Publicidad

Análisis de Assassin’s Creed Valhalla: lo mejor de las viejas y nuevas entregas en una aventura inmensa y memorable, a pesar de los bugs
Análisis

Análisis de Assassin’s Creed Valhalla: lo mejor de las viejas y nuevas entregas en una aventura inmensa y memorable, a pesar de los bugs

Lo dejo con el contador en las 58 horas. Consciente de hasta qué punto aún tiene cosas por ofrecer, pero con la tranquilidad de saber que ya he visto lo suficiente para escribir estas líneas. Assassin’s Creed Valhalla ha sido una montaña rusa en la que lo esperable y lo inesperado han ido constantemente de la mano.

Una aventura inmensa y de un trabajo pantagruélico que me ha hecho pasear por algunos de los paisajes más bonitos que he visto en un videojuego. Un proyecto que, a pesar de sus muy buenas intenciones, sigue teniendo difícil escapar de sus ya habituales fantasmas. Bienvenidos al Valhalla.

El Assassin's Creed más contemplativo

Pese a lo mucho que disfruté Assassin’s Creed Odyssey, de cabeza a mis favoritos junto a Black Flag y la saga de Ezio, debo reconocer que la inmensidad de su mundo se me atragantó un poco. Pese a gozar de estampas espectaculares había más agua que razones para lanzarte a ella.

Acv Screen Launch Eivor And Raven 201109 12 01pm Cet Paris Time

Con la llegada de los vikingos y sus saqueos en drakar, el miedo a una situación similar era enorme. Un vértigo que se vuelve a materializar al inicio durante tu estancia en Noruega, una zona de grandes paseos sobre el agua, pero que desaparece tan pronto llegas a tierras inglesas.

Allí, la excusa del barco queda para los ríos, pero la inmensidad de su escenario está coronada por colinas de postal y montañas con fortalezas en ruinas que coronan sus picos.

Hay mucho que hacer pero la variedad y la separación entre actividades hacen que desviarte del camino principal sea ineludible.

Es, junto a Death Stranding, la fuente virtual de algunas de las estampas naturales más bonitas que han pasado por mis ojos en los últimos años. Un escenario idílico para todo aquél que, de pequeño -como yo-, soñaba con inmensas batallas medievales con caballeros y dragones sobre tumultuosos castillos, verdes valles y grandes cuevas.

Lejos de rellenar su colección de mapas (sería feo hablar más sobre esto, pero creo que merece la pena apuntar que no son pocos) con su habitual fiebre por los coleccionables y las secundarias,  Assassin’s Creed Valhalla es probablemente la entrega más contemplativa que ha pasado por mis manos.

Acv Screen Launch Layla Looking Through Blinds 201109 12 01pm Cet Paris Time

Sigue habiendo mucho que hacer, como es lógico en un juego de más de 60 horas, pero la variedad de las mismas y la inmensa separación entre unas y otras, normalmente reservadas a núcleos neurálgicos en forma de ciudades, campamentos o abadías, hacen que desviarte del camino principal sea un vicio ineludible.

El ansiado retorno de las tumbas

Assassin’s Creed Valhalla es un juego de retornos y, aunque mantiene la misma esencia de sus dos últimas entregas, también recupera muchas de las bondades que los fans echábamos de menos.

Hace unos meses comentaba que la llegada de los asentamientos, un guiño a la gestión y crecimiento de Monteriggioni, apuntaba a ser uno de mis aspectos favoritos del juego.

Acv Screen Launch Crypt 201109 12 01pm Cet Paris Time

No ha sido el caso y, aunque siempre hace cierta gracia ver crecer un pequeño poblado con más casas, tiendas y compañeros, la evolución de la base de Ezio me sedujo muchísimo más en su día.

Sin embargo, otra de las grandes ideas -presentada también en aquella recordada saga- ha resultado ser el imán que me ha separado de la línea principal constantemente: las tumbas con tesoros.

Siendo el lugar de descanso de infinidad de recursos y una interesantísima colección de armaduras y armas únicas, descubrir estos lugares ocultos a la vista ha sido una de las grandes experiencias del juego.

Los pequeños y breves puzles para superar el trayecto hasta la cámara del tesoro han resultado, pese a lo simple, ser una gozada. Y lo mismo ha ocurrido con aquellos secretos en los que esperaba un duro jefe detrás, ya fuese un caballero armado hasta los dientes o un oso gigante deseando convertirme en su merienda.

Acv Screen Launch Legendary Attack 201109 12 01pm Cet Paris Time

El nivel de detalle y amor puesto aquí es de aplaudir muy fuerte. Un regalo para los fanáticos de las películas de aventuras y tesoros como Indiana Jones o los Goonies que se permite el lujo de, por poner sólo un ejemplo, hacer que una hilera de fuego avance alumbrando una sala hasta dar forma con llamas a un logo gigante de los asesinos.

Los combates más divertidos de la saga

Que el combate haya resultado ser el más divertido de la franquicia ayuda a que, pese a los peligros de estar varios niveles por debajo de lo requerido en esa zona -algo que empieza como un dolor de cabeza que te hace soñar con tiempos mejores, pero que pronto resulta ser  menos incómodo de lo que parecía- te animes a buscar esos tesoros sin miedo alguno.

La posibilidad de jugar con casi una decena de opciones, desde las hachas hasta las dagas pasando por espadas y escudos, y la oportunidad de llevar la que más te guste en cada mano, cede hueco a una experimentación que sólo se frena, en parte, por la mecánica de las armas con niveles y numeritos-.

Assassins2

Si bien gran parte del juego lo he pasado con la dupla de hacha y escudo, cuando los recursos me han permitido juguetear un poco más con las opciones, mejorando armas y subiéndolas de nivel, la sorpresa al ver los distintos combos y cómo de bien funcionaban frente a unos enemigos u otros ha resultado ser de lo más satisfactorio.

De la misma forma, algo atragantados, me entraron los cambios en el sistema de progreso y habilidades. Un inmenso árbol plagado de niebla en el que acabas sumando puntos de habilidad -casi después de cada misión- que, pese a lo incómodo que resulta inicialmente, salvaguarda en cierta medida la sorpresa a la hora de encontrar nuevas habilidades.

Lo que no deja hueco a dudas es su utilidad, desde cambiar armas de mano a golpe de botón hasta poder lanzar un grupo de flechas de golpe sobre el punto débil de un enemigo. Una retahíla de poderes y mejoras que se suman a las que vas recogiendo por el mundo en forma de libros místicos y que puedes utilizar con atajos de “gatillo+botón”.

Assassins01

Sería una pena que la saga vuelva al banquillo

Sin hueco para poder hablar de sorpresas, un punto que abordaremos más adelante por lo mucho que merece una pausa y no pocos aplausos, queda por asomarse al resto de puntos que siempre, en mayor o menor medida, conforman la cara amarga de cualquier Assassin’s Creed.

Pese a gozar de momentos bastante memorables y una buena ristra de sorpresas en forma de misión secundaria sobre las que me muerdo encarecidamente la lengua para no hablar más de la cuenta, Assassin’s Creed Valhalla sigue necesitando un empujón en sus historias.

Sus personajes hace mucho que dejaron de ser memorables y sus tramas, pese a resultar menos predecibles que antaño, siguen siendo de lo más planas y poco llamativas.

Assassins3

Está el problema de alargar una historia más allá de las 50 horas, claro, pero los puntos álgidos de su guión -normalmente aquellos en los que humaniza a una suerte de superhéroes del tiempo vestidos de vikingos y templarios- demuestran que hay algo de esperanza.

Donde sigue sin haber hueco para la redención es en sus errores en forma de bugs. Entiendo hasta qué punto es difícil hacer un juego de este tamaño con una docena de equipos repartidos por todo el globo, pero ojalá algún día alguien se anime a echar el freno a un lanzamiento para dejarlo lo más pulido posible.

Se hace difícil creer que un equipo de QA no ha sido capaz de encontrar la mayoría de errores vistos en pantalla y, en la fina línea entre no poder llegar humanamente a todo y la dejadez, es la primera vez en esta saga que me inclino más hacia lo segundo.

A estas alturas ya no hay excusas, es cuestión de unas ganas, trabajo y cariño que parecen pesar mucho menos que la fecha de lanzamiento planeada en el calendario. Ya hemos pasado por esta situación, y sería una pena ver cómo Assassin's Creed se vuelve al banquillo durante una temporada.

Acv Screen Launch Dice Game 201109 12 01pm Cet Paris Time

La opinión de VidaExtra

Puede que, como es lógico, esos mencionados errores sean lo que acabe resonando más de un juego que los fans seguimos apreciando por todo lo que tiene que ofrecer. Pero para el seguidor de la saga Assassin’s Creed Valhalla es, pese a los bugs, la mejor cara que nos ha dejado hasta ahora esta franquicia.

Una entrega a la que, como ya viene siendo habitual, siempre podrías pedirle más parkour, más sigilo o una historia bastante más elaborada y cuidada, pero que es consciente de qué camino quiere perseguir y lo consigue de forma (casi) ejemplar a base de grandes escenarios, acertadas mecánicas y una ristra de interesantísimos coleccionables y posibilidades.

Sin ser yo fan de lo completista -de hecho soy lo más alejado de ese concepto-, tras casi 60 horas sigo teniendo unas inmensas ganas de volver a él para acabar de ajustar cuentas pendientes. Tengo tumbas por explorar, miembros de la Orden que buscar y bestias legendarias que aniquilar.

Pese a no ser lo que más ruido haga, esa es la esencia de esta franquicia, y también la mejor forma de reconocer todo lo que sí está bien en Assassin’s Creed Valhalla.

cover

Assassin's Creed Valhalla

Plataformas PS4, PS5, Xbox One, Xbox Series y PC (versión analizada)
Multijugador No
Desarrollador Ubisoft
Compañía Ubisoft
Lanzamiento 10 de noviembre
Precio 62,90 euros

Lo mejor

  • El mayor y más interesante escenario de la saga
  • El retorno de las tumbas y viejas mecánicas
  • Un juego enorme a nivel de contenido y sorpresas

Lo peor

  • La sombra de los bugs sigue muy presente
  • A la historia le cuesta aguantar el ritmo que plantea el mapa y su contenido

Temas

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Inicio

Explora en nuestros medios