Compartir
Publicidad
Hemos jugado a  Sushi Striker: The Way of Sushido, la nueva genialidad de los creadores de NES Remix
Análisis

Hemos jugado a Sushi Striker: The Way of Sushido, la nueva genialidad de los creadores de NES Remix

Publicidad
Publicidad

De la mano de Indies zero se acerca a 3DS y Nintendo Switch uno de esos juegos que no parece gran cosa en un primer vistazo y poco a poco te va enganchando hasta límites peligrosos. A ‘Sushi Striker: The Way of Sushido’ le tengo echado el ojo desde que se anunció para la portátil de Nintendo el pasado E3, consciente de que sería uno de los juegos que me harían desempolvar la consola este año.

Sin embargo no ha sido ahí, sino en Switch, donde me ha tocado jugar a esta particular propuesta de los creadores de otras joyas como ‘Electroplankton’, ‘NES Remix’ o ‘Theatrhythm Final Fantasy’. Un loco juego de puzles con espíritu anime en el que nuestro principal objetivo será encadenar platos de sushi.

Luchar lanzándote platos de sushi

Estamos en un ring con siete líneas de kaitenzushi, esas cintas transportadoras que llevan las piezas de sushi a lo largo de una barra para que elijas la que más te apetezca en cada momento. La cuestión es que aquí estás en una batalla y, de esas siete cintas comentadas, tres serán para tu rival, tres para ti, y la que ocupa la parte central será compartida entre ambos contrincantes.

Con cada una moviéndose en direcciones opuestas, nuestro objetivo será ir acumulando platos del mismo color para intentar hacer la montaña más alta posible.¿Recordáis cómo dejaba Son Goku la mesa de un restaurante cuando se ponía a comer? Pues algo similar, salvo que en esta ocasión los platos que queden apilados servirán de arma arrojadiza para atacar al oponente. A más platos, más daño, así que conviene pensar bien cada movimiento para ir encadenando cada vez más cantidad.

Eso es, por supuesto, la parte más básica de un juego que se guarda varios ases en la manga para crear una experiencia más divertida y adictiva. Pero pese a lo simple no quiere decir que sea fácil, obligándonos a pensar qué huecos dejar entre las cintas para poder saltar de una a otra sin problemas en busca de ese último plato que nos sirva para poder darle el golpe de gracia al enemigo.

Un ninja lanzaplatos contra la tiranía de la Guerra del Sushi.

Planteado como un modo historia con sus propias cinemáticas y conversaciones, nosotros nos ponemos bajo el control de Musashi, un joven (chico o chica según seleccionemos al principio de la aventura) que vive en la orfandad después de que la Guerra del Sushi se llevase a sus padres y la jugosa gastronomía de origen nipón. Para acabar con la prohibición del sushi, dar caza a los invasores y desentrañar qué misterios encierra aquella batalla, tocará ir peleando con distintos enemigos mientras recorremos el país.

No es una de esas historias que merezcan un aplauso y, de hecho, las ganas de seguir jugando en más de una ocasión me han invitado a darle al botón de omitir secuencias sin pensármelo demasiado. Pero sea como sea se agradece que haya un trasfondo que sirva para ir encadenando enemigos, jefes finales y nuevos escenarios.

Todo eso lo hacemos mientras completamos capítulos que dan paso no sólo a nuevos modos como multijugador local u online, desafíos o fases secretas, también a poder conocer nuevos genios del sushi que nos ayudarán en los combates. Y es que como si de una suerte de ‘Pokémon’ se tratase, estos bichillos contarán con habilidades que nos harán más fácil alcanzar la victoria.

Desde hacer que las cintas se muevan más rápido hasta mejorar el ataque de nuestros platos, pasando por supuesto por otras como robar puntos al enemigo o saltar entre distintas piezas de sushi sin necesidad de que los platos del mismo color estén juntos. Los bichos, como Musashi, acumulan experiencia para mejorar sus ataques y, en última instancia, poder acceder a nuevas evoluciones que aún no he alcanzado a ver durante la partida.

Sushi Striker, un juego muy prometedor

Además de por lo larga que parece la aventura, especialmente si disfrutamos de los distintos desafíos que se van desbloqueando, es uno de esos juegos que amarán los completistas. En cada combate aspiramos a superar distintos objetivos y, además, se nos otorgarán distintas medallas dependiendo de la puntuación conseguida.

Por ahora me lo estoy pasando en grande con él y, de tener que ponerle algún pero, sólo lo haría con el control. Movernos por las cintas con los botones y el analógico es cómodo, pero no preciso, y hacerlo con el dedo (tapando parte de la pantalla en el proceso) no es mucho mejor. Ojo porque puede ser un tema importante a la hora de decidir entre la versión de Switch y la de 3DS, ya que con el lápiz de esta última la agilidad a la hora de encadenar platos es mucho mejor.

‘Sushi Striker: The Way of Sushido’ no es el típico juego al que muchos se tirarían de cabeza, pero en realidad es una de esas propuestas que cualquier fan de los puzles debería apuntar en su lista de juegos a seguir de cerca. Un juego muy divertido al que sin duda seguiremos enganchados durante las próximas semanas.

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio