Compartir
Publicidad
Análisis de Sushi Striker: The Way of Sushido, el juego que no esperabas que fuese uno de los tapados del año
Análisis

Análisis de Sushi Striker: The Way of Sushido, el juego que no esperabas que fuese uno de los tapados del año

Publicidad
Publicidad

Había probado el sushi en alguna ocasión. Algo que de niño hubiese sido una auténtica locura llegó acrecentado por esa obsesión que tenemos algunos frikis por todo lo que huela a Japón. Probé lo típico en un sitio no demasiado especial, y aunque debo reconocer que no me pareció malo, tampoco me explotó la cabeza. Eso vino años después, tras probar el unagi y quedar completamente enamorado del bocado.

Con ‘Sushi Striker: The Way of Sushido’ pasa algo similar. El inicio, las primeras pantallas que sirven como introducción, es curioso y simpático, pero no reflejan la avalancha de horas que se te viene encima. Siendo uno de los puzles más interesantes de los últimos años, a base de profundidad y originalidad el nuevo juego de Nintendo se ha ganado, como el sushi de anguila, todo nuestro respeto.

Un juego tan bien pensado como ejecutado

Presentado inicialmente para 3DS (hay versión para ambas máquinas), ha sido en la versión de Switch donde he tenido la oportunidad de zambullirme durante algunas semanas. Con su presentación quedé maravillado por lo loca que resultaba la idea y, tras jugarlo en profundidad, la inmensa cantidad de capas que tiene ha sido lo que me ha enganchado por completo.

Sus creadores tienen la mano rota en esto de crear experiencias que se salen de la norma. No sólo convirtieron a Cloud y compañía en fanáticos de la música con ‘Theatrhythm Final Fantasy‘, la gente de Indieszero también son los encargados de reimaginar los juegos clásicos de NES y SNES con recopilatorios como ‘NES Remix’.

En ‘Sushi Striker: The Way of Sushido’ no se limitan a crear un buen juego de puzles, una fórmula reinventada y ampliada de los típicos match-3 que tanto triunfan en móviles, también se encargan de darle la profundidad y el envoltorio necesario para que, acostumbrados a pagar lo mínimo (o directamente no hacerlo) por este tipo de juegos, no te moleste pagar los 44,90 euros que vale este.

Por muy poco fan que sea yo de su estilo de dibujo, un anime de los afeados y extremados en la línea de lo que se puede ver en dibujos como los de One Piece o Bobobo (sus diseños no son santo de mi devoción, qué le vamos a hacer), hay que reconocer que detrás hay un trabajazo para dar la sensación de que estamos ante una serie de televisión cargada de cinemáticas y personajes estridentes. Un trabajo que se antoja innecesario para un simple juego de puzles, pero que ayuda a la hora de entender que esta es una idea más ambicioso que eso.

Las Guerras del Sushi

Sushi4

Estamos en una época de samurais y soldados armados, una lucha de lo tradicional contra lo nuevo en la que controlamos al héroe o heroína, Musashi. Bajo su control debemos acabar con los invasores, un imperio que ha prohibido el sushi en toda la región pese a lo fácil que sería acabar con la hambruna a base de arroz y pescado.

¿Cómo luchar contra un mercenario con metralleta? En un combate de sushi, comiéndote las piezas de este exquisito manjar y lanzándole los platos a la cara para bajarle la barra de vida. Eso sí, de forma ordenada, sólo puedes amontonar platos del mismo color y, cuantos más consigas en una sóla línea, más poderoso será tu ataque.

El combate se desarrolla en un campo de batalla con siete líneas, tres para cada jugador y una central que ambos comparten. Por ellas, como si de una cinta transportadora de un restaurante se tratase, correrán distintos platos de sushi sobre menaje de distintos colores. Moviéndote con el dedo o lápiz, o a base de mantener pulsado A y mover el stick analógico (mi opción favorita), deberás encadenar platos hasta conseguir la montaña más grande posible.

Sushi1

La cuestión es que no puedes saltar líneas a no ser que haya un hueco, así que estás obligado a acumular platos adyacentes para poder llegar de la primera línea a la última. Como cada línea se mueve en una dirección, a base de paciencia y estrategia podrás llegar hasta los platos que necesitas para aumentar tu combo, pero siempre teniendo en cuenta que tu tiempo es limitado y que, conforme más platos tengas, más corto será el margen que tengas para pensar.

No se vayan todavía, aún hay más

Lo que en sí ya podría dar para un buen entretenimiento crece a base del nivel de los platos, que crece conforme subes de experiencia, las distintas combinaciones posibles que también dejan hueco para saltar de un color a otro o incluso curarte y, como suele ser habitual en cualquier camino del héroe nipón, los poderes especiales.

Estos últimos vienen dados de la mano de espíritus, una mezcla entre ‘Pokémon’ y ‘Yo-Kai Watch’ (pero bastante más feotes) que podemos conseguir a base de ganar a rivales o avanzar en la historia. Cada uno cuenta con un poder especial que también admite mejoras a base de experiencia, permitiéndonos convertir distintos platos en postre para curarnos, creando escudos que eviten que el rival pueda dañarnos o facilitándonos la posibilidad de crear grandes combos para darle el golpe de gracia al contrario.

Sushi3

Puede que las primeras partidas te hagan creer que superar el juego va a ser coser y cantar, que la estrategia detrás de la idea es limitada y que con acumular platos y lanzarlos rápido ya estás más que servido. Error. Conforme la cosa avanza empiezas a darte cuenta de lo importante que es perder un poco de tiempo para ir en busca de una línea mejor, o saber combinar poderes para hacerle la mayor cantidad de daño al rival, o tener que cambiar completamente de estrategia para poder superar el nivel cumpliendo los desafíos que se incluyen.

Porque claro, qué sería de cualquier juego de puzles si no hubiese opción a complicar aún más las cosas, y es ahí donde entran los tres desafíos que hay en cada nivel (desde acabar en X tiempo hasta crear líneas de tal o cual longitud) que nos ayudarán a sumar un buen puñado de puntos de experiencia que nos hagan crecer más como atacante o conseguir que alguno de los espíritus que nos acompañan acabe evolucionando. Sí, eso también está aquí.

La opinión de VidaExtra

Repasamos y tenemos buenas mecánicas, ideas simpáticas y una historia considerablemente larga. Ojo aquí porque hay la posibilidad de que acabes como yo, más interesado en los combates que en la pobre trama que los acompaña, y cabreado porque lo escueto de algunos enfrentamientos haga parecer que estás más tiempo leyendo que jugando.

Pese a ello podríamos ya darnos por satisfechos, pero ‘Sushi Striker: The Way of Sushido’ es un juego sobre zampar de forma insana platos de sushi, así que lo de satisfecho no va con él. Sumemos objetos que ayudan o entorpecen nuestro camino en pos de mayor experiencia, distintos engranajes que modifican la velocidad de las cintas, desafíos por tiempo en los que acabar con todo el sushi de la mesa en el menor número de líneas posibles… Vamos, que hay contenido para rato.

Sushi2

Cabe la posibilidad de que, con una buena acción en los primeros niveles de cada región, llegue un punto en el que los combates sean anecdóticos, un coser y cantar en el que no hay demasiado hueco para sufrir, pero lo cierto es que no lo hace menos disfrutable y, como poco a poco se van añadiendo mecánicas y conceptos, nunca llega a ser excesivamente repetitivo.

Al fin y al cabo estamos en un juego de puzles, salvo que en este caso ‘Sushi Striker: The Way of Sushido’ se las apaña para crear una experiencia lo mejor envuelta posible para que no tenga nada que ver con lo que estás acostumbrado a disfrutar en otras plataformas. A los fans del género les digo que se lancen a por él de cabeza. A Nintendo que se deje de experimentos y lance una versión para móviles.

Imprescindible

Sushi Striker: The Way of Sushido

Sushi Striker: The Way of Sushido

Plataformas 3DS, Nintendo Switch (versión analizada)
Multijugador
Desarrollador Indieszero
Compañía Nintendo
Lanzamiento 8 de junio
Precio 49,90 euros

Lo mejor

  • Un juego de puzles muy divertido y original
  • Enorme a base de historias, desafíos y coleccionables
  • El juego ideal para ir en modo portátil

Lo peor

  • La trama me ha parecido un poco pesada
  • Poco espacio para maniobras en modo táctil

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos