese sueño truncado con John, para mostrar la crueldad de aquella época, sino por acabar controlando a Jack, tres años más tarde, tras mostrarle los respetos a sus padres (sí, Abigail acabaría muriendo con el tiempo por causas desconocidas). ¿Su objetivo? Matar a Ross y cobrar su venganza.

Comenzaba de ese modo una pequeña búsqueda hasta dar con el paradero del federal, al que acabaríamos viendo en una parte del río del Toro, al norte de Chuparosa, cazando patos tranquilamente. Tras presentarse ante Ross y ver cómo éste se escudaba diciendo que la muerte de John fue merecida, terminaban ante un duelo mortal donde Jack acabaría teniendo su propia venganza...

Irónicamente, Jack se había convertido en el fiel reflejo de su padre.

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio