Compartir
Publicidad
Momentos inolvidables de la pasada generación: la misión del aeropuerto en Call of Duty: Modern Warfare 2
FPS

Momentos inolvidables de la pasada generación: la misión del aeropuerto en Call of Duty: Modern Warfare 2

Publicidad
Publicidad

Me da mucha pena ver en qué se ha convertido la saga 'Call of Duty'. De lo que fue en sus inicios, como alternativa seria a los 'Medal of Honor' (todo un referente a finales del siglo pasado), y lo que vino después, con esa apuesta tan espectacular de los 'Modern Warfare'; hasta lo que es ahora, donde desata tanto odio con cada nueva entrega que se presenta... Es una broma de mal gusto.

La última puntilla ha sido la confirmación por parte de Activision de que 'Call of Duty: Black Ops IIII' no contará con modo campaña. Para mi compañero Álex no supone un problema; para mí es un error gravísimo. Especialmente cuando echo la vista atrás recordando los momentazos que nos dejaron los 'Call of Duty: Modern Warfare', como el de la misión del aeropuerto en su secuela.

Es, de largo, una de las escenas que más me han impactado en los videojuegos y donde no fui capaz de actuar como me pedían los terroristas con los que iba.

Pero antes de nada, hagamos memoria.

Un "pequeño" sacrificio por el bien mayor

200518 Codmw2 01

'Call of Duty: Modern Warfare 2' se sitúa, a nivel cronológico, cinco años después del primer 'Call of Duty 4: Modern Warfare'. Su villano es Vladimir Makarov, quién había formado parte del equipo de Imran Zakhaev, el malo de la primera entrega.

Uno de los protagonistas de esta secuela fue el soldado Joseph Allen, al que se le fue entrenando debidamente en varias misiones para entrar a formar parte de una serie de operaciones especiales de riesgo crítico, puesto que se tendría que infiltrar, a lo Jack Bauer, dentro del grupo terrorista del propio Makarov.

La prueba de fuego (nunca mejor dicho) llegaría en la cuarta misión del primer acto, acompañando al grupo de Makarov para atentar contra el aeropuerto internacional de Moscú. Para que no se destapase la tapadera, habría que sacrificar a un montón de civiles en pos de un cometido mucho mayor, el de salvar una cantidad inmensamente superior de vidas llegado el momento justo.

Teníamos que ganarnos la confianza de Makarov para poder destruir su célula terrorista desde dentro. Y si nos pedía que "no hablásemos ruso" al entrar en el aeropuerto, no hablaríamos ruso. Igual que si nos pedía que disparásemos.

COD informa: todos los vuelos han sido retrasados

200518 Codmw2 02

Recuerdo perfectamente lo que sentí en aquel instante. Sabía perfectamente que estaba ante un videojuego, pero no fui capaz de matar a nadie. Hice el paripé disparando al aire o contra cristales y demás, con tal de no levantar sospechas.

Al poco de ver cómo el equipo de Makarov masacraba a cientos de civiles, se personaron varios policías del aeropuerto, pero a estos tampoco les pude disparar. Busqué una cobertura y seguí con el engaño. Estábamos a finales de 2009 y las cotas de realismo que se estaban alcanzando en ciertos juegos eran brutales, pese a que ahora nos resulte un tanto desfasado el aspecto de este COD.

No fue de extrañar, viendo lo extremadamente sensible que es cierto sector del público con los videojuegos, que se pidiese la censura de esta escena. Esto, que podría quedar en mera anécdota, le sirvió como excusa "de entrenamiento" al psicópata Anders Behring Breivik, autor de los terribles atentados del 22 de julio de 2011 en Noruega, lo que acabó derivando en la retirada de este juego y 'World of Warcraft' (porque Breivik lo utilizó para evadirse) de una cadena de tiendas noruega. Como si los videojuegos tuviesen la culpa de crear monstruos.

El colofón del aeropuerto de Modern Warfare 2

200518 Codmw2 03

Trágico suceso aparte que ojalá nunca se hubiese producido, toca recomponerse de tan grave recuerdo y rematar con la misión de 'Call of Duty: Modern Warfare 2' recordando su traca final: la salida al exterior del aeropuerto y posterior escapada.

Tras haber masacrado a cientos de civiles y miembros de seguridad, llegaron los refuerzos en forma de la FSB (el Servicio Federal de Seguridad de la Federación Rusa), oponiendo mucha mayor resistencia para el equipo de Makarov, tanto por sus escudos y armas de fuego de calibre superior, como por las granadas de humo que dificultaban la visibilidad. Ahí empezamos a usar el lanzagranadas.

Iba todo "bien" hasta que tocó huir en una ambulancia. Ahí nos esperaba Anatoli, que nos felicitaba por nuestro trabajo y el "mensaje contundente" que habíamos dejado. Sin embargo, Makarov nos sorprendió con lo siguiente:

"Eso no era un mensaje..."

Y posteriormente, nos disparó a sangre fría, añadiendo:

"Esto es un mensaje. El americano pensó que nos podía engañar. Cuando encuentren el cadáver, toda Rusia exigirá la guerra."

Todo para hacer creer que Estados Unidos era responsable del ataque terrorista.

Momentos inolvidables de los videojuegos

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio