Publicidad

Análisis de Astral Chain: PlatinumGames sigue siendo excelente en lo suyo y regular en casi todo lo demás
Análisis

Análisis de Astral Chain: PlatinumGames sigue siendo excelente en lo suyo y regular en casi todo lo demás

Publicidad

Publicidad

Nada me gustaría más que poder decir que Astral Chain es otra de las grandísimas genialidades de PlatinumGames. Me encantaría poder decir que, pese a que su historia tampoco es nada del otro mundo (y creo que sólo Nier: Automata se salvaría un poco de esa quema), todo lo demás raya la perfección. 

Sería lo ideal para continuar el texto diciendo que el estudio nipón también puede tragar con otros registros, que hay que aplaudir sus ganas de intentar ir más allá, que no sólo de mamporrazos y combos bebe su creatividad y que, gracias a eso, la PlatinumGames de mañana es aún más prometedora de lo que lo era ayer. Nada me gustaría más, pero no sería cierto. 

Combate por encima de todo

Como ya ocurría en todos los otros experimentos recientes que hemos visto del estudio, el combate de Astral Chain es el pilar que lo mantiene todo.  Lo que te hace olvidar una historia regulera, lo que invita a tomarte las misiones de recadero con otra filosofía y lo que te empuja, una vez tras otra, a querer seguir hacia adelante pese a no estar pasando un buen rato con lo que tienes entre manos. 

Astral2

Empuja con fuerza, como la de esos forzudos que se meten una cuerda en la boca y empiezan a tirar de un camión. Y como en ese mismo caso uno se plantea hasta qué punto es posible que alguien salga de una pieza de algo así. PlatinumGames sería el forzudo, nuestro interés el camión y la cuerda los siempre formidables combates creados por el estudio. 

El peso que convierte una aparente cabritada en hazaña se lo dejamos a todo lo que hay más allá de esas peleas. En este caso responden a la intención de crear un juego que mezcle la fórmula clásica del estudio con otros elementos como misiones secundarias a lo RPG (siguiendo una estela menos inspirada que en Nier: Automata), secuencias de sigilo o la necesidad de hacer investigaciones que justifiquen que tu personaje es miembro de la policía. 

Innecesarios añadidos para un juego que ya cuenta en su base jugable con una idea lo suficientemente buena como para mantener trama e interés. La posibilidad de, pese a ser uno a los mandos, llevar adelante un combate con dos avatares distintos gracias a su característica cadena astral.

Astral02

Un día como policía en Astral Chain

Pero empecemos por el principio porque antes de saltar a la fiesta primero hay que hacer acopio de bebida. Lo segundo es divertido y lo primero, bueno, depende de la situación. En Astral Chain ese paseo al supermercado con la lista de la compra lo inician la mayoría de misiones con el aterrizaje en la base de operaciones de la policía. 

Allí toca que nos cuenten qué narices está pasando en una calle cualquiera para ponernos en situación. A ello le sigue la necesidad de ir hacia allí, algo que puedes hacer al momento mediante viajes rápidos entre plantas (hoy vamos en moto y mañana tal vez en helicóptero, ambas normalmente mediante secuencias) u optar por pasearte por el edificio para ver qué encargos hay pendientes.

Una mascota con forma de perro que te pide ir a animar al personal, otro que se ha enfadado con su amigo y quiere que le lleves un mensaje… Una extensión de lo que, a grandes rasgos, también te encontrarás al llegar al lugar del crimen. Algo en gran parte opcional y, en ciertas misiones, un hueso duro de roer con el que vas a tener que tragar sí o sí.

Astral03

Pasear por puntitos del mapa, verdes para lo secundario, rojos para lo secundario que implica combate y amarillos para la misión principal, se convierte en la tarea principal para llevar a cabo una descafeinada investigación. Escuchar una conversación ajena o recoger un globo que se ha quedado atrapado en un árbol acaba derivando en lo mismo, conseguir información.

Tras ello una suerte de Trivial en el que se muestran todas las palabras clave recogidas mientras un compañero te va preguntando sobre la situación. Tu objetivo ahí es contestar correctamente en base a todo lo que hayas aprendido durante ese mal trago y, si tienes suerte, después de eso empezarán las tortas

Toda fiesta necesita un buen baile

Ahí, como era de esperar, es donde empieza lo bueno. Las bebidas ya están servidas, la música está sonando y todo lo que te queda es disfrutar del baile en la mejor compañía. No hay opción a despegarse de tu pareja porque, por suerte para ambos, estáis atados a una cadena espectral que os convierte en una máquina de matar.

Astral05

Por un lado estás tú, que en solitario o con tu acompañante invocado, repartirás estopa con tres armas que hacen referencia al típico ataque fuerte, ataque flojo y ataque a distancia. Con ese trío, en realidad un bastón al más puro estilo antidisturbio que tan pronto se transforma en espada como en una pistola, tocará ir haciendo frente a los distintos monstruos que salgan a tu paso.

Podrías tirar de ello y salir relativamente bien parado, pero lo mejor de convivir en pareja es disfrutar de su compañía, así que a golpe de botón podrás hacer que tu legión salga al paso para ayudarte en combate. Si no haces nada, ella se encargará de lidiar con el enemigo que tenga más cerca. Si en cambio decides tomar el control podrás acercarla a tu posición, enviarla hacia donde estés apuntando, pedirle que ejecute ataques especiales o ayudarte en ataques cooperativos más poderosos.

Tu particular mezcla de robot y alienígena digital es, a su vez, tu herramienta para activar contraataques cuando esquives en el momento correcto o, si tienes la habilidad desbloqueada, la forma de hacer parry a esos mismos ataques para tomar la delantera cuando la cosa parece ponerse cuesta arriba. 

Astral04

No sólo eso, la cadena deja de ser una simple excusa para manteneros unidos cuando, al poco de empezar a jugar, también descubres que puedes atar a los enemigos si los rodeas con ella o, si utilizas la tensión generada en una carga, también para utilizarla como tirachinas y enviar el enemigo a la otra punta del cuadrilátero. 

Otro excelente Joga Bonito de PlatinumGames

Como ya habrás imaginado todo eso implica aprender a bailar. Empezar pisando los pies de tu pareja limitando sus movimientos y finiquitar el espectáculo ganando un premio a tu dominio absoluto de situación y posibilidades con una S que adorne tu merecida evolución. Y como sabrás si eres fan de PlatinumGames, ese es en gran parte el último objetivo del juego. 

Lo que empieza como un follón incontrolable de botones, acciones y elementos emborronando la pantalla, pronto acaba convertido en un espectáculo digno de ver en el que tú, siempre tú, eres el maestro de ceremonias. No sólo llegas a un jefe final que te será complicadísimo de superar si no has integrado los distintos conceptos que el juego presenta, es que acaba convirtiéndose en un paseo si eres consciente de qué paso de baile viene a continuación. 

Astral3

En esa coreografía no sólo entran combos, acciones especiales o una esquiva y parry que es notablemente fácil de dominar, sino también el haber jugado lo suficiente con las cinco legiones disponibles para entender que lo que se plantea como un ataque devastador para cuatro de ellas, para la quinta es peligro completamente asumible y salvable. 

No hay queja posible para un sistema que sabe a la perfección lo que ha venido a hacer y se permite el lujo de ejecutarlo con florituras. Es divertidísimo limpiar oleadas de enemigos cuando sabes que tienes completamente controlada la situación y aún más satisfactorio cuando sales de un combate con la moral lo suficientemente subida como para querer pedir un aplauso por tu actuación. 

Luego tienes que ponerte a perseguir un gato y, como es lógico, se te acaba cayendo el alma a los pies. Todo para aportar un contexto y longitud que fácilmente podría haberse orientado de otra forma y, más peligroso todavía, convirtiendo Astral Chain en un juego que vas picoteando de tarde en tarde en vez de en una maratón que el cuerpo te pide a gritos. 

La opinión de VidaExtra

Podría ser fan de los combates de PlatinumGames y ser completamente permisivo con la idea de incluir otros géneros e ideas en la mezcla.De hecho  Nier: Automata lo hizo y el sabor de boca que me dejó fue glorioso. Aquí esa opción no es viable porque todo lo que se sale de lo normativo en el estudio nipón sabe a relleno de anime. La excusa para decir que no es otro Bayonetta pese a que esa diferenciación no le hace ninguna falta

Que Astral Chain es un juego capaz de encandilar a todo el que disfrute con cosas como el tiempo bruja y la compra de habilidades o combos es una perogrullada. Pero muy a mi pesar también lo es decir que PlatinumGames es uno de esos estudios que conforme más se aleja de lo que domina más hace mención a la frase de “zapatero a tus zapatos”.

Astral Chain

Astral Chain

Plataformas Switch
Multijugador Cooperativo
Desarrollador PlatinumGames
Compañía Nintendo
Lanzamiento 30 de agosto
Precio 49,90 euros

Lo mejor

  • Combates espectaculares marca Platinum
  • El control de dos personajes a la vez es una genialidad
  • Libertad a la hora de encarar misiones

Lo peor

  • Muy normalucho cuando no estás luchando
  • La historia deja bastante que desear

Temas

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Inicio
Compartir