Análisis de Beast Breaker: el billar RPG con el que el creador del fenómeno Threes! quiere sorprender también en PC y Switch
Análisis

Análisis de Beast Breaker: el billar RPG con el que el creador del fenómeno Threes! quiere sorprender también en PC y Switch

La enganchada que en su día pillé con Threes! fue más que suficiente para saltar de alegría al leer que el creador del mítico juego de móvil de unir números había montado un estudio para crear juegos para PC. ¿Qué será capaz de hacer este genio con un equipo más grande y mayor presupuesto?

La respuesta es Beast Breaker, una suerte de RPG que por momentos podría recordar al también enviciante Peggle pero que, en realidad, se acerca más a las mecánicas del billar. Lanzar un bicho con poderes para verlo rebotar por el escenario mientras va atacando los puntos débiles de la bestia que pulula por ahí. ¿Dónde hay que firmar?

Mi primer billar RPG

Con una de esas historias sin grandes aspavientos que por su estilo y familia de ratones inevitablemente nos traslada hasta los brazos de Don Bluth, Beast Breaker nos pone bajo control a un simpático roedor que debe detener la oscuridad que se está apoderando de su mundo.

Unas bestias gigantes capaces de arrasar poblados campan a sus anchas y su labor consistirá en darles caza a base de golpear su espada contra los puntos débiles del cuerpo. Tal y como estás imaginando, todo se reduce a apuntar la dirección en la que se moverá el ratoncillo y rezar para que los rebotes lleguen hasta donde nosotros queremos.

Rompe las primeras capas y verás cómo se hacen añicos partes de la bestia para poder llegar hasta su punto flaco y derrotarlo o, si lo prefieres, ataca los núcleos de otras partes del cuerpo para abrirte camino con más facilidad o destrozar las partes que te atacarán en el siguiente turno.

Allí donde acabes una vez termine tu ronda quedarás a merced de lo que ocurra en el turno de la bestia, así que debes procurar quedar lejos de su zona de ataque para no caer antes de que las grandes cantidades de números que pueblan su cuerpo lleguen a cero.

Beast Breaker

Mucho más que rebotar entre numeritos

Hasta aquí Beast Breaker pinta la mar de bien, y eso que aún nos falta meternos de lleno en su lado RPG. Además de las misiones principales el juego en todo momento nos da la opción de optar también por misiones secundarias u otras destinadas a conseguir recursos.

No os asustéis demasiado. Si bien es cierto que los necesitarás para construir objetos como nuevas armas o armaduras, tanto las misiones principales como las secundarias serán tus principales fuentes de novedades y la puerta a saltar de la espada al arco, de ahí al martillo, y de ahí a las dagas.

Cada arma tiene distintos subtipos de armas con diferentes poderes que podrás utilizar en combate. Uno, por ejemplo, carga los ataques especiales a base de rebotar contra partes del enemigo y, con la energía suficiente, puedes realizar ataques más poderosos o incluso atravesar el cuerpo del enemigo de una punta a otra sin rebotar.

Beast Breaker

En otros casos tienes escudos que se cargan al no rebotar contra nada para luego dar un golpe tremendo y crear una onda expansiva, o flechas explosivas que se quedan adheridas al cuerpo de la bestia para explotar en el siguiente golpe por leve que sea, o un martillo que te permite saltar por los aires para caer con toda la fuerza posible en una parte del enemigo.

Los tropiezos de Beast Breaker

En Beast Breaker hay opciones para aburrir, pero lamentablemente ni todas brillan con la misma fuerza ni el juego hace por forzarnos a usarlas. Sólo ciertos combates del pequeño grupo de monstruos que nos encontraremos durante la aventura nos invitan a cambiar nuestra arma favorita, y llegados a cierto punto la repetición es tan constante que empieza a cansar.

No le ayuda querer alargar la aventura más de la cuenta invitándonos a farmear experiencia para poder continuar una historia que, a grandes rasgos, podríamos completar perfectamente con las armas y equipo que ya tenemos desbloqueadas.

Beast Breaker

Es una pena porque tiene ideas suficientes para ir manteniendo un mejor ritmo, desde los compañeros que te ayudan  con sus poderes -tanto al buscar a la bestia como al luchar contra ella- hasta el modo crafteo en el que puedes acabar montándote un arma a medida uniendo los poderes de unas y otras.

Recurrir a esas estrategias de repetir monstruos sin ton ni son sólo hace que lo que estaba siendo una experiencia de lo más satisfactoria se convierta en un tedio, y todo por alargar un número de horas que, francamente, tampoco necesita para ser mejor juego.

La opinión de VidaExtra

Si te enganchaste a Threes!, disfrutaste de Peggle o alguna vez te has quedado embobado mirando esos juegos de móviles a lo Arkanoid en los que destrozar grandes grupos de números, las posibilidades de acabar enganchado también a Beast Breaker son más que considerables.

Puede que no sea perfecto y cometa algunos errores que se podría haber ahorrado sin mayores problemas, pero más allá de eso es un juego encantador y una de esas pequeñas gemas que pasan bajo el radar pese a tener un potencial enorme. Si te llama mínimamente la atención, dale una merecida oportunidad.

Beast Breaker

Super Monkey Ball Banana Mania

Plataformas Switch y PC (versión analizada)
Multijugador No
Desarrollador Vodeo Games
Compañía Vodeo Games
Lanzamiento 23 de septiembre de 2021

Lo mejor

  • Un puñado de horas y de niveles
  • La idea es de lo más original y divertida
  • Ideal para grandes y pequeños

Lo peor

  • Puede hacerse algo repetitivo
  • Se alarga demasiado sin necesidad

Temas
Inicio