Compartir
Publicidad
Análisis de Fire Emblem Heroes: si se libra de la muerte permanente, es por el peso de su nombre
Análisis

Análisis de Fire Emblem Heroes: si se libra de la muerte permanente, es por el peso de su nombre

Publicidad
Publicidad

Poder jugar a 'Fire Emblem' desde cualquier sitio es uno de los grandes placeres que nos brindan las portátiles de Nintendo, pero no siempre llevamos una 3DS en el bolsillo. Ni siquiera la Game Boy Advance SP, una de las más cucas. De ahí que la idea de llevar la saga al mundo de los móviles se nos antojase como un sueño que se materializaba... hasta que nos dimos de bruces con la realidad.

Salpicado por la casualización de los juegos para smartphones, ni siquiera una franquicia tan exigente como 'Fire Emblem' se ha librado de esta cara más amable y, por qué no decirlo, restrictiva a base de tiempos de espera y/o micropagos, quedándose a medio camino. Un camino que ni contentará a los fans más acérrimos, ni que tampoco sabrá demostrar de qué va a los profanos.

Y pese a todo, no está tan mal como cabría esperar. Sí, nos acaba picando. Pero debido a su naturaleza completista, como si de un Pokémon al uso se tratase.

¡Hazte con los héroes más míticos de Fire Emblem!

140214 Feh 01

Todo en 'Fire Emblem Heroes' queda reducido a la mínima expresión, tal y como comentamos en nuestro adelanto del mes pasado. Nintendo ha optado por prescindir de muchas de sus señas de identidad con el objetivo de acercar a más público a esta saga de Intelligent Systems, tan minoritaria (por desgracia).

Su mayor baza, como es evidente, es poder contar con los servicios de un sinfín de héroes de esta franquicia desde sus inicios en 1990. No faltará ninguno de los más importantes, como Marth, Roy, Lyn, y un larguísimo etcétera, hasta llegar al reciente 'Fire Emblem Fates'. El problema es cómo nos los sirve en bandeja.

Ya no reclutaremos completando misiones o hablando con nuestros Lords, sino gastando Orbes que se nos conceden al completar batallas principales de la historia (o por bonificaciones que nos da el propio juego según distintos eventos). Y como si fuese una lotería, además, pudiendo obtener héroes que ya teníamos, los cuáles podemos vender por Plumas (objeto indispensable para promocionar unidades) o fusionar para crear una versión potenciada del mismo.

La historia aquí es lo de menos. De hecho, es bastante floja y tan solo sirve como excusa para reunir a todos estos héroes, donde, por cierto, harán acto de presencia algunos nuevos, como Alfonse y Sharena, al igual que la nueva villana de turno, Veronica (su combate será el único verdaderamente desafiante).

Adaptándose al estilo de Fire Emblem Heroes

140214 Feh 02

'Fire Emblem Heroes' está pensado para partidas cortas y directas, eso hay que tenerlo muy claro. El que busque devanarse el seso en partidas maratonianas en donde nos podían sorprender con emboscadas de lo más puñeteras (todas con mala baba), mejor que vuelva a las portátiles, porque éste no es su juego.

Como habíamos detallado, todos los mapas tienen las mismas dimensiones reducidas de tan solo 8x6 casillas. Esto evita, por lo tanto, que haya emboscadas. Lo que vemos en pantalla es lo único que habrá en combate. Y nuestro tope de unidades siempre será de cuatro héroes. Curiosamente, no así para el enemigo, que puede oscilar un poquito, tanto para arriba como para abajo.

No es lo único que se ha recortado de manera drástica, puesto que ahora, por ejemplo, ya no contamos con porcentajes de críticos o de evasión, aparte que ahora sólo podemos equipar un arma (se pierden las ventajas de ciertas clases que podían empuñar los tres tipos de armas del famoso triángulo de la saga).

Aparte de estar ceñidos no solamente a un arma, sino también a una única clase de arma (que iremos mejorando conforme subamos de nivel de rareza al personaje y gastemos puntos de habilidad para comprar las versiones más potentes; como pasar de un hacha de bronce a un hacha valor, con daño doble), podremos equipar a nuestro héroe (siempre que tenga disponible esa opción) con una habilidad de apoyo y otra especial (movimientos críticos que necesitan un tiempo de recarga), sin olvidar las tres pasivas para mejorar los parámetros de la unidad o sus aliados, al igual que perjudicar los estados de los enemigos.

Un modo historia que resulta un mero trámite

140214 Feh 03

Al principio no habrá que fijarse mucho en qué habilidades lleva equipadas el enemigo, pero de cara al tramo final, unido a la importancia del triángulo de armas (aquí basada en colores, para que sea más visual), se tornará indispensable. Especialmente por lo ya comentado de estar limitados a tan solo cuatro héroes por combate y a un detalle que me ha mosqueado bastante: el no poder colocar a nuestras unidades como queramos antes de iniciar la partida. Y mosquea no porque nos las puedan matar (que en realidad no hay muerte permanente, ni en el nivel extremo), sino por la energía que podamos perder y al hecho de tener que esperar a que se recargue para poder seguir jugando si la hemos agotado toda.

Al estar en sus dos primeras semanas de vida, tras su lanzamiento del pasado 2 de febrero, Nintendo está siendo bastante permisiva con los jugadores y todos los días concede bonificaciones (principalmente de orbes y plumas de héroe, aunque también han caído pociones de energía que recargan los 50 puntos de golpe), pero eso no evita el peso que tienen los micropagos para aligerar las tediosas esperas en los niveles de dificultad más altos (Difícil y Extremo), cuyos requisitos de energía son exageradamente elevados. Se deberían reajustar los números.

Al menos sí que agradezco que se nos permita trastear con las opciones para, por ejemplo, desactivar los ataques automáticos arrastrando el dedo (podemos dejarlo para confirmar cada acción), quitar las animaciones para aligerar (más si cabe) las partidas, y cosas por el estilo ya vistas en los últimos 'Fire Emblem'. Incluso hay un botón específico para ver la zona de peligro con todas las casillas a las que puede acceder el enemigo (o pinchar en cada uno y dejarlo marcado), y hasta ver con calma cada perfil y poder trazar mejor una estrategia.

Pero como hemos dicho, el modo historia es un mero trámite. Cada acto (hay nueve en total) es extremadamente corto (cinco capítulos cada uno), y tan solo el jefe final nos pondrá contra las cuerdas por sus desproporcionadas habilidades. Ahí es donde empezaremos a usar, casi con total probabilidad, el auxilio radiante (consume un orbe) para resucitar a nuestros héroes caídos en combate.

La gracia de Fire Emblem Heroes: ser el mejor

140214 Feh 04

Porque al final, todo da igual. No hay presión. No hay esa tensión por cagarla ante un mal movimiento. No hay ese miedo a perder para siempre a una unidad.

Aquí nuestro objetivo al final acabará siendo el lograr el mayor número posible de héroes (ya hay quien se gastó casi 1.000 dólares para conseguirlos todos... menos a Hector) y potenciarlos al máximo, cada uno con su rareza de nivel 5. Pero o bien pasamos por caja, como hizo aquel usuario boyante de Reddit, o bien pasamos una ingente cantidad de tiempo para lograrlo. Porque como free-to-play que es, las medidas acaban siendo desproporcionadas y se nos hará pesado muy pronto.

Tampoco ayudan otros aspectos, como los requisitos para promocionar a una unidad. No, aquí ya no usaremos un Sello Maestro para tal menester, sino más bien sellos y lascas de distintos colores (carmesí, cerúleo, glauco y puro) junto con plumas de héroe. El problema es que al promocionar la unidad pasa de nuevo a nivel 1, y no siempre acabará siendo mejor un héroe de rareza 3 de nivel 20 frente a uno de rareza 2 del mismo nivel. Y eso mosquea bastante, porque los requisitos para ascender al máximo de rareza son exagerados, pese a que al subir a una unidad de rareza vaya a contar con la ventaja de desbloquear más habilidades mucho mejores. Sí que tenemos el incentivo, en cualquier caso, de obtener otra unidad idéntica y combinarlas entre sí para ganar un plus de veteranía.

Porque al final, tras completar la historia (por cada acto desbloquearemos otro modo más difícil), lo único que nos quedará serán el resto de modos, como Coliseo, donde disputar partidas online contra desconocidos (divididos según su dificultad), Encuentros, con misiones especiales con fecha de caducidad, o ya en la Torre de práctica, el sitio idóndeo para promocionar más cómodamente a nuestros héroes (y no tener que gastar tantas lascas o gemas en el proceso).

La opinión de VidaExtra

Resulta evidente que 'Fire Emblem Heroes' no ha llegado como sustituto de las entregas portátiles, sino para acercar al gran público y de paso homenajear toda su trayectoria brindándonos buena parte de sus héroes. Pero como SRPG se queda corto, demasiado. Y aunque por momentos nos pueda llegar a picar para conseguir a todos sus personajes, realmente no da mucho más de sí.

Fire Emblem Heroes

Fire Emblem Heroes

Plataformas Android (versión analizada) y iOS
Multijugador Sí, online (dos jugadores)
Desarrollador Intelligent Systems
Compañía Nintendo
Lanzamiento 2 de febrero de 2017
Precio Free-to-play

Lo mejor

  • Su plantilla de héroes
  • Se empieza a poner algo interesante en el modo Extremo, pero es un consume horas (y Energía) de cuidado...

Lo peor

  • ...por culpa de un modelo free-to-play no bien entendido
  • Ha perdido gran parte de su esencia
  • Las dimensiones de los mapas no dan mucho juego
  • Consume una barbaridad de batería

Sitio oficial | Fire Emblem Heroes

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio